Algo más importante que correr #YoMeQuedoEnCasa

Algo más importante que correr #YoMeQuedoEnCasa

Compartir
Yo me quedo en casa

Un numeroso grupo de nuestro club de running llevábamos meses preparando con gran esfuerzo e ilusión la edición 42ª del Maratón de Barcelona. Todos sabemos la historia, el pasado sábado 7 de marzo, la organización se vio obligada a suspender la prueba por la amenaza del coronavirus.

Nosotros, cegados por las ganas de culminar tantos meses de preparación en un maratón, pasamos al plan B, correr el Maratón popular de Badajoz. No era el mejor plan, alargar una semana más la preparación -con el desgaste mental que ya llevábamos- y meternos entre pecho y espalda 1.000km de viaje ida y otros tantos a la vuelta. Nos daba igual, hasta el último momento mantuvimos un hilo de esperanza pensando que al ser una prueba pequeña se podría salvar de la cancelación.

Ayer mismo la organización decidió sabiamente suspender la prueba y nuestro grupo se quedó finalmente sin opciones a disputar maratón alguna.

Pero de toda esta historia, hoy, me doy cuenta de la auténtica barbaridad que hubiéramos cometido. Viajar desde Catalunya, uno de los focos más activos del COVID-19 hasta Extremadura, una de las comunidades con menos afectación (39 casos hasta la fecha de escritura de este artículo).

Me imagino la cara horrorizada de los organizadores al ver que su maratón local se iba a convertir en una maratón nacional -respecto a las procedencias- con el riesgo que esto conllevaba para Badajoz.

Las ganas de correr un maratón pasaban en esos momentos por encima de todo -en nuestro descargue hay que decir que la situación aún no se había complicado tanto y no teníamos tantos datos como los que tenemos a día de hoy- pero en esa semana que pasó entre la anulación del Maratón de Barcelona y de Badajoz, no pensé en el peligro y sobre todo la responsabilidad de ser nosotros portadores del coronavirus hacía tierras extremeñas.

Todo esto lo veo muy claramente desde ayer por la tarde, cuando aquí en mi ciudad (Barcelona) se han empezado a complicar más las cosas. Y hoy, con la segura declaración del estado de alarma me golpea todo en la consciencia aún más fuerte.

#YoMeQuedoEnCasa

Nunca hemos vivido una situación como esta, y precisamente nosotros y nosotras las corredoras -que afortunadamente disfrutamos de un muy buen estado de salud- deberíamos estos días reflexionar sobre el hecho de quedarnos en casa sin salir a correr, sobre todo si tal como parece habrá que realizar en los próximos días una confinación más severa que la de ahora.

Por no hablar de todos y todas esas corredoras que llenaron las redes sociales de comentarios no muy agradables a las organizaciones de las múltiples carreras populares canceladas, reclamando todo tipo de cuestiones muchas de ellas totalmente ajenas a la organización misma.

Es una auténtica mala pasada no poder correr un maratón o cualquier prueba a la que has dedicado mucho esfuerzo en prepararla, y a partir de ahora será difícilmente soportable no poder salir a correr a la calle o a los parques… pero nada de esto es comparable ni remotamente con la salud de nuestro entorno, en especial la de nuestros mayores, el colectivo con más riesgo a tener serios problemas por el coronavirus.

Nuestro día a día ha cambiado radicalmente, debido a esta pandemia se aproximan semanas duras y al final correr, aunque sea muy importante para nosotros, no deja de ser eso, correr, una afición.

Es nuestra responsabilidad como amantes de la vida sana que somos los y las corredoras quedarnos en casa, de nada servirá todas las medidas que se tomen si nosotros no asumimos nuestra propia responsabilidad para evitar más contagios.

Desde LBDC os podemos ayudar en facilitaros rutinas de entrenamiento de todo tipo para realizar en casa y seguir activos durante estas semanas, que no todo va a ser Netflix, ¿no? 😉


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad