Roberto Alaiz “Quiero vivir de esto, pero no puedo cobrar más que...

Roberto Alaiz “Quiero vivir de esto, pero no puedo cobrar más que un ingeniero, o que un médico. No tiene sentido”

1059
2
Compartir

Roberto Alaiz (20 de julio de 1990, León) habla sin tapujos, sin miedos, sin ataduras. Tal y como corre, con esa elegancia que caracteriza a una de las zancadas más típicamente reconocibles del panorama nacional. Flota a través de sus palabras, ligero y frágil. Pero no aparca la contundencia de un cambio de ritmo. Ya no es una promesa. Es una firme realidad. Y ha llegado a lo más alto de la élite nacional para quedarse. Por mucho tiempo. Objetivos, deseos, sueños, entrenamientos, crisis, dopaje. Nos habla de todo, y hablamos de todo con él.

Si hay una palabra que nos viene a la cabeza ahora mismo al hablar de Roberto Alaiz es polivalencia. Y es que conseguir la mínima en tres pruebas para un Campeonato de Europa no es un objetivo al alcance de cualquier atleta (en dos de ellas, con marca personal). Aún así, ¿con qué prueba te sientes más cómodo? ¿Cuál consideras que es, al menos por el momento, “tu” prueba y por qué?

El año pasado, la prueba en la que más cómodo me encontré fue el 5000m, aunque me niego a dar por perdido el tema de los obstáculos. Me considero ‘obstaculero’, aun no encontrándome bien el pasado año en las carreras que hice. Este año trabajaré duro para estar lo más arriba posible.

Éxito rotundo en Zürich, tu primer Europeo absoluto. Excepcional quinto puesto en el 5.000m, por delante de colosos continentales como Tahri, Gabius, Kaya, o tus compañeros Toni Abadía y Jesús España. ¿Satisfecho con la temporada pasada? ¿Cuál fue la sensación al concluir?

Satisfacción plena. Ha sido mi mejor carrera hasta ahora. A lo mejor no tácticamente, pero sí en cuestión de resultados. Salí sin ningún complejo, y siendo consciente de que estaba viviendo el momento más importante, atléticamente hablando, de mi vida. Cuando oí el disparo, y en los 14 minutos posteriores, disfruté como nunca. Uno de mis sueños se había hecho realidad.

Formas parte de un grupo de entrenamiento tan nutrido de juventud como repleto de talento emergente, los ‘LionsFactory’, existe una pieza indispensable en este engranaje: José Enrique Villacorta. ¿Cómo es tu relación con el que es, sin duda, uno de los entrenadores del momento en nuestro país? En una relación profesional y personal de tantos años como la vuestra, ¿qué destacas de su método, de sus ideas y de su personalidad?

He crecido con él, y él conmigo, y antes que mi entrenador es un amigo. Hablamos más veces de cosas que no tienen que ver con el atletismo o con los entrenamientos que de este mundo. No te puedo decir cómo trabajan otros entrenadores, pero el trabajo con él es muy fácil. Trabajamos mucho a corto plazo, nos marcamos dos o tres objetivos en la temporada, y luego planificamos semana a semana, viendo cómo han sido las sensaciones de la anterior.

Por lo que sabemos, Villacorta opta por potenciar la calidad y el trabajo de fuerza, en detrimento (entre comillas) del kilometraje. Junto con la especial relación con sus atletas, uno de sus puntos clave. ¿Qué tal te adaptas a este método? ¿Eres de los que disfrutan devorando kilómetros, o disfrutas de “la otra” preparación? ¿Consideras tu entendimiento y tu especial relación con José Enrique el detonante de la explosión plena de tu calidad?

En mi caso particular, trabajo mucho con la elíptica. Pocos son los doblajes que hago corriendo, y eso me permite meter más trabajo de fuerza y de intensidad en la carrera. No suelo pasar de 120 kilómetros corriendo a la semana. En cambio, de fuerza hacemos entre 3-4 días. La fuerza no empecé a trabajarla hasta el último año de junior, y me parece que es la condición física básica que menos trabajan los fondistas. Creo que la fuerza es muy, muy importante.

Al hilo de ello, disfrutas en León, entre muchas otras, de la presencia de otro ‘obstaculista’ de la calidad de Sebas Martos. Amistad aparte, ¿crees que el efecto a nivel de exigencia ha resultado clave para ambos durante estos años?

Hasta que llegó él, me exigía mucho menos en las series, casi nunca doblaba… Considero que el hecho de que haya atletas de enorme nivel dentro del grupo favorece mucho la mejora dentro del mismo. Es una sinergia muy positiva. Entre todos, nos hacemos mejores.

rober-sn

A través de las redes sociales y de tu blog, hemos podido seguir tu preparación de esta pretemporada. Una parte fundamental de la misma, un stage de tres semanas en la altitud de Sierra Nevada. ¿Qué valoración haces de este tipo de preparación? ¿Lo consideras pieza clave para afrontar la dureza de la temporada de un fondista?

Ahora me parece básica. Hay personas que responden a la altitud, y hay personas que no. Yo me encuentro en el primer grupo. Me siento un poco raro los primeros días a 800 metros, pero a los cuatro o cinco días, ya noto mucha ligereza en las piernas. Apenas me cuesta recuperar en las series, y en los rodajes tengo la sensación de ir flotando. Intentaré realizar todas las estancias en altura que pueda, y sobre todo de cara a campeonatos importantes.

Para un teórico ‘obstaculista’, el cross resulta también una parte crucial de la temporada. Estreno con victoria en Torredonjimeno, duodécimo puesto en Atapuerca (quinto español), sacando, nunca mejor dicho, las pinturas de guerra, y fabuloso quinto lugar en Alcobendas (segundo español), que casi podríamos decir que te ofrece el billete directo a Samokov. ¿Disfrutas con la dureza del frío y el barro, o simplemente afrontas el periplo invernal como un medio necesario de cara a lo que viene después?

Lo hacemos como medio, pero por supuesto que disfruto. De hecho, la idea era intentar clasificarse para el Europeo de Samokov. Esta primera parte, hasta enero, haremos cross, finalizando en la San Silvestre Vallecana. En enero prepararemos la pista cubierta muy por arriba, con el objetivo de introducir la base necesaria para estar bien en verano, que es donde realmente quiero rendir. El gran objetivo de la temporada es el verano. Este año toca Mundial en Pekín.

Hablemos de entrenamiento puro. En pleno invierno, acumulación de kilómetros como parte fundamental. Durante estos primeros meses de la temporada, ¿cómo es una semana típica en la preparación de Roberto Alaiz?

Semana de entre 140-160 kms, con sus 30-40 en elíptica. En total, en torno a 10-12 sesiones, de las cuales tres son de calidad de carrera, y unas tres o cuatro son de fuerza.

Una de las típicas: tu entrenamiento favorito y tu entrenamiento más “odiado” (aun sabiendo de su necesidad).

Mi entrenamiento favorito: ‘interval’ o series cortas, sentirme rápido y ágil en cada apoyo. No tengo un entrenamiento odiado, quizás en el que más sufra sean las series largas, o los arrastres…

Objetivo inminente, Campeonato de Europa de Cross de Samokov, 14 de diciembre. Sabemos que lo tienes marcado en rojo en tu calendario. Tanto si consigues ir a Bulgaria como si no, ¿cuál es el objetivo a corto-medio plazo? ¿Tocarás la pista cubierta? ¿O Pekín se convierte este año en prioridad única y absoluta?

Tengo que hacer muchos ‘picos’ para encontrar motivación a corto plazo. Después de Samokov, estaré en la San Silvestre Vallecana. En cuanto a la pista cubierta, como objetivo el Europeo de Praga, a principios de marzo. Y ya como objetivo ‘gordo’ del año, el verdadero objetivo de la temporada, el Mundial en Pekín, buscando estar en la final.

Hablando de registros, y teniendo en cuenta que el nivel se ha elevado en cuanto a mínimas de cara a Pekín, ¿crees que tu estado actual puede corresponderse con una marca inferior al 8:24.53 que conseguiste hace dos años? ¿Consideras como prioritario un ataque expreso al crono? ¿Y en 3.000m, 5.000m y 10.000m, donde tus marcas personales datan de este mismo año?

He corrido muchas veces alrededor de esa marca (8:24.53), y creo que para nada es la marca que me corresponde. Los estrenos son muchísimo mejores que los de 2012. Entreno con Sebas (Martos), y él ya ha conseguido hacer 8:18, así que espero estar en una marca similar. Tampoco me obsesiono con los cronos. A decir verdad, prefiero los puestos en campeonatos. En cuanto a las marcas de 5000m y 10000m, considero que también puedo reducirlas bastante. Ninguna fue una carrera, digamos, “perfecta”. Las hice más como paso previo para los objetivos de verano.

10735280_1577299825831421_2063168633_n

No podemos obviar un terreno peliagudo. El estado del atletismo actual os lo pone a los atletas cada vez más difícil. A tu juicio, ¿qué problemas existen, tanto a nivel federativo, como a nivel de marketing, venta o publicidad para que el atletismo haya llegado a este punto en España? ¿Es cuestión de talento? ¿Os planteáis los atletas qué tipo de soluciones podrían probarse o aplicarse?

El problema es que seguimos trabajando como hace 30 años, con sus pros y sus contras. Creo que hay que evolucionar. “Renovarse o morir”. Estamos muriendo un poco. Se han hecho las cosas muy bien, pero podemos o bien seguir por esa línea, o bien subir un escalón y pensar un poco más allá. En cuanto al marketing creo que las empresas cada vez apuestan más por los atletas, incluso aunque no haya tanto dinero. En cuestión de producto, creo que sí apuestan por nosotros. Si bien es cierto que ahora no se corre como antes, no creo que sea solo una cuestión de talento… no sé si me entiendes.

El dinero es el verdadero problema de todo. Yo no empecé a correr para hacerme rico. Yo empecé a correr… porque me gusta. Quiero vivir de esto, pero no puedo cobrar más que un ingeniero, o que un médico, no tiene sentido. Me divierto rodeado de mi gente, y viviendo los momentos que gracias al atletismo puedo vivir. Muchos de mis compañeros entrenan tanto como yo, y los hay que no tienen apenas remuneración económica. Por tanto, me siento un privilegiado, y tengo que dar gracias cada día por la suerte que tengo de estar en mi posición.

En este sentido, cuentas con el importante apoyo de la multinacional Nike. ¿Qué supone, a estos niveles, la ayuda de una empresa de semejante poderío, a nivel de apoyo, material o esponsorización?

Es una grandísima motivación que la marca deportiva más grande piense en ti como una persona a la cuál representar. Te hace el día a día más fácil. No tienes que preocuparte por el material, y al estar también en el club, recibo una remuneración  económica que, junto a otras becas, me ayuda mucho.

10817542_322728484590393_1325735894_n

Como parte fundamental del problema, el ‘boom’ del running. ¿Cómo crees que afecta al mundo profesional el hecho de que miles de personas salgan cada día a correr, y su nexo de unión con el atletismo sea únicamente eso, ‘correr’? ¿Crees que debería aprovecharse el tirón de alguna manera para impulsar el atletismo desde la base?

Está claro que no estamos sabiendo unir el atletismo y el running. Son deportes diferentes con el correr como medio… pero con un fin muy distinto. Correr es la forma más primitiva de hacer ejercicio, la más fácil y, en mi caso particular, la más gratificante. Hay que aprovechar el tirón, pero sin saturar el mercado, como posiblemente se esté haciendo. En León, por ejemplo, Villacorta cuenta con más de 150 ‘runners’, en varios grupos. El componente social es lo que verdaderamente les mueve, después de currar 8 horas, se desahogan corriendo, cada uno a su ritmo, “cebándose” lo que cada uno estime, y después, se van a tomar unas cañas todos juntos. No creo que tenga mucho que ver el atletismo de base con el atletismo popular, pero sí con el de élite. Carreras como la que organizó este año Juan Carlos Higuero, que mezcla el atletismo de élite con el popular, es lo que realmente se necesita. Juntar ambos mundos, y aprender mutuamente unos de otros. Acercar al popular a la pista, enseñarles lo que es el ácido láctico, y no tantos kilómetros. Se está tendiendo a hacer cada vez distancias más y más largas. ¿Un maratón para alguien que lleva 3 meses corriendo? Me parece una auténtica locura.

Terreno peliagudo de nuevo, del que no quisiéramos hablar nunca, pero debemos hacerlo. El problema del dopaje sacude una y otra vez nuestro deporte. Desde fuera, la sensación objetiva es de falta de unión entre los propios atletas al respecto. ¿Ligereza en las sanciones? ¿Flexibilidad en las federaciones? ¿Falta de educación del propio atleta, o de escrúpulos de los managers y entrenadores? Cuéntanos qué opinas sobre todo ello.

El problema es que las sanciones no valen para mucho. Vienen de dar positivo, ¿y corren más que antes? Sinceramente, me da la risa. Yo separaría, por un lado, a los que dan positivo por una sustancia que utilizan para poder correr más (EPO, hormona del crecimiento…). A quien dé positivo por una sustancia de estas, inhabilitación de por vida. Y que devuelva todo lo que ha ganado.

Pero por otro lado, puedes dar positivo por un descuido, como con un medicamento. Por ejemplo, un simple ‘Frenadol’ puede dar positivo. Y hablamos de que es uno de los medicamentos más comunes. En estos casos, se debería investigar, porque podría ser por un descuido. Si fuera así, no les aplicaría sanción alguna.

De todas formas, creo que cada vez hay mayor cultura en cuanto al dopaje. Con el pasaporte biológico congelan las muestras de sangre, y sabes perfectamente que si te dopas, en cuatro o cinco años las muestras pueden ser analizadas, y puedes dar positivo. Creo que antes o después se acabará atrapando a los tramposos.

Si imaginamos lo que está por venir, en el horizonte asoman dos años preciosos: Mundial ’15 y JJOO ’16. Dispuestos a soñar, pídele un deseo a este futuro deportivo. 

Seguir como hasta ahora, disfrutar de lo que hago. Sé que, así, los resultados vendrán solos. Hablando de soñar…. finalista en los JJOO de Río.

Para terminar:

  • Una carrera que nunca olvidarás: La final de 5.000m del Europeo de Zürich.
  • Un atleta: Haile Gebrselassie.
  • Un ejemplo a seguir: No tengo un ídolo, intento fijarme en los aspectos positivos de las personas que más admiro.
  • Una virtud: El optimismo.
  • Un defecto: A veces paso demasiado de las cosas.
  • Un sueño: ‘Let’s Make This Last Forever’ (Hagamos que esto sea para siempre).
  • Roberto en tres palabras: Soñador. Feliz. Libre.

Por: www.soycobarde.com · @SoyCobarde2

Fotos: @ROBERALAIZ

Compartir

Te puede interesar...

2 Comentarios

  1. ¿Me podría decir por que “no tiene sentido” el no poder cobrar más que un ingeniero o un médico? No soy aficionado al atletismo, pero siempre he conocido a los atletas más populares, Chema Martinez, Reyes Estevez, Marta Dominguez, etc, la gran mayoría de los aficionados a algún deporte no conocemos a Roberto Alaiz. Los deportistas de élite no aportan un beneficio directo, son “modelos” o “soportes publicitarios” cuya fama sirve a las empresas para publicitarse, si nadie te conoce, ninguna empresa obtendrá beneficio alguno de pagarte un beneficio y a ti solo queda vivir de becas públicas.

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad