27 meses lesionado, misma motivación: Rober Alaiz, un atleta diferente

27 meses lesionado, misma motivación: Rober Alaiz, un atleta diferente

831
0
Compartir
Roberto Alaiz, en la Radio del Corredor

Cuando inicias la conversación con él sabes que no va a dejarte indiferente. No rehuye ningún tema peliagudo, ni siquiera el de cómo la he podido afectar piscológicamente estar tantos y tantos meses alejado del tartán, de las pistas, de aquello que más le apasiona. Roberto Alaiz nos brinda una entrevista llena de contenido en el segundo programa de esta segunda temporada de la Radio del Corredor. Su Tendón de Aquiles le ha dado un ‘mazazo’ tras otro en los últimos dos años y medio.

¿Qué significa la palabra ‘Aquiles’ para Rober Alaiz?

“Sí conocía la leyenda de Aquiles. Había leído la historia cuando era pequeño y luego vi también una peli. No le tengo menosprecio ni aprensión, pero sí que es una palabra recurrente en mi discurso. Es una palabra que me va a marcar para toda la vida porque al final está siendo protagonista de uno de los momentos más importantes de mi etapa deportiva. Y al final me gustaría que estuviera también ligada a la superación. La lesión me llega justo después de un Campeonato de Europa en el que quedo quinto, con muy buenas sensaciones, siendo muy joven. Con 23-24 años es cuando me comienza a molestar. De ahí hasta finales de 2015 siento dolor hasta que en 2016 lo tengo que dejar. Era mi momento en el que empezaba a hacer marcas importantes a nivel europeo y mundial y me lo corta”.

“No creo que la lesión se produjera por la agresividad con la que corrí. Al final, mi padre tiene operado también un tendón de Aquiles por la misma afección y la genética es importante. Un espolón, un hueso, te está rozando todo el rato el tendón y eso produce dolor. El otro día estuve hablando con el ‘recordman’ español de 3000 obstáculos Luismi Berlanas, que se ha tenido que operar cuatro veces, tres en un pie y una en otro. Otros atletas de fondo como Castillejo o Antonio Reina se han tenido que operar de eso y luego les ha ido bastante bien. Entonces creo que después de la operación debería volver a poder correr bien“.

¿Consideras que esto que te está pasando forma parte de un proceso?

“Sí, considero todo esto como parte de la vida que me ha tocado vivir. Creo que soy tremendamente afortunado por contar con las condiciones físicas que tengo y por estar rodeado de la gente que me ha ayudado a llegar hasta donde he llegado. Ahora si lo mimo y lo cuido y voy poco a poco hacia adelante, espero llegar otra vez arriba”.

Preguntado sobre la entrevista concedida hace unos años a la Bolsa del Corredor, Alaiz asegura que ” no ha cambiado nada desde entonces. Soñador-feliz-libre siguen intactas, ahora igual añadiría cabezón. Creo que ilusión y soñador es un sinónimo y sigo soñando. Creo que todavía no he hecho lo mejor que podría haber hecho. El plan atlético no ha cambiado nada, he tenido un ‘impass’ bastante grande, pero cuando vuelva a correr lo voy a coger con las mismas ganas”.

“Siempre he sido muy cortoplacista. No creo que la gente en mi caso se rendiría seguro, hasta que no lo afrontas no lo sabes. Hay gente con enfermedades mucho peores que luchan y que no se rinden. Por suerte, siempre he contado a mi lado con gente muy buena, que me ha ayudado. He ido al piscólogo y he estado con ayudas en el centro de alto rendimiento, pero no creo que mi discurso haya sido pesimista. He ido para mejorar otros conceptos y para no tener esa ansiedad de querer llegar tan pronto. Ahora he sabido relativizar y que si son cinco semanas de descanso y no cuatro es para ir a mejor y por mi bien”.

¿Cómo es para Rober Alaiz ver el atletismo desde detrás de la barrera?

“Estos últimos dos años me he desvinculado un poco del atletismo. Ahora hace seis-siete meses lo he vuelto a retomar y me he puesto un poco al día. Atletas que estaban a buen nivel como Husillos o Bruno (Hortelano) han explotado del todo. También gente de abajo que está subiendo como la espuma. Luego gente como Toni Abadía que era la promesa o el tipo de persona que estaba subiendo todo el rato, ahora es un referente y es casi capitán de la selección. Eso me da un poco de pena porque es de mi quinta, es de mi edad y lo he compartido todo con él. Ahora es un referente y pienso….ostras, me estoy haciendo mayor”.

“Siempre me gustó mucho el atletismo y siempre me ha gustado verlo. No me considero, eso sí, un loco de este deporte ni de correr ni del alto rendimiento. Si no puedo estar ahí pues ya está, me gusta mucho leer, la música, pasar tiempo con mis amigos y sabía que si miraba la Diamond o campeonatos lo iba a pasar mal mentalmente. Mi sitio no estaba ahí, estaba en estar el día siguiente en la recuperación. Ahora veo que dentro de muy muy poco voy a volver a correr como hacía antes. Si no eres cortoplacista, por mi manera de ser, no sé como lo habría afrontado. Si llego a saber desde el principio que iban a ser más de dos años de lesión seguramente no lo hubiera podido sobrellevar, me hubiera afectado mucho más. Para esto yo soy un poco inconsciente, pero en este tiempo he aprendido muchas más cosas. Ahora sí que creo que me queda un mes, un mes y medio para correr“.

“El factor mental y luego el factor mental ante el ambiente que me ha rodeado han sido lo más importante. En ningún momento pensé que se me acabara el atletismo. Sí que pensé que tenía que intentar ser un poco más ‘normal’. He tenido la suerte de cruzarme con un readaptador (Javi Madinabeitia), que es con el que estoy trabajando ahora, y ha sido como una piedra base para seguir escalando. Entre los médicos que me llevan en León, en el CAR…todos me están ayudando. Ya no soy yo solo, soy como el robot, el que ejecuta. Ellos hacen que no me cargue todo el peso de la mochila.

¿Cómo se explica Rober Alaiz que haya atletas que recurran al dopaje?

“La gente de todos los estamentos hace trampas. Mismamente, todos los políticos que nos gobiernan, la gente hace trampas, lo ve como algo normal. Entonces en el deporte, si son gente que quieren vivir de esto, se dedican a esto, pues lo hacen a costa de los demás. No se dan cuenta de que están poniendo en riesgo su salud. Son intereses económicos y de ego. La gente cuya vida se acaba en el atletismo es la que potencialmente tiene más peligro de caer en el dopaje. A Froome le quitaron de correr el Tour y luego salió que sí podía correr porque los abogados de Sky a saber la que habrán liado. Te quita la ilusión porque muchas veces dudas de gente que tienes a tu lado, de tus rivales más próximos. Pero piensas: ¿Y si ellos también estan jugandio sucio?

“Uno de mis ídolos de pequeño era Penti; competí alguna carrera con él incluso y en 2013 dio positivo. Cuando te haces mayor aprendes a distinguir a la gente de la que te puedes fiar y de quien puedes desconfiar un poco. Mi círculo más cercano de amigos y compañeros no ha habido ningún positivo y no me he llevado ningún chasco y espero que así sea. Creo que el deporte se está volviendo más limpio poco a poco. Supongo que como tampoco hay el dinero que se movía antes la gente no arriesga tanto”.

Escucha la entrevista a Rober Alaiz a partir del minuto 24 de los siguientes enlaces:

 

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad