Inicio Noticias & Blog ¿Quién es el mejor maratoniano blanco del mundo? 

¿Quién es el mejor maratoniano blanco del mundo? 

Galen Rupp, en el preciso instante de su llegada a meta en Oregon / Eugene Half Marathon
A día de hoy, creo que la quiniela se restringe a estos cuatro nombres: Galen Rupp, Callum Hawkins, Suguru Osako y Sondre Moen. 

No se crean que hay tantos aspirantes. Al menos a mí, a día de hoy, solo se me ocurren cuatro. Y si me tuviese que decantar por uno siempre lo haría por Galen Rupp.

En un deporte, en el que está prohibido ser neutral, Galen Rupp es una de mis debilidades desde que le vi jugarse cara a cara con Mo Farah la final de 10.000 en los JJOO de Londres 2012: qué maravilla aquello.

Su currículum no lo admite ningún otro fondista blanco. Galen Rupp tiene 2h06m07 en maratón, 59’47” en media, 26’44” en 10.000 y 12’58” en 5.000. Nos asalta la duda de si a los 34 años ya pasó su mejor época, porque viene de una lesión exigente en el talón.

Pero creer en Galen Rupp siempre es realista.

El año pasado, en el año más raro de todos, hizo 1h00m20 en media y fue el mejor en los Trials de Atlanta,  2h09m20, lo que endurece la esperanza con él.

Lo nuestro con Galen Rupp es para siempre, en cualquier caso. Uno de esos atletas que en la pasada década nos trasladó a los mejores años del hombre blanco en el atletismo.

Fue capaz de lograr el bronce en el maratón de los JJOO de Río 2016 una semana después de correr el 10.000.

Me cuesta pensar que en mucho tiempo pueda salir otro como Galen Rupp.

Por suerte siempre hay gente esperanzadora como el escocés Callum Hawkins, un tipo duro como una piedra. Un gran competidor que tiene una edad maravillosa: 28 años.

Es más, tengo la sensación de que está marcando muy bien los tiempos. Fue noveno en el maratón olímpico de Río y  en el último gran campeonato que nos queda en la memoria, en el Mundial de Doha 2019, Hawkins fue un espejo en el que mirarse: cuarto, a 17 segundos, casi que podía haber pasado cualquier cosa.

Su marca (2h08m14) le aleja de las estrellas de cine pero en este mundo tiene que haber gente para todo.

Cuando veo a Hawkins siempre me acuerdo de Steve Jones: un ganador del maratón de Nueva York que decía, “una cosa es la marca y otra la victoria”.

Hawkins pertenece a esa corriente. Se trata de un hombre que crece en las competiciones de verano  como nos enseñaron los mejores atletas británicos.

Las marcas se olvidan pero los veranos no: esos permanecen inquietos en la memoria o en la mesita de noche.

En cualquier lugar les hacemos un sitio.

Y por eso hoy estamos buscando algún maratoniano blanco que revalide en Tokio el título que lograron Gelindo Bordin en Seúl 88 o Stefano Baldini en Atenas 2004.

Sabemos que es prácticamente imposible. Pero en esta época, si entre los aspirantes no hubiese un atleta noruego, sería un pecado.

Sondre Nordstad, a los 28 años, acepta ese papel con buen humor. Se trata del atleta europeo más rápido en el maratón (2h05m48).  Así que pensar en él nos entretiene.

Nos acordamos entonces que lo prepara Renato Canova lo que es como si te preparase Dios.

Hay algo de apasionante en toda esta historia de Sondre Moen que iba para esquiador de fondo hasta que a los 12 años hizo 36 minutos en un 10.000 y descubrió que no hay nada correr: la motivación no tiene miedo al frío ni al calor.

Quisiera pensar que estas historias nunca salen mal y que aún nos quedan grandes momentos por agradecer a Moen, que en ese 2020 tan extraño batió el record de la hora en pista (21.131 km).

Y el último que se ocurre es el japonés Suguru Osako. Cómo no ibamos a hablar de un japonés en el maratón.

Japón pagaría una semana sin dormir con tal de que un atleta suyo fuese oro olímpico de maratón este verano en Tokio, ¿se imaginan? ¿os lo imagináis?

Y la responsabilidad corresponde a Osako, un tipo al que el maratón le ha resuelto la vida para siempre en Japón que, cuando piensa en sus héroes, acepta el trato para toda la vida: nunca pierde la memoria.

Suguru Osako es un atleta que ya ha hecho dos veces 2 horas 5 minutos:  la última 2h05m29, que es la primera marca después de los africanos.

Esa felicidad no se puede explicar con palabras en Japón.

Solo falta añadir que Suguru Osako tiene 29 años, una de esas edades que en este caso resuelve la ecuación: estás en el sitio adecuado en el momento adecuado.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad