Inicio Noticias & Blog ¿Quién corre más? High executive subidos al caballo de la droga runner

¿Quién corre más? High executive subidos al caballo de la droga runner

Después de años en la práctica profesional – primero en el mundo de la auditoría y posteriormente (y hasta día de hoy) en el mundo de la asesoría fiscal – una de las tareas que más me apasiona de mi trabajo es la asistencia a Forums y Congresos. Será probablemente por mis habilidades “dicharacheras” y mi poca amistad con los ratones de bibliotecas (aunque últimamente los amiguetes del Ministro Montoro me tengan entretenido los sábados con sus publicaciones en el BOE) que me encanta asistir a este tipo de eventos para encontrarme, aprender y conversar con colegas de profesión. La semana pasada me encontraba en Madrid en un Fórum y curiosamente el “moderador” de dicho evento era un runner, o eso intuí a primera vista: tipo trajeado, cabeza rapada, aspecto atlético y el inconfundible Garmin/Suunto en su muñeca. Valga una pequeña reflexión, los seres de esta raza hemos cambiado los Rolex por relojes-GPS de caucho que molan que te cagas! Next step: AppleWatch. A lo que iba, me sentí identificado con aquél tipo.

Lo realmente me llamó la atención a lo largo que la jornada iba avanzando fue que, a medida que nuestro moderador-runner iba presentando los ponentes, me fui encontrando con que un alto porcentaje de ellos seguía el siguiente patrón:

  • Javier Perez Perez, experto en operaciones de reestructuración y socio de su super-despacho internacional, y tres veces Finisher del Ironman de Kona.
  • Pedro Gómez Martínez, director de el Sindicato del Crimen y 20 veces Finisher del Maratón por debajo de 3h.
  • María de la Ó Jiménez, socia de W&Rt and Co. y no se pierde el Maratón de Valencia desde que nació su primer hijo.

Este hecho me sorprendió. Mucho. Y más después de que recientemente, curiosamente antes de que yo fuera por segunda vez a correr el Maratón de Berlín, leyera en la prensa especializada que solamente el 1% de la población mundial ha corrido al menos una vez un Maratón en su vida. Y lo jodido era que yo estaba allí, en un congreso especializado con cientos de personas y decenas de ponentes y parecía que ese ridículo porcentaje del 1% se multiplicaba como los famosos panes y peces. ¡Madre mía! pensé, con lo que me costó a mi bajar de las 4h en Maratón, y ahora estoy aquí rodeado de ejecutivos que figura que trabajan 14h diarias cobrando un dineral y tienen currículums deportivos casi profesionales. ¿Será un farol y estos “ejecu-runners” se enchufan un Garmin en su muñeca y dicen que son maratonianos? Con la de horas de sueño y birras que yo cambié para entrenar mis Maratones y estos representantes de grandes firmas multinacionales sacan tiempo para cuidar a sus hijos, maridos y mujeres, perros, sus finanzas y encima preparan ¿Maratones? ¿Ironmans? Jódete, ya solo por eso les deberían dar la valiosa medalla!

Me pica la curiosidad. ¿Puede que estos socios y partners de grandes empresas entrenen más que yo? ¿Es que el efecto-moda runner (entreno dónde quiero y cuando quiero) haya calado fondo entre los ejecutivos? ¿Puede que exista una correlación directa entre profesión y carreras de larga distancia? ¿Puede que los high executive con un cacho sueldo estén subidos al caballo de la droga runner y de la larga distancia?


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad