Inicio Ciclismo ¿Qué podemos esperar del Movistar en 2021? Las claves de la nueva...

¿Qué podemos esperar del Movistar en 2021? Las claves de la nueva temporada

Movistar 2021

El equipo Movistar anunciaba recientemente el cierre de la plantilla para 2021. Un total de 29 ciclistas de 11 nacionalidades distintas serán los que defenderán los colores de la escuadra telefónica durante la próxima temporada.

Por delante prácticamente 11 meses de competición en los que habrá objetivos para todos los perfiles de corredor. Una temporada, que, si todo se desarrolla con normalidad, debería empezar a suponer un punto de inflexión dentro del cambio generacional que asumió la estructura hace un par de años.

Cumplir con todos los objetivos, los que al menos se debería poner un equipo de este calibre, no será fácil. Lo que si debe ser fácil y se tendría que asumir como una obligación es superar la nefasta temporada 2020.

Esto implica no solo incrementar el paupérrimo casillero de victorias, con solo dos victorias en todo el año, sino también mejorar la imagen competitiva del equipo.

Movistar afronta por diferentes motivos la que seguramente será la temporada más importante de su historia. Todo apunta a que 2021 será el último año de Alejandro Valverde en el pelotón y no cabe ninguna duda de que corredores como Enric Mas o Marc Soler deben dar definitivamente un paso hacia delante si quieren seguir siendo considerados grandes referentes para el ciclismo español.

Con la plantilla cerrada y con las primeras concentraciones de la nueva temporada llega el momento de analizar las claves del Movistar 2021.

Las caras nuevas

Analizando la plantilla de 2021 nos encontramos con 5 altas. 5 ciclistas de diferente perfil que llegan para cubrir, sobre el papel, algunos de los puntos débiles del equipo.

Iván García Cortina y Miguel Ángel López son los nombres claramente más destacados de la lista. Del segundo de ellos me ocuparé un poco más adelante, mientras que el primero tiene ante sí el primer gran reto de su carrera deportiva.

Cortina es de esos ciclistas con un talento incuestionable y con una depurada técnica encima de la bicicleta que levanta pasiones entre los aficionados. El asturiano lleva años apuntando como la gran esperanza del ciclismo español en las clásicas de primavera. Un cártel que personalmente no me gusta lo más mínimo, y es que Cortina es mucho más que un clasicomano al uso.

Cierto es que ha demostrado sobradamente estar capacitado para aspirar a algo de relevancia en carreras como el Tour de Flandes o la Paris Roubaix, pero como ya demostró en la Paris Niza de este año, Cortina está preparado para ser competitivo también en otros terrenos.

Pese a que las redes sociales criticaron duramente su fichaje por el Movistar, apuntando a que esto frenaría su ambición en carrera, dudo mucho que Iván se esté equivocando.

El equipo no tiene para nada un líder en las clásicas y cualquier resultado destacado que consiga será todo un éxito para un equipo que lleva años tirando por el retrete el calendario primaveral.

Por otro lado, aunque desafortunadamente no estará arropado por grandes nombres, tendrá el apoyo de una estructura a la que solo le queda confiar en las posibilidades de Iván. Nombre por nombre, seguramente estamos ante el peor equipo World Tour para las clásicas de adoquín.

Creo que a sus 25 años y tras 4 años en el Bahrain, el salto al Movistar llega en el momento perfecto de su carrera deportiva.

Por otro lado, las otras 3 incorporaciones son Gregor Muhlberger, Gonzalo Serrano y Abner Gonzalez. Dejando al margen la tercera, que en mi opinión alude más a razones comerciales que deportivas, las dos primeras me parecen realmente interesantes.

Superman lopez movistar
Superman cambia de aires y será el segundo colombiano en liderar el equipo después de la marcha de Nairo

El austriaco Muhlberger es uno de los ciclistas más infravalorados del pelotón y su experiencia y gran combatividad pueden ser de utilidad para un equipo falto de corredores acostumbrados a buscarse la vida por su cuenta.

Por su parte, el fichaje de Gonzalo Serrano, me parece también interesante en el sentido de que estamos ante un corredor joven, con margen de progresión y con una buena punta de velocidad. Serrano llega para sustituir la figura de un Edu Prades, que de haber llegado más joven a la estructura seguramente hubiera tenido una presencia bastante más destacada.

Mismo bloque central

A excepción de los 5 nombres anteriores, el resto de ciclistas repite respecto a 2020.

Al margen de algunas renovaciones que me parecen, por lo menos cuestionables, el bloque central tanto de líderes como de grandes gregarios se mantiene intacto.

Por primera vez en años, Movistar no pierde a ningún corredor de equipo. Los Rojas, Verona, Erviti, Oliveira y compañía seguirán un año más a las órdenes de Eusebio Unzué.

Mantener a este tipo de corredores es bastante más importante de lo que muchos piensan y es que su trabajo en la sombra es vital para que los lideres lleguen frescos a la parte final del recorrido.

Más allá de los anteriores nombres y de los más veteranos del equipo, también es de esperar que ciclistas como Pedrero, Norsgaard, Carretero, Alba, Rubio y especialmente los talentosos Jacobs, Jorgenson y Hollman den un paso adelante.

La llegada de Superman

El fichaje de Miguel Ángel López es claramente el más mediático de las últimas temporadas y es que Movistar incorpora un ciclista que debe dar resultados desde el primer momento.

Superman llega con la experiencia y la formación suficiente como para liderar al equipo en una gran cita. Se le ha fichado para esto y todo lo que no sea subirse al podio de las grandes vueltas, sería prácticamente un fracaso.

A un ciclista tan contrastado no se le puede exigir otra cosa que lo máximo. Sus excelentes prestaciones en la montaña, en mi opinión poco tienen que envidiar a las de Nairo Quitana. En este aspecto Superman esta tan o más preparado que su compatriota, sin embargo, su “mala suerte” en carrera y especialmente su nula capacidad competitiva en la contrarreloj me deja ciertas dudas en cuanto a su rendimiento deportivo en las grandes citas.

Lo de ser un buen escalador, pero un mal contrarrelojistas parece una enfermedad generalizada en un Movistar que ya sabe lo que es padecer de este dolor.

Quizá, y digo quizá, la mejor opción en esta primera temporada es que Superman lidere el equipo en el Giro de Italia. Una carrera con un nivel ligeramente inferior al Tour de Francia y en la que las altas montañas acostumbran a tener un papel predominante.

El giro es la primera gran vuelta de la temporada y en caso de conseguir un resultado destacado esto le liberaría de bastante presión. Algo que por cierto ya sabemos lo mucho que pesa en un equipo como Movistar.

movistar team plantilla 2021 temporada
El bloque central de nombres importantes permanece intacto. Foto: FB Movistar

La actitud en carrera

Llegamos al punto para mi más importante del análisis. Movistar está obligado a cambiar su actitud en carrera. Los azules tienen que recuperar si o si el juguete roto con la afición.

En apenas unos años, la visión popular del equipo, se ha visto seriamente perjudicada y su imagen corporativa se tambalea por momentos.

Más allá de los triunfos, la afición quiere disfrutar de un ciclismo ofensivo y descarado. Un nuevo concepto táctico que pueda poner en la cuerda floja a equipos como Ineos o Jumbo Visma.

Movistar debe ser consciente que ahora mismo no está a la altura de estos bloques y que sus opciones pasan en gran parte por correr a la contra.

Cualquier ataque siempre será aplaudido y aunque esto pueda sacrificar las opciones a la clasificación general está claro que la afición prefiere espectáculo a un Top 10.

El adiós del “bala”

Alejando Valverde es uno de los ciclistas que puede condicionar más el punto anterior.

Salvo sorpresa Valverde se retirará al término de esta nueva temporada y a todos nos gustaría que fuera por todo lo alto.

Alejandro es historia viva de este deporte. Un ciclista único, irrepetible y con una trayectoria deportiva asombrosa. Su palmarés es sencillamente espectacular y su enorme profesionalidad un gran ejemplo para los más jóvenes.

Por mucho que algunos se empeñen, Alejandro no tiene ninguna presión. A sus 40 años no tiene que demostrar absolutamente nada a nadie. Pase lo que pase en 2021 el “Bala” pasará a la historia como uno de los mejores ciclistas de la historia.

En mi opinión el único objetivo de Valverde en este 2021 debería ser el de disfrutar de este último baile y en todo caso aspirar a unos objetivos que quedan totalmente al margen de los deportivos.

Valverde tiene en sus manos cambiar parte de su imagen. Para ello debería replantear, junto al equipo su forma de correr. Tener claro que como es lógico y normal, a sus 40 primaveras ya no está para disputar finales con gente como Pogacar o Roglic.

Mostrarse como un corredor más ofensivo y probar suerte con ataques lejanos sería más que suficiente para que la afición echará todavía más en falta a este excelente ciclista.

No me cabe ninguna duda de que la afición aplaudirá más a Valverde si llega desfondado en la posición 75, que si cruza la meta sin dar la cara y en quinta posición.

 


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad