Puma Ignite Runner

Puma Ignite Runner

Compartir

La firma alemana Puma, nos trae Ignite Runner, una zapatilla en la que ha apostado por introducir nuevos materiales, tanto en mediasuela, suela y upper, con respecto a modelos anteriores. Materiales más ligeros y que aprovechan más la energía, para obtener un mayor rendimiento realizando el mismo esfuerzo. Además, las Puma Ignite tienen un diseño muy sencillo y liviano, construyendo un upper en una sola pieza, libre de costuras y que aporta comodidad.

En la presentación de esta zapatilla, la marca germana llenó Time Square, en Nueva York, de cintas de correr, donde se midió la energía creada por los diferentes corredores. Todo bajo la atenta mirada de Usain Bolt, embajador de la marca.

Después de probarlas durante algunas semanas, vamos a desglosar cada una de las partes y a explicar que sensaciones nos han aportado estas Puma.

Análisis

puma ignite runner1

Mediasuela

La mediasuela de Puma Ignite Runner está construida en su totalidad, con una espuma que da nombre al modelo de la zapatilla, Ignite Foam. Esta espuma de poliuretano, posee un gran poder de amortiguación y proporciona un rebote óptimo, aprovechando la energía del impacto y dotándola de una gran reactividad. Como ya dijimos en la introducción, Puma ha creado esta espuma para obtener un mejor rendimiento, realizando el mismo esfuerzo, al mismo tiempo que reduce el peso de la mediasuela, y en general, de la estructura completa de la zapatilla.

En el interior del talón incorpora también una espuma llamada ForEverFoam, que disipa la fuerza de impacto y proporciona a esa zona de mayor durabilidad.

En los laterales de la mediasuela podemos ver un surco o línea que recorre todo el contorno. Esta línea favorece la flexión de la mediasuela, para que se comprima y absorba el impacto primero, y facilite el rebote a continuación. Esta línea es más estrecha por el interior (área menos comprimible) para dotar a esa zona de más estabilidad.

El drop de Puma Ignite Runner es de 12 mm., que es la medida clásica de una zapatilla de entrenamiento.

puma ignite runner

Suela

La suela (la parte que entra en contacto con el suelo) está formada de un caucho llamado EverTrack Éste ofrece mayor resistencia en las zonas de mayor desgaste para proporcionar más durabilidad y agarre. Esta goma está insertada sobre una plancha de espuma que está pegada a la espuma Ignite, en la parte trasera a través de una placa con 4 bloques, separadas por 2 surcos de flexión. En la intersección de estas líneas vemos una pieza de color rojo que está colocada justo a la misma altura donde se encuentra la espuma ForEverFoam, pero por el exterior. Ésta se encarga de disipar la fuerza de impacto, facilitar el rebote y dotar de más durabilidad a la zona del talón.

La otra parte donde encontramos el caucho EverTrack, es en la zona del metatarso, que está dispuesto con una gran placa que cubre toda la zona y distribuida en 7 bloques que proporcionarán agarre y durabilidad. Estos bloques están separados por diferentes surcos que dotarán a la zona delantera de más flexión.

En la zona del arco encontramos un gran surco (que deja ver la espuma Ignite) y que va hasta la puntera. Este nos facilitará guiar la pisada.

puma ignite runner3

Upper

El upper de estas Puma Ignite Runner está formado por una malla de doble capa, uniforme, sin costuras, transpirable y flexible. A lo largo de la zapatilla están colocadas una serie de piezas termoselladas, que dan consistencia al upper para un mayor ajuste. Estas piezas se encuentran en: la zona de la puntera (donde viene más reforzada para protegerla de posibles roturas). Dos tiras van desde la puntera hacia la base de la lengüeta. Los laterales también disponen de estas tiras, que se unen al logo de Puma (también con material termosellado a la malla), proporcionando ajuste. Todas estas líneas acaban en el contratacón rígido, para mantener el pie estable. Es aquí donde Puma ha querido incluir una banda reflectante para hacer visible las zapatillas durante los entrenamientos con poca luz.

La lengüeta es fina, no muy voluminosa y con un acolchado interior que aporta una comodidad extra.

A probarlas

Comentaremos en primer lugar, que una vez puestas las Puma Ignite Runner, el pie queda perfectamente amoldado a la zapatilla. La parte superior, construida con una malla y sin costuras, más la lengüeta acolchada, son las responsables de que el pie quede bien ajustado y confortable.

puma ignite runner4

En carrera continua, la comodidad percibida en el momento de calzarnos las Puma Ignite Runner, sigue presente. Realmente la sensación al pisar tanto si entramos de talón, como si lo hacemos de metatarso, es muy suave. Las espumas Ignite (en toda la suela) y ForEverFoam (en el talón) proporcionan una amortiguación firme y suave, e impulsan el pie hacia la siguiente zancada. El contratacón rígido y el buen ajuste de la zapatilla impiden que existan movimientos laterales dotando a la zapatilla de buena estabilidad, incluso en las curvas más cerradas. Buen agarre, sobretodo en asfalto, donde sin duda es su terreno. No va mal por pistas de tierra, pero no es su superficie ideal.

Conclusión

La Puma Ignite Runner es una zapatilla con amortiguación suave, efectiva y reactiva. Está pensada para un corredor con pisada neutra. Cuenta con un drop (diferencia entre la altura del talón a la del metatarso) de 12 mm.  Es válida para sesiones de entrenamiento dirigidas a corredores de peso ligero o medio y entrenamiento/competición para corredores algo más pesados (85/90 Kg.). Ritmos comprendidos entre los 4:30 y 5:30 el kilómetro.

Su terreno ideal: el asfalto.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad