Pulsómetros, gps y pulseras de actividad: sorpresas y rabietas.

Pulsómetros, gps y pulseras de actividad: sorpresas y rabietas.

13412
17
Compartir
Los mejores y peores gadgets del corredor

Desde que publicamos nuestro primer post, la sección de Gadgets del Corredor ha crecido lo bastante para haber probado la mayoría de relojes-gps, pulsómetros, pulseras de actividad y otros accesorios del mercado diseñados para facilitar nuestros entrenamientos a la vez que adelgazar nuestra cuenta corriente. En todas las reviews hemos intentado ser sinceros e imparciales, que no es lo mismo que ser objetivos al 100%. Al final, cuando una persona prueba un dispositivo es imposible que sus gustos, manías y hábitos al entrenar no se vean reflejados en el artículo. En una review siempre habrá una parte objetiva en relación a las especificaciones y características principales, pero también otras consideraciones más subjetivas y opiniones que tendrán relación con las sensaciones al trastear cada dispositivo y los gustos personales de quien lo prueba.

Por falta de tiempo, o más bien por una mala gestión del tiempo, no vamos tan al día con las publicaciones como quisiéramos, por lo que muchas veces priorizamos las publicaciones de aquellos dispositivos que más os pueden interesar y dejamos otros a un lado otros, que por su rendimiento “cuestionable” o por tener un público más reducido, no compensan las horas de trabajo necesarias para acabar la review con  un “no recomendaría a casi nadie que adquiriese este gadget”.

Llegados a este punto, que mejor que hacer un paréntesis entre tanta review y recopilar cuáles han sido los dispositivos que más me han impresionado y cuales me han dejado un mal sabor de boca. Aunque cualquier recopilatorio de “lo mejor y lo peor” no deja de ser una lista subjetiva, veréis que muchos de los dispositivos se incluyen por alguno de los siguientes siguientes:

  • Funcionamiento: la parte objetiva. Realmente ¿hace lo que realmente tiene que hacer y no deja de hacerlo al poco de comprarlo?.
  • Precio: Tanto por defecto como por exceso, no le podemos pedir lo mismo a una pulsera que cuesta 15€ que a otra que cuesta 10 veces más.
  • Vida del producto: Normalmente probamos los dispositivos durante un mes, tiempo suficiente para analizar su funcionamiento, pero esa primera impresión puede torcerse con el tiempo por defectos ocultos (correas, humedades, …) o por eternizarse en el tiempo de espera del soporte que ofrece la marca.
  • Competencia: un producto será tan bueno o malo en función de lo que tenga alrededor. Es inevitable, y además necesario, comparar. Si por el mismo precio la competencia ofrece mucho más, de lo que sea, pero más, tu producto seguramente decepcionará.
  • Expectativas: Si tu campaña de marketing promete felicidad eterna con la segunda/tercera versión de tu dispositivo no esperes que te aplauda en redes sociales si al final no hay novedades reales.
  • Gustos personales: la mayoría de artículos deportivos los compramos en parte porque nos gustan estéticamente. Casi nadie se compraría una coche o una bicicleta si no le gusta el diseño o simplemente el color. En relojes o pulseras de actividad, la realidad no es muy distinta, no sólo influyen las horas de batería o la precisión, el diseño exterior es clave a la hora de decidirnos por uno u otro modelo.

A continuación tenéis este resumen de sorpresas y rabietas (con y sin sentido) ordenadas en tres categorías diferentes: relojes-gps, pulseras de actividad y pulsómetros y otros accesorios.

Relojes-GPS: el bueno, el guapo y algunos feos.

Forerunner 920xt: no eres el más guapo, pero si el mejor.

Es un reloj caro (desde 350 €), grande (48x55x12,7 mm) y estéticamente no es el más bonito que encontrarás en el mercado, pero tras probar muchos, por no decir casi todos, el Forerunner 920xt [Review] tiene merecido este puesto destacado. Su precisión al registrar ritmos y distancias es prácticamente igual a la que ofrecen los Ambit3 con su gran antena gps, pero es más ligero y los supera en funciones de entrenamiento y autonomía. Aunque es un reloj pensado para triatlón, permite importar rutas y tiene altímetro barométrico, por lo que también puede usarse perfectamente como un reloj-gps para montaña. En definitiva, ni mucho menos es el reloj que todo el mundo necesita, pero ahora mismo,aún sin haber probado el nuevo FR735xtlo considero el mejor reloj-gps multi-deporte del mercado.

Fenix 3: lo tenías todo para ser el mejor pero “la ciudad no es para ti”.

Si dudarlo tiene el diseño que más me ha gustado. Muy similar al FR920xt en cuanto a prestaciones, el Fenix 3 [Review] dispone de alguna función más de navegación. Su primer puesto en relojes de outdoor es casi indudable, aunque puedo entender que alguien se decante por un Ambit3 Peak. Que el Fenix 3 no encabece esta lista se debe principalmente a su comportamiento en ciudad, aunque es clara la mejora en la precisión del track registrado con respecto al modelo anterior (Fenix 2), no termina de ser tan preciso como me gustaría.

Los mejores y peores relojes gps

— Se acabaron los halagos—

Garmin Epix: Se quedó en el intento.

Lo que se suponía que podía ser un reloj “total” se ha quedado en una versión de prueba. El Garmin Epix dispone de todas las funciones del Fenix 3, una estética militar y la posibilidad de instalar mapas base para facilitar la navegación. Pero tras probarlo, la impresión es la de una multi-herramienta poco útil y de gran tamaño para ser un reloj de muñeca (50,8 x 53,3 x 17,8 mm). La pantalla, aún siendo cuadrada y táctil, no deja de ser pequeña (1,4 pulgadas) para visualizar mapas. Además, el firmware que maneja los planos no es todo lo fluido que quisiéramos y suele quedarse colgado muchas veces. Antes que desarrollar un modelo como el Epix, creo que Garmin podría haber incluido en su aplicación móvil un visor de mapas off-line. Si en algún momento os habéis planteado adquirir este dispositivo, sinceramente creo que es mucho mejor decantarse por un Ambit3 o Fenix 3 [Comparativa] y adquirir de forma independiente un gps de mano básico tipo eTrex, o instalar en el móvil alguna aplicación de navegación como OruxMaps MotionX-GPS.

Polar: Pagar por esperar o vuelva usted mañana.

Polar, como marca global, se merece una mención especial en este listado por su habitual retraso a la hora de lanzar nuevas funcionalidades. Los usuarios de la marca finesa saben de qué hablo. Meses y meses para poder sincronizar con Strava, casi dos años para poder vincular el V650 a un dispositivo móvil, un año para obtener datos de cadencia en el Polar M400, dos años para importar rutas directamente al V800, …  y así con casi todos sus productos. No se trata de que tarden en mejorar los dispositivos, sino que los usuarios compran a precio de producto terminado y tienen que esperar un tiempo considerable hasta que éste ofrece las funciones que realmente prometía o que anunciaron a “bombo y platillo” sin tener claro cuándo estarían disponibles. El último ejemplo: la integración del V800 con las cámaras GoPro, una magnífica noticia que se anunció hace un mes, pero que no estará disponible hasta final de año (con suerte).

Polar M400: “Por un puñado de pines”.

El reloj-gps más vendido de este último año y del que pensé (me equivoqué) que podría superar, o al menos igualar, a relojes como el Forerunner 220. Además de los retrasos habituales en las actualizaciones prometidas: notificaciones móviles en Android, cadencia de carrera, …, un mal diseño del sistema de carga hizo que muchos de los primeros usuarios se encontrarán con fallos inesperados a los pocos meses. Algo que no hubiera pasado si el sistema de carga fuese mediante pines metálicos, como el utilizado en el V800 o en los dispositivos de Garmin. Aunque ese problema se ha solucionado en las nuevas versiones, retirando la tapa de goma que tapaba el puerto USB, y su precio se ha reducido considerablemente, de 200 € a 140 €, este Polar M400 [Review] es quizás el reloj-gps que mejores sensaciones me generó tras probarlo, pero que con el paso de los meses también ha sido el que más me ha decepcionado.

Polar4_m400_microUSB

Fitbit Surge: Razonablemente bien hasta que te rompes.

El fibit Surge nació como una pulsera de actividad con pulsómetro óptico a la que se añade un gps y notificaciones móviles (pocas). En principio una buena idea, pero como dijimos en su review, salvo por la monitorización de la actividad marca de la casa y su muy buena aplicación móvil. El Surge no destaca por nada en especial, quizás por ser el único reloj-gps que podríamos llevar con un traje de chaqueta y no parecer que venimos de las pistas de atletismo. El problema de este reloj nace en su diseño, al integrar la pulsera en la propia carcasa del reloj y no disponer de correas para que los usuarios la cambien en caso de rotura. El mismo error que cometió Nike con su reloj-gps, y que al igual que con el Surge, lleva a que muchos usuarios les toque pelear por la garantía tras un uso de poco más de un  año. Un fallo lo suficientemente grave para no dudar en incluir al Surge en esta lista. Al menos, parece que fitbit ha aprendido, y su nuevo pulsómetro óptico “Blaze” y la pulsera de actividad “Alta” ya están diseñados para utilizar correas intercambiables.

Suunto Traverse: Tendrías que haberme avisado del Ambit 3 Vertical. 

En este caso la decepción no viene por este modelo para montaña y senderismo en concreto (pre-análisis), sino por la salida de uno similar, el Ambit3 Vertical, con más funciones y a un precio casi idéntico (desde 359 el Traverse y 379€ el Vertical). El modelo Traverse es un reloj-gps para montaña que añadía como novedades frente a los Ambit3 un nuevo diseño, eliminando la antena con forma de apéndice, avisos por vibración, glonass y “migas de pan” al salirnos de una ruta cargada. Aunque tiene algunos puntos flacos: se iniciaba el cronómetro de actividades automáticamente nada más tener señal de gps o el no estar pensado para multideporte ni para entrenamientos deportivos avanzados, no es un mal producto en general. El problema surge cuando lo compras y a los pocos meses ves en la calle un reloj de estética similar, también compatible con la red GLONASS y vibración, que sí que desarrolla todo el potencial de funciones de los Ambit3. Esa política de lanzamientos pueda generar más de un enfado a los fieles de Suunto y es suficiente razón para incluirlo en este listado.

Tomtom Runner 2: Nada nuevo bajo el sol.

De TomTom, y su nuevo Runner 2, esperaba mucho más, que quizás se confirmarse por fin como una alternativa real a los modelos de Garmin y Polar. La primera versión (con o sin pulsómetro óptico) era bastante completa. Incluía avisos por vibración, carrera en interior, funciones de entrenamientos por intervalos y competición contra actividades realizadas, similar al Virtual Racer. Además, la versión multideporte, con perfil de ciclismo y natación en piscina, se puede encontrar por menos de 150 €. En resumen, no era ni mucho menos una mala alternativa, aún con sus limitaciones. Esta segunda, salvo por la novedad de un modelo con música y el cambio del joystick de control, no mejora sustancialmente a las deficiencias del anterior: pantalla reducida y monocromática, poca personalización de datos y un GPS que ofrece datos inestables cuando cambiamos el ritmo. Es decir, tenemos básicamente el mismo producto, pero con mucho más marketing detrás.

Pulseras de actividad: de todo un poco, aunque algunos no cambian.

Vivosmart HR y Vivofit 2: variedad, simplicidad y precisión.

Si tuviera que recomendar un pulsera de actividad, seguramente optaría por alguno de los modelos de Garmin, sobre todo para aquellos usuarios que busquen fiabilidad y durabilidad. Ambas se pueden utilizar como reloj y su precisión en carreras es más que buena. La vivofit 2 [Review] tiene una autonomía de batería de un año y la podemos utilizar como un pulsómetro clásico, el pack con banda pectoral no sale caro (89 € en amazon). La vivosmart HR [análisis] añade como extras el pulsómetro óptico, los avisos por vibración y notificaciones móviles. Además, si ya disponéis de un reloj-gps Garmin, se puede utilizar como pulsómetro externo y su precio no es elevado (se puede encontrar desde 119 €). Por contra, su autonomía es tan sólo de 5 días.

Xiaomi mi Band: tanto por tan poco.

Por sólo 15-20 euros, con la Xiaomi mi Band [review] tienes (tengo) una pulsera de actividad fiable, sumergible, con autonomía de un mes, que sirve de despertador silencioso, con pulseras intercambiables y con el que además puedes recibir avisos de notificaciones móviles. Sin dudarlo, la mejor pulsera para el que no sabe si se cansará en pocas semanas de “contar pasos”. Uno de los descubrimientos que más me ha sorprendido desde que empezamos con la sección, quizás porque esperaba mucho menos de un producto “asiático”.

Las mejores y peores pulseras de actividad

— Se acabaron los halagos—

Fitbit: Tu miedo al agua es ya preocupante.

Entiendo que una compañía (fitbit) se puede ahorrar dinero en reclamaciones y reparaciones si dice que sus productos no son sumergibles, pero si el resto de la competencia ofrece esa característica y tus productos están pensados para llevarlos de continuo, ¿qué te cuesta? Ni las antiguas Fitbit Charge, ni los nuevos modelos (Alta y Blaze) son sumergibles. Definitivamente Fitbit le tiene más miedo al agua que mi gato.

Polar Loop 2: modernidad viejuna.

La segunda versión de la Polar Loop se lanzó en septiembre de 2015, pero aún seguía utilizando una pantalla de leds similar a la Fuel Band de Nike (2012). Suficiente motivo para entrar en esta lista, pero además se añade su escasa batería de 3 días al conectar las notificaciones móviles. Para más “inri”, Polar lanzó pocos meses después de su salida una nueva pulsera de actividad (A360) con una pantalla TFT de una resolución y brillo muy buenas. Los usuarios de la Polar Loop 2 seguro que no le dieron al “Like” en FB cuando se anunció ese lanzamiento.

Jawbone UP3: el desastre que no se pudo arreglar con diseño.

Cuando la competencia apostaba claramente por los sensores ópticos de pulso, Jawbone decidió incorporar sensores de impedancia, que a diferencia de los primeros, no ofrecen el pulso en movimiento, aportando únicamente el valor de nuestra frecuencia media en reposo mientras dormimos (y no siempre la correcta). Un “plus” que la mayoría de clientes no ha valorado positivamente (ver los comentarios), y que personalmente creo que no compensa en ningún momento la diferencia de precio entre la Jawbone 3 y la Jawbone UP2, una versión sin sensores y de diseño similar.

Runtastic moment: no comment.

Runtastic nos presentó un monitor de actividad en un reloj de agujas clásico, la misma idea que hace unos meses lanzó Garmin con su vivomove [Pre-análisis]. En el caso del Runtastic Moment, el funcionamiento errático en el conteo de pasos, junto con el registro “manual” del sueño y el elevado peso del dispositivo hacen que tenga un hueco dentro de esta lista con los gadgets que más me han decepcionado en este último año.

Pulsómetros y accesorios: muy buenas ideas y otras que nunca deberían haber salido del cajón.

Radar Varia: Magia “potagia”.

Una luz trasera “inteligente” que detecta a los automóviles (varios a la vez) que se acercan por detrás (hasta 140 metros) mientras vamos en bici. Una vez los detecta, las luces se activan y envía la información a un unidad de visualización, que podemos comprar junto al radar, o directamente a un ciclocomputador de Garmin (Edge 1000, 25, 510, 520, 81o) para avisarnos mediante luz y sonido de la proximidad y velocidad con la que se acercan. Suena a magia, pero lo mejor de todo es que funciona realmente bien (pronto publicaremos la review). Es un dispositivo que realmente puede ayudar a disminuir los siniestros en el ciclismo, sobre todo en carreteras que por la escasez de tráfico se nos olvida que circulan coches y podemos ir menos atentos. Aunque la batería es limitada (5 horas) y el precio no es bajo, 175 € el radar y 245 € junto a la unidad de visualización, estoy convencido de que este dispositivo, y próximas versiones, van en el camino correcto para aumentar la seguridad de nuestras salidas ciclistas.

Radar Garmin varia en edge 520

Pulsómetro óptico Scosche Rhymth Plus: El mejor.

Estas semanas estoy probando el pulsómetro óptico Scosche Rhymth Plus que a diferencia de la mayoría se coloca en el antebrazo y no en la muñeca. Una compra realizada para asegurarme de que todo lo que dicen de él es cierto. Y lo es, aunque podréis ver las pruebas completas en un próximo artículo, el resumen es sencillo: de todos los pulsómetros ópticos del mercado, éste es el más fiable y preciso. Con una autonomía de hasta 8 horas, comunicación dual, Bluetooth (Polar y Suunto) y ANT+ (Garmin), y correas de velcro, lavables y fácilmente reemplazables, lo convierten es una excelente opción para aquellos que no queréis (o podéis) desembolsar el precio de los relojes con pulsómetro óptico incorporado como el Forerunner 235. Lo podéis encontrar en amazon por 72 €.

mejores y peores accesorios y pulsómetros

— Se acabaron los halagos—

Garmin HRM-Swim y Tri: ¿quieres por mi dinero?

Este es el caso de un producto que funciona perfectamente pero su forma de venderlo no me parece del todo “correcta”. Garmin lanzó dos pulsómetros de banda pectoral para natación, el HRM-Swim (pensado para natación) y el HRM-tri (pensado para triatlón), analizados en detalle en un artículo. Su funcionamiento es básico, almacena el pulso y lo transmite cuando el reloj y la banda están cerca o fuera del agua. Una vez finalizada la actividad, la información guardada en el pulsómetro se transfiere automáticamente al reloj. En cuanto al producto no hay problema, de hecho la versión “Swim” es la única del mercado que tiene un agarre suficiente para que no se baje en los virajes de cada largo. El problema que veo es que Garmin prácticamente obliga a todos los triatletas, que entrenan tanto en el mar como en la piscina, a comprar ambos o decidirse sólo por uno, ya que el chip del pulsómetro está sólidamente unido a la banda pectoral. ¿No hubiera sido más razonable (y ético) lanzar un modelo con bandas pectorales intercambiables? Yo creo que sí, y por eso estos pulsómetros, aún siendo un producto que recomendaría, se unen a esta lista en la parte de “feos y malos”.

Gafas Varia Vision: 400 € que debes guardarte.

Un visor que se coloca sobre las gafas y que pretende aportar seguridad ciclista con una nueva pantalla a la altura de los ojos, evitando así que apartemos la vista de la carretera. Visto así, la idea no es mala, pero llevada a la práctica el resultado no es bueno. Quizás sea una opinión bastante personal, bueno, como casi todo este artículo, pero en los días que lo he estado probando no he llegado a verle la utilidad en ningún momento. Su peso, la pérdida de visión al mirar hacia el lado que se coloca el visor y lo “artificial” que hacía cada salida en bici, me deja la sensación de que las Gafas Varia visión son un prototipo muy caro (casi 400 €) que nunca debería haber salido al mercado.

—fin–

Y hasta aquí la relación un poco caótica de filias y fobias. Espero os haya resultado interesante y que sigáis apoyando las reviews que lanzamos en la sección, al final, sin vuestro apoyo (compra a través de enlaces, difusión, comentarios, etc.) será imposible mantener la independencia necesaria con las marcas para intentar ser lo más justos posibles tanto con el producto como con vosotros.

Como siempre tenéis el apartado de comentarios para contarnos si nos hemos dejado algún “pufo” fuera de esta lista y también nuestra cuenta de Twitter @GadgetsCorredor para estar informados de todas las noticias relacionadas con el deporte y la tecnología.

PreMarathon.com @PreMarathon (Victor)

Te puede interesar...

17 Comentarios

    • Hola Oscar,
      El Ambit 3S es una opción bastante buena, sobre todo por precio, pero por debajo de modelos como el FR920xt (con muchas más funciones) y la “tara” de no tener alertas por vibración, por eso no diría que es el mejor, aunque lo suelo recomendar mucho, sobre todo a aquellos que quieren tener gps fiable.
      Saludos

  1. Hola.

    Me he requeteleído todos los análisis y me parecen muy completos. Quizá el problema es que me cuesta tomar una decisión.

    Soy un corredor novato. Y busco un reloj GPS con las siguientes características:

    – Por supuesto GPS
    – Sensor óptico
    – Seguimiento de actividad, me interesa el sueño
    – Batería, puesto que lo haré mi reloj de diario, además de entrenamientos, no muy exigentes. Ciudad un 90%
    – Integración e interfaz atractiva con el pc y smartphone

    Mirando parece que me encajan:

    – Garmin FR 235
    – Garmin FR 35
    – Tomtom Spark 3
    – Fitbit Surge

    ¿Me los ordenarías de mejor a peor según tu opinión a lo que busco?

    Muchas gracias.

    • Importante también la alerta por vibración.

      Necesito, y considero importante, que avise cada kilómetro y aporte los datos de ese tramo kilométrico.

      Gracias.

    • Hola Antonio,
      El orden que has puesto es el correcto, sólamente que eliminaría el Surge directamente. Y tomaría la decisión entre los dos primeros. (P.D: ambos tienen avisos por vibración cada kilómetro).
      Saludos

  2. Perdón, me he explicado mal con el móvil en el anterior mensaje. Quería decir…

    ¿Descartas directamente el Tomtom Spark/Runner 3?

    Sé que el Garmin FR 235 está un escalón por encima de los demás, pero pensaba que el Tomtom Spark/Runner 3 estaría al nivel del Garmin FR 35…

  3. Y ya, si me permites abusar de tu paciencia, he visto el Vivoactive HR por algo más de precio.

    Para lo que necesito, que te expuse en el mensaje anterior, ¿me recomiendas el FR 35 o el Vivoactive HR?

    Gracias y perdona las molestias.

    • A ver, si sueles nadar, el vivoactive HR. Si sólo corres y algo de bici, creo que el Forerunner 35, con el vivoactive quizás eches de menos la programación de intervalos y te parezca demasiado robusto. Pero vamos, aunque sean sólo 20 € de diferencia, es más el uso que le vayas a dar que las funciones de más que tenga el vivoactive.
      Saludos

  4. Hola desde ya agradezco tu ayuda, me cuesta tomar la desicion sobre que reloj elegir para mis necesidades, no necesito gps ya que entreno indoor, si necesito
    – Sensor con banda lo prefiero asi
    – Seguimiento de actividad
    – Batería, puesto que lo haré mi reloj de diario, además de entrenamientos, no muy exigentes.
    – Integración e interfaz atractiva con el pc y smartphone
    FC , los intervalos de trabajo, cuenta calorias, y forma de cargarlo que sea segura

    he leido varios de los revew pero segun yo con mis necesidades requiero algo basico, segun su opinion cual seria el mejor??

    Muchas gracias

  5. Hola, estoy debatiéndome entre comprar un reloj GPS modesto que me sirva tambien para la bici (nunca alrededor de los 200-300€) o un pulsometro simple para complementarlo con el movil.
    En el primer caso he visto el Garmin XT310 que por 150€ (Amazon) me parece una buena opción, aunque me gustaria conocer tu opinion y si hay alguno mas recomendable. Busco algo sin grandes lujos, solo para correr y bici, que me permita controlar zonas de pulsaciones (si es con vibracion mejor), ritmo y distancia de forma cómoda. Me estoy preparando una MM y nunca he entrenado con pulsometro.
    En el segundo caso me gustaría que me recomendases alguno alrededor de 50€ que via Bluetooth pueda conectarse a las aplicaciones del telefono.
    Pero sobre todo que me ayudes a decantarme por una cosa u otra.
    Muchas gracias

  6. Buenos días, hace unos meses que empecé con las clases de spinning que me ha llevado a la compra de mi MTB. Cada día el cuerpo me pide más y quiero comprarme un reloj pulsómetro. La idea que tengo es con pulsómetro integrado en muñeca, pero estoy bastante liado con el modelo a elegir.
    Podéis ayudarme en la elección, por favor

    • Hola Juanjo, de primeras te digo que en MTB, y en general en ciclismo, por las vibraciones y llevarlo en la muñeca no siempre dan buenos resultado. En algunos casos suelo recomendar el Scosche (que va más alto) y un reloj-gps normalito, por ejemplo el Polar M400 o ya uno específico para ciclismo, por ejemplo el M450. Otra opción sería el nuevo Polar M430, con muy buen pulsómetro óptico (salvo que tengas mucho pelo en la muñeca).
      Espero que te sirva de ayuda.

  7. Hola yo busco uno para nadar y para bici. Y con pulsometro y gps. Y pensaba entre….el vivosmart hr plus y forerunner 35. Cual seria mejor?
    A parte tengo la muñeca muy pequeña y los de gran tamaño los descarto.

Dejar una respuesta (Comentarios bajo la aceptación de nuestro Aviso legal)