Pulsómetro óptico Scosche rhythm+: análisis, prueba y opinión.

Pulsómetro óptico Scosche rhythm+: análisis, prueba y opinión.

7161
10
Compartir
pulsometro óptico scosche rithm plus de muñeca y antebrazo

En este artículo detallaremos el funcionamiento del monitor de frecuencia cardíaca Scosche Rhythm +, un dispositivo con sensor óptico de pulso que permite conectarse tanto a relojes-gps como a aplicaciones móviles gracias a su conexión dual (Ant+ y Bluetooth). A diferencia de las tradicionales bandas torácicas y de los gadgets con sensor óptico, no se coloca ni el pecho ni en la muñeca, sino que se recomienda llevarlo en el antebrazo. Aunque este dispositivo se lanzó a mediados de 2014, y a estas alturas la mayoría de marcas ya han introducido en sus relojes-gps o pulseras de actividad los sensores ópticos de frecuencia cardíaca, hace unos meses me lancé a comprarlo. El motivo, un tweet de DCRainMaker recordándonos que hasta la fecha es el más fiable y preciso del mercado.

Y si de alguien es aconsejable fiarse en materia de gadgets deportivos es de Ray, al menos mucho más que de los que se hacen llamar “ambassadors”. Su precio, desde 77 € en Amazon, tampoco supone una locura, más aún cuando me olvidé el chip del pulsómetro en un hotel y necesitaba uno nuevo. Un olvido que no lloraré, ya que estaba bastante cansado (por decirlo fínamente) de los roces en el pecho. Éste nuevo me servirá también como “regla de medida” a la hora de evaluar en las próximas reviews la fiabilidad del sensor en relojes-gps que ya lo llevan incorporado (Forerunner 735xt y Fenix 3 HR) .

Una vez os haya contado el comportamiento del pulsómetro óptico Scosche Rhythm durante estos meses, analizaremos qué otros dispositivos hay en el mercado que puedan sustituir a la incómoda banda pectoral, para finalizar divagando un poco (o al menos os contaré mi experiencia) sobre si es más interesante optar por un pulsómetro óptico externo o elegir un reloj-gps que ya traiga el sensor incorporado.

Un primer vistazo al Scosche Rhythm plus y especificaciones técnicas.

En la caja del Scosche Rhymth plus nos encontraremos, además del propio sensor y el adaptador con cable usb para su carga, una cinta de material textil elástico con la que colocar el sensor en el antebrazo, y otra idéntica, pero más pequeña, para brazos delgados o su uso en la muñeca (*). La tela está microperforada para una mejor ventilación y en los extremos hay un velcro para enganchar las dos hebillas del sensor.

Contenido caja Scosche Rhythm plus sensor óptico de frecuencia cardíaca
Contenido: 2 brazaletes, sensor, cargador e instrucciones

La característica principal de este sensor, más que el hecho de que su posición idónea sea en el antebrazo y no en la muñeca, se encuentra en los tres leds (dos verdes y uno rojo) que acompañan al sensor óptico (los leds emiten luz y el sensor recoge la luz reflejada). Sensor, leds, colocación en el antebrazo y el algoritmo “PreformTek™” hacen de este sensor óptico uno de los más precisos del mercado, por no decir el más preciso, como ya avanzó Ray Maker y veremos en las pruebas siguientes.

Scosche Rhythm plus sensor optico con tres leds
Sensor con tres leds

La conexión y manejo del sensor es muy simple. En la parte delantera nos encontramos debajo de la carcasa de goma un botón de control, justo debajo del logotipo, y un led multicolor que nos aporta datos de estado. Una vez encendido (presionando dos segundos el botón) tendremos la siguiente información:

  • Alternando rojo/azul= esperando conexión.
  • Tres parpadeos en azul= conexión correcta.
  • Azul intermitente lento= ok, en funcionamiento.

Para apagarlo sólo tendremos que pulsar el botón durante tres segundos.

El Scosche Rhythm plus no nos informará por si solo de nuestra frecuencia cardíaca, ni tampoco almacenará (no tiene memoria interna) ningún dato. Este sensor se comporta únicamente como emisor, debiendo ir siempre acompañado de un móvil o reloj-gps para su correcto funcionamiento (de igual forma que los pulsómetros clásicos de banda pectoral).

El procedimiento para vincularlo por primera vez a un reloj-gps (ANT+ o Bluetooth) o teléfono móvil (bluetooth)  es muy sencillo, sólo tendremos que encenderlo y aparecerá en el menú de sensores de nuestro dispositivo gps o en los ajustes del bluetooth de nuestro móvil. Después de vincularlo la primera vez, nuestro gps o móvil lo reconocerá automáticamente cada vez que encendamos el sensor.

scosche-rhythm-plus-vinculacion-garmin

El sensor óptico Scosche Rhymth plus está pensado para colocarse en el antebrazo. Una posición que a priori podemos pensar que es incómoda, pero que tras probarlo, me pareció justo lo contrario. Aunque debemos llevarlo apretado, no es necesario cortar la circulación ;-), la combinación de la tela elástica junto con el cierre de velcro permite un ajuste perfecto, mucho más “a medida” que las típicas hebillas de un reloj.  Personalmente me molesta mucho llevar relojes o pulseras apretadas en la muñeca, sobre todo cuando salgo a correr, a los pocos kilómetros me empieza a molestar cualquier cosa que me apriete. Todos los dispositivos (relojes-gps o pulseras) con sensor incorporado necesitan llevarse ajustados, algo que se me hace más incómodo aún si el reloj es pesado (lo noté más en las pruebas del Fenix 3 HR que en las del Forerunner 735xt o el FR235).


Otra de las ventajas de esta posición frente a los sensores que se colocan en la muñeca es la mejor precisión en actividades de ciclismo, en donde las repetitivas flexiones de la muñeca suelen dar errores en la gráfica de pulso, algo que no sucede si lo llevamos en el antebrazo, ya que no se mueve.

mio-link-scosche-brazo

(*) Aunque su posición recomendada es la de la imagen anterior, también es posible llevarlo en la muñeca (en la cara interna). Incluso he visto a algunos usuarios que lo han colocado en la muñeca utilizando el kit de correa de velcro específico del propio reloj (fenix 2 y 3).

Scosche Rhythm plus sensor óptico de frecuencia cardíaca en muñeca Garmin

Especificaciones técnicas, precio y consideraciones de uso.

  • Dimensiones y materiales: El cuerpo es de material plástico y la parte frontal de goma. Tanto la protección de los sensores,  recubiertos por una resina transparente, como el sistema de carga (dos pines metálicos), hace pensar que resistirá bien el paso del tiempo. Es relativamente delgado, 13 cm de espesor, y muy ligero, tan sólo 22 gramos de peso.
Peso Scosche Rhythm plus sensor óptico de frecuencia cardíaca
22 gramos de peso
  • Autonomía teórica de 8 horas con una batería de ion-litio. En las pruebas realizadas casi llegó a las 10 horas reales [archivo del test de batería con conexión ant+].
  • Conectividad dual: bluetooth, para móviles y relojes como Suunto o Polar, y Ant+ para modelos de la casa Garmin. Permite conexión de múltiples dispositivos ant+ y de un dispositivo bluetooth al mismo tiempo.
pulsometro optico scosche rhythm plus dual ant+ bluetooth
Conexión dual ANT+ y bluetooth simultánea .
  • Resistencia al agua y su NO uso para natación: su grado de protección es IP67, siendo sólo resistente durante 30 minutos a 1 metro de profundidad. Es decir, no está pensado para utilizarlo en actividades de natación, pero sobrevivirá si se nos cae a la piscina. Aunque hay varios usuarios que si lo usan sin haber sufrido fallos de impermeabilidad, yo no soy partidario de hacerlo de continuo (mejor optar por el Mio Link). En todo caso, para que se transmita el pulso bajo el agua, el reloj y el sensor deben estar a muy pocos centímetros de distancia.
  • Precio y bandas de reemplazo: el Scosche Rhythm + se puede encontrar en amazon desde 76 € (*). En principio, aunque podemos comprar bandas de reemplazo originales, no será difícil inventarse alguna con cualquier trozo de elástico que encontremos por casa y un poco de velcro si la perdemos o se rompe con el uso.

(*) Comprando a través de los enlaces de las diferentes tiendas on-line estarás apoyando a crear contenido como el que estás leyendo. Por cada venta, la tienda nos da una pequeña comisión que permite sufragar los gastos y parte del tiempo dedicado a generar estas reviews.

Fiabilidad y precisión en la medición de la frecuencia cardíaca.

Aún sabiendo que Ray es muy de fiar, no estaba de más comprobar si este sensor funcionaba en otros tipos de piel (más morena). Al ser un producto propio, he tenido bastante tiempo para realizar muchas pruebas y comparar sus resultados con otros relojes con sensor óptico incorporado y pulsómetros de banda pectoral clásicos. A continuación tenéis los resultados de algunas de ellas:

Pruebas en ritmo constante: El comportamiento en entrenamientos de carrera a ritmo constante ha sido muy bueno, evitando el error típico de muchos pulsómetros ópticos, donde en los primeros minutos la medición es más elevada (necesitan un pequeño periodo de tiempo de “calentamiento”). Con los tres Leds del Scosche Rhythm + y su colocación en el antebrazo parece que ese problema desaparece por completo.

FR630+HRM (azul) vs Fenix 3 HR (naranja) vs FR920xt + Scosche (Fucsia)

Prueba 3 scosche ritmo fijo fenix 3 HR

FR630+HRM (naranja) vs FR920xt + Scosche (azul)

Prueba 2 scosche Rhytm plus ritmo fijoCambios de ritmo: En cambios de ritmo sostenidos en el tiempo (varios minutos), el comportamiento es también muy bueno. A pulsaciones altas observamos un rizado mayor en esos tramos pero que no afectan a los valores medios de ese intervalo.

FR630+HRM (naranja) vs FR920xt + Scosche (azul)

Prueba 6: Scosche rhythm (plus) cambios ritmo progresivos

FR630+HRM (fucsia) vs FR920xt + Scosche (verde)

Prueba 7: Scosche rhythm (plus) cambios ritmo progresivos

  • Intervalos de intensidad de corta duración: Como todos los pulsómetros ópticos, en picos de intensidad muy cortos se obtiene una desviación en la FC máx de unas 2-3 pulsaciones, pero tanto en los tramos de subida como en los de relajación el comportamiento es bastante correcto.

FR630+HRM (azul) vs Fenix3 HR (naranja) vs FR920xt+Scosche (fucsia)

Prueba 6: Scosche rhythm (plus) intervalos

Ciclismo: como hemos comentado anteriormente, en ciclismo su comportamiento es casi perfecto, debido en parte a su colocación en el antebrazo y a trabajar habitualmente a frecuencias más bajas que en otros deportes.

FR630+HRM (naranja) vs FR920xt + Scosche (azul)

Prueba 4: Scosche rhythm (plus) ciclismo

Errores comunes: si decidimos llevarlo en la muñeca, el resultado es similar al de la mayoría de relojes y pulseras con sensores ópticos integrados: los primeros minutos tendremos valores más altos que los reales mientras el sensor se adapta.Prueba 5: Scosche rhythm (plus) en la muñeca

Otro de los errores más habituales puede darse por un mal ajuste del pulsómetro. Si el sensor se mueve o no está bien apretado, tendremos errores de medida como el del inicio de la gráfica siguiente:

Prueba 8: Scosche rhythm (plus) mal ajustado

En algunas ocasiones (las menos), el sensor se estancaba en rangos de frecuencia elevados tras encenderlo y empezar a calentar, siendo más eficaz reiniciarlo que esperar a que se regularizase el pulso.

Ventajas, desventajas y opiniones varias.

Sin lugar a dudas, la fiabilidad y comodidad son dos de las ventajas principales del Scosche Rhythm+. En cuanto al precio, no me parece alto, más aún teniendo en cuenta el precio de la mayoría de bandas de frecuencia clásicas (entorno a los 40 €). Otro punto a favor es su brazalete fácilmente reemplazable. Como puntos negativos tendríamos la poca información que aporta su único led frontal y que no sea totalmente sumergible. Quizás no sea el pulsómetro óptico más conocido, pero sin duda es el más fiable y, en mi opinión, el más cómodo y el que tiene una mejor relación calidad/precio de las opciones disponibles que veremos a continuación.

Scosche Rhythm plus VS mio link VS garmin vivosmart HR

Otros sensores ópticos de pulso: Mio Link y Garmin Vivosmart HR.

El más similar, y conocido, es el “Mio link”, cuyo sensor óptico se utilizó en los primeros TomTom y en el Garmin Forerunner 225, en los nuevos modelos Garmin ya utiliza su propio sensor óptico “Elevate”. El Mio Link es un dispositivo de muñeca, también con conectividad dual (BT y ANT+) e idéntica autonomía (8 horas) y precio (desde 76 € en amazon). Como desventajas frente al Scosche destacaría que no dispone de correas reemplazables y que debe seguir llevándose apretado en la muñeca (incómodo y no del todo preciso en ciclismo). Su ventaja principal es su resistencia al agua, hasta 30 m, pudiendo utilizarse sin problema en actividades de natación (**).

Otra opción posible para los que ya tenéis un dispositivo de Garmin (reloj gps o ciclocomputador) es optar por la pulsera de actividad vivosmart HR [review]. Es algo más cara (desde 116 euros en amazon) que los otros dos sensores, per este dispositivo, además de transmitir la frecuencia cardíaca como un sensor externo, también dispone de funciones “inteligentes” y nos servirá para monitorizar nuestra actividad diaria y sueño. También es sumergible (**), pero a diferencia de las dos anteriores, no tiene comunicación dual, siendo compatible únicamente con dispositivos con conectividad ANT+ (Garmin y los Ambit2).

(**) En los modelos de triatlón de Garmin, Fenix 3 o Forerunner 920xt, aunque recibiremos el pulso si lo llevamos junto al reloj, no guardará en la actividad ningún dato de pulso tras finalizar la sesión, teniendo que “morir” irremediablemente a los pulsómetros específicos de triatlón de la marca. En modelos de Polar o Suunto no existe ese problema.

La duda que nos quedaría es si merece la pena optar por un sensor externo como los anteriores, o es mejor opción decantarnos por un reloj con sensor óptico integrado. Aunque la respuesta es muy personal, y la mayoría de veces idéntica en precio [Ej: FR230 (210 €)+Scosche (76€)=FR235 (286 €)], sí que tendréis que tener en consideración si sois ciclistas, si hacéis rutas con bastante frío donde lleváis el reloj encima de la ropa o si, como yo, os molesta mucho llevar el reloj ajustado a la muñeca.

Espero que esta review del pulsómetro óptico de antebrazo Scosche rhythm plus os haya sido de interés y, como siempre, tenéis el apartado de comentarios para cualquier pregunta o sugerencia. Podéis apoyar esta sección comprando a través de los enlaces de las diferentes tiendas online y tenéis nuestra cuenta de Twitter @GadgetsCorredor para estar informados de todas las noticias y ofertas relacionadas con el deporte y la tecnología.

Te puede interesar...

10 Comentarios

  1. Muchas gracias por la reseña , tengo un par de dias que conoci el sitio y cada vez me gusta mas,gracias por este tipo de articulos. saludos

  2. Hola yo tengo este sensor desde hace algún tiempo, al principio todo iba muy bien por lo cómodo que es llevarlo en el antebrazo, pero ya tiene algunos meses que me anda fallando. Me da lecturas erróneas o bien se eleva de repente las pulsaciones o quien sabe porque siempre me marca 72 pulsaciones con el led en rojo. Ya no lo uso porque no se como hacerlo funcionar bien con mi Forerunner 230.

  3. Hola!!! Estoy interesa en este artículo, ya que las cintas siempre me han marcado fatal, mi pregunta es que mi garmin es el 500, entiendo que al no tener Bluetooth no podría enlazarlo no?
    Un saludo y gracias de antemano.

  4. Hola Victor, muchas gracias por el análisis, te cuento mi problema y a ver si me puedes orientar. Yo tengo un Garmin Vivo Active 3, hago varios deportes como correr, ciclismo, pero me he dado cuenta que cuando hago actividades de alta intensidad en cortos intervalos de tiempo, como tenis o squash, el sensor óptico del VA3 no lee las pulsaciones inmediatamente sino que sigue un patrón de lectura de cada 5-8 segundos, es por este motivo que cuando llego a picos altos pero cortos no los detecta, por ejemplo, haciendo un calculo manual de mi pulso en la muñeca a veces llego a niveles de 170 a 180 pulsaciones por minuto en ciertos picos, pero el reloj no marca más de 120, y si espero algunos segundos descansando sube a 150 cuando mi pulso ya se recupero y esta en 120-130, es decir, en pulsaciones arriba de 120 no esta detectando en tiempo real mis pulsaciones y se demora en leer mi pulso exacto.
    ¿Crees que con este pulsometro de antebrazo me ayude a tener mejor información de mis pulsaciones en estas actividades?
    Saludos y gracias,

    Ferarana

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad