Inicio Noticias & Blog Piernas hinchadas: alimentos diuréticos para reducir la inflamación

Piernas hinchadas: alimentos diuréticos para reducir la inflamación

piernas hinchadas

El de las piernas hinchadas es un problema común, aunque no por ello menos molesto. Se tiene sensación de pesadez al caminar o estar de pie, por no hablar del impacto estético y cómo puede afectar a la autoestima.

¿Sabes por qué se produce? ¿Qué puedes hacer para solucionarlo? Consultamos fuentes expertas para contestar a todas las preguntas sobre la hinchazón de piernas.

¿Cuándo se hinchan los pies y las piernas?

Según MedlinePlus, el proyecto de divulgación de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, la hinchazón de piernas es un problema común, en especial entre personas mayores. Se debe a una acumulación de líquidos conocida como edema, que puede causar hinchazón, y se puede producir en circunstancias como las siguientes:

  • Cuando se tiene sobrepeso.
  • Cuando hay un coágulo de sangre o una infección en la pierna.
  • Cuando se tiene una edad avanzada.
  • Cuando se tienen problemas circulatorios.
  • Después de una cirugía.
  • En los viajes largos en avión o automóvil, por estar mucho tiempo sentados. O bien en otras circunstancias que requieren estar mucho tiempo de pie.

Causas más comunes de inflamación

Ahondamos en las causas más comunes de la inflamación de piernas y por qué se producen.

Retención de líquidos

Como recuerdan desde Laboratorios Arkopharma, el líquido de nuestro organismo se filtra regularmente a tres de los sistemas circulatorio o linfático. El edema se produce cuando el líquido no se drena, sino que se acumula en los tejidos. Es algo que puede afectar a todo el cuerpo o localizarse en alguna parte, como las piernas.

La retención provoca molestias, rigidez en las articulaciones o fluctuaciones de peso. Puede deberse a diferentes factores, como la edad, el embarazo, el ciclo menstrual, estar muchas horas de pie o sentado, etc. Una dieta alta en sal o que no contenga niveles suficientes de vitamina B o proteínas también puede favorecer la retención.

Una cirugía reciente

También es una causa frecuente, pero, ¿por qué se hinchan los pies después de una cirugía? Como explican desde el Instituto Médico del doctor González-Fontana, el organismo envía miles de células a la zona afectada durante el proceso de curación. Se produce así una primera fase inflamatoria, en la que la influjo de las células causa la acumulación de líquidos y más hinchazón.

Las piernas son, precisamente, la parte del cuerpo que más acusa retención. Se puede reflejar en los tobillos, en el abdomen o, simplemente, en una mayor sensación de pesadez.

Calor

Te habrás preguntado por qué se me hinchan los pies en verano. Las altas temperaturas propician que los vasos sanguíneos se dilaten, por lo que la sangre circula con más lentitud, se acumula en los capilares y los tejidos y, como consecuencia, se produce la retención de líquidos.

Por eso es frecuente que, en la medida de lo posible, los médicos aconsejen a personas mayores pasar los meses de calor en lugares más frescos.

Otras causas

Hay muchos factores cuya gravedad puede variar, como explican los especialistas de Mayo Clinic. Una insuficiencia renal aguda, la miocardiopatía, la nefropatía crónica, la cirrosis, el linfedema, la obesidad, la hipertensión pulmonar o estar recibiendo un tratamiento de quimioterapia pueden causar hinchazón.

Otras afecciones que pueden contribuir a la inflamación de piernas son la rotura del tendón de Aquiles, la lesión del ligamento cruzado anterior, una fractura de tobillo, pie o pierna, esguince, quemaduras, presencia de celulitis, bursitis en la rodilla (inflamación de los sacos de líquido de la articulación), osteoartritis, artritis reumatoide o el quiste de Baker, que se localiza detrás de la rodilla.

Cómo desinflar las piernas

Unas piernas inflamadas generarán sensación de pesadez y, en ocasiones, molestias de más o menos intensidad. ¿Qué puedes hacer para combatirlas? Para reducir la inflamación o evitar que se produzca, la clave está en llevar una vida saludable. De manera puntual, también puedes recurrir a remedios de venta en farmacias y tiendas especializadas.

Dieta y alimentos diuréticos naturales

El origen de la retención de líquidos es una alimentación inadecuada en muchas ocasiones. Es posible que, sin que siquiera seamos conscientes, estemos comiendo alimentos ricos en sodio o cocinando con más sal de la recomendable.

Se aconseja una alimentación rica en frutas, verduras y legumbres. Los vegetales, especialmente, pueden aportar gran cantidad de agua, lo que favorece la filtración y produce un efecto diurético. Notarás que retienes menos líquido, pero además te desharás de grasas y toxinas.

Por grupos, los alimentos más recomendados son:

  • Frutas: peras, manzanas, naranjas, kiwis y ciruelas. También plátanos, que son ricos en potasio y, por lo tanto, equilibran el exceso de sodio.
  • Vegetales: alcachofa, apio, endibia, zanahoria, tomate, lechuga, ajo, cebolla y perejil.
  • Legumbres: garbanzos, lentejas u otras, mejor comprados en seco y hervidos con poca sal. Si optas por las ya hervidas en bote, no agregues más sal.

Lo mejor que puedes tomar para beber es agua, porque favorece el sistema renal y también ayuda a eliminar toxinas y grasas. Si te cuesta beber mucha, tómala en infusiones como la de diente de león o cola de caballo.

Olvídate de los diuréticos estéticos, una moda de suplementos que, sin la debida asesoría, puede perjudicar tu salud.

Medias de compresión para pies hinchados

Entre lo que es bueno para los pies hinchados están las medias de compresión. Aprietan suavemente la pierna para que la sangre circule hacia arriba, lo que ayude a prevenir la hinchazón. También actúa contra la formación de coágulos de sangre, aunque en menor medida.

El mercado ofrece diferentes formatos. Las medias terapeúticas de compresión normal, por ejemplo, están recomendadas para personas que trabajan o pasan muchas horas de pie. Algunos modelos tupidos y abrigados son ideales para el invierno, y se trata de prendas unisex.

Va por tallas y tamaños. Las hay que cubren hasta el tobillo, la pantorrilla o hasta el muslo, y pequeña, mediana, grande o extragrande según la complexión de la persona que la vaya a usar.

Ejercicios recomendados

En cuanto a ejercicios para pies hinchadas en épocas como el verano, los paseos de al menos 20 minutos son uno de los básicos. Puedes complementar con sentadillas, subida de puntillas o elevaciones de pierna con movimientos circulares de tobillo. También te aliviará mantener las piernas en alto todos los días en casa durante unos minutos.

Desde el hospital Dr. Gálvez de Málaga explican proponen algunos ejercicios útiles para mejorar la circulación sanguínea y evitar la hinchazón:

  • Caminar. Es un ejercicio muy sano, porque no tiene un impacto y se activan fibras de todo el cuerpo, además de los beneficios cardiovasculares y respiratorios que aporta.
  • Flexión de piernas. Mejora la circulación en la parte inferior del cuerpo. Tumbado sobre la espalda, se trata de subir y bajar las piernas de forma alterna.
  • Apertura de piernas. Desde la posición anterior, levanta las piernas, manténlas rectas y luego sepáralas para hacer una V. Repite varias veces.
  • Natación. Es una buena actividad para activar la circulación sanguínea en el tronco y en los brazos. Además, es un deporte poco lesivo.
  • Caminar de puntillas. Activa la circulación en pantorrillas y gemelos. Puedes aprovechar alguno de tus trayectos caminando, o bien dedicarle unos minutos al día apoyándote en la pared.
  • Flexiones con los pies. Es un buen ejercicio cuando estás sentado en el trabajo y notas que los pies se hinchan. Apóyalos en el suelo, levanta los talones como si estuvieras de puntillas y luego apóyalos para dejar levantados los dedos de los pies.
  • Levantar brazos. De pie y con las rodillas ligeramente flexionadas, abre los brazos en cruz, súbelos y bájalos alternativamente. Activarás la circulación de los brazos.
  • Movimientos de cuello. Mira alternativamente de izquierda a derecha, de arriba a abajo y haz movimientos circulares suavemente.

Correr, bailar o montar en bicicleta también son ejercicios especialmente recomendados.

Conclusiones sobre la hinchazón de piernas

Aunque se trate de un problema frecuente que no tiene por qué revestir gravedad, conviene atajar la hinchazón de piernas. Habitualmente, hacerlo implica adoptar hábitos de vida saludables. Resumimos lo que debes saber al respecto:

  • Las causas de las piernas, tobillos y/o pies hinchados pueden ser múltiples, y revisten diferente gravedad.
  • Las más comunes son la retención de líquidos, el calor o haberse sometido a una cirugía reciente, pero hay otras. En muchos casos, se necesita atención médica profesional.
  • Una dieta baja en sodio y rica en frutas, vegetales y legumbres es clave para atajar el problema.
  • El ejercicio físico regular también ayuda, y lo mínimo son 20 minutos de paseo al día. Dependiendo de factores como la edad o el estado de forma, se puede complementar con otras actividades.
  • Hay accesorios útiles que pueden proporcionar alivio, como las medias de compresión.

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad