Picolinato de cromo

Picolinato de cromo

Compartir
picolinato de cromo

Los suplementos alimenticios o nutricionales están en continuo crecimiento. Los deportistas en particular, para mejorar el rendimiento físico, y las personas en general que quieren mejorar su condición física y su figura, o bien aquellas que sufren algunas restricciones alimenticias, acuden a estos suplementos para complementar su dieta.

Hoy os mostramos más información sobre el picolinato de cromo, un suplemento nutricional que se utiliza para prevenir la deficiencia de cromo.

¿Qué es el picolinato de cromo?

El picolinato de cromo es un compuesto que se elabora a partir de ácido picolínico y cromo. El ácido funciona como transportador de cromo para facilitar el acceso a las membranas celulares.

El cromo, considerado un oligoelemento, es un mineral esencial en el organismo, pues juega un papel fundamental en el metabolismo de los carbohidratos. Un correcto aporte de cromo favorece un metabolismo correcto y eficiente.

Este mineral se encuentra de manera natural en la carne, los mariscos, los huevos, el germen de trigo y otros alimentos. La función principal del cromo es mantener estables los niveles de glucosa en sangre, aunque también influye en el metabolismo de las grasas, ayudando a estabilizar los niveles de colesterol. Existen estudios que demuestran la capacidad potencial del cromo para reducir el colesterol LDL (colesterol malo) y aumentar el colesterol HDL (colesterol bueno).

A pesar de que el aporte de cromo en una dieta sana es suficiente, su déficit lleva aparejado un mayor riesgo de diabetes, hiperglucemia o problemas cardíacos.

La suplementación con picolinato de cromo tiene, como principal cometido, prevenir las deficiencias de cromo. La función del ácido picolínico es actuar como quelante, es decir, servir de transportador del cromo para facilitar la entrada de este a las membranas celulares.

El cromo mejora la sensibilidad de la insulina y el metabolismo de la glucosa. Este nutriente es un cofactor esencial en la acción de la insulina, de modo que su ingesta mejora el control de la glucosa y reduce la dosis necesaria de insulina para enfermos de diabetes.

Al mejorar la actividad de la insulina, el cromo ayuda a reducir la grasa corporal y fomentar las ganancias de grasa magra, si bien estos estudios no son concluyentes. Algunos estudios afirman que con este suplemento se pueden conseguir cambios significativos en la composición corporal y pérdida de peso, mientras que otros no muestran tales efectos.

El picolinato de cromo en el mundo del fitness

El picolinato de cromo un suplemento que gana en popularidad por su relación con el metabolismo, pues esta relación suele emplearse para mejorar el rendimiento atlético, la fuerza y la masa muscular.

Al regular los niveles de glucosa, el cromo también puede reducir el deseo por el dulce durante tratamientos de pérdida de peso.

En épocas de definición largas o extremas, para los aficionados al culturismo, este suplemento regula el nivel de insulina en el organismo, evitando picos y consiguiendo estabilizar mejor la pérdida de grasa que es lo que se busca en ese periodo.

Las dosis recomendadas

Las cantidades recomendadas diarias de cromo varían entre los 40 y los 200 microgramos dependiendo de cada individuo. Esta es la cantidad que por lo general se encuentra en los complejos multivitamínicos.

En el caso de una persona sedentaria sin deficiencias de este oligoelemento, basta con una dosis diaria de unos 40 microgramos al día, que se puede obtener cómodamente con una dieta sana. En los individuos más activos se pueden requerir cantidades de 100 a 200 microgramos al día.

Para personas que realizan una actividad física intensa, con entrenamientos diarios o muy frecuentes, estas cantidades a tomar han de ser mayores. En este caso, culturistas y aficionados al fitness, lo habitual es tomar dos cápsulas de 200 microgramos al día, pues suelen comercializarse en este formato, tomar una antes del desayuno y una antes del almuerzo o antes del entrenamiento.

La dosis terapéutica de cromo efectiva oscila entre los 150 y los 1.000 microgramos de cromo al día en forma de picolinato. Los pacientes con diabetes tipo 2 pueden tomar, dependiendo de la prescripción, cantidades que van desde los 200 a los 1.000 microgramos diarios.

Efectos secundarios asociados

Cualquier abuso de suplementos y complejos nutricionales, aunque sean a base de vitaminas y minerales, puede crear efectos secundarios nocivos para la salud, especialmente si se supera la dosis recomendada.

En el caso del cromo, se han reportado casos de personas que sufrieron descomposición del tejido muscular por tomar dosis superiores a los 1.200 microgramos diarios de este compuesto. Así mismo, algunas personas pueden otros procesos como irritación de la piel, dolores de cabeza, mareos, náuseas, cambios de humor y fallos de coordinación si superan los 600 microgramos al día.

En el caso de los enfermos de diabetes que estén bajo tratamiento médico deben consultar con un especialista antes de consumir complementos dietéticos con cromo, para ajustar la dosis.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad