Inicio El Taller del Corredor ¿Paz y amor para las lesiones agudas?

¿Paz y amor para las lesiones agudas?

lesiones ibuprofeno

Hola a todos l@s amig@s de la Bolsa del corredor. ¿Pensáis que nos ha llegado algo de humo de un “cigarro de la risa”? ¿Qué vivimos en un festival Reggae?. Tranquilos, ¡estamos bien! (aunque nos anulen todas las carreras habidas y por haber). En este post os hablaremos de cómo enfocar el tratamiento para las lesiones agudas de los maltrechos musculillos, tendones y ligamentos de los cuerpecillos de los corredores.

Clásicamente para las lesiones de partes blandas, se ha recomendado por médicos, fisioterapeutas o podólogos un acrónimo (por sus siglas en inglés), que es el RICE; Rest (descanso), Ice (hielo), Compresión y Elevación. Sin embargo y según la evidencia más actual, este protocolo se ha quedado obsoleto. Además, ¿quién va a un profesional para que les diga que hay que parar de correr?.

Una nueva propuesta de tratamiento ha sido establecida por Dubois y Esculier en la Revista Británica de Medicina Deportiva, denominada PEACE and LOVE (PAZ Y AMOR). Aquí ya veis que no estamos tan mal como parecía al principio, ¿eh? 😉

Estos autores proponen el siguiente enfoque (PEACE) para los primeros días de la lesión; Protection (Protección), Elevation (Elevación), Avoid anti-inflammatories (Evitar los antiinflamatorios), Compression (Compresión) y Education (Educación).

  • La protección, o restricción del movimiento de 1 a 3 días tendría como objetivo minimizar el posible sangrado y evitar la mayor distensión de las fibras de tejido blando afectadas..
  • La elevación del miembro afectado por encima del nivel del corazón, favorece la salida de los fluidos fuera de los tejidos y su posterior reabsorción por el sistema linfático.
  • Se desaconseja el uso de anti-inflamatorios debido a que varias fases de la inflamación ayudan a reparar el tejido dañado por la lesión. De este modo, si actuamos farmacológicamente en esta fase, puede tener una repercusión negativa en la curación a largo plazo del tejido.
  • La compresión, mediante vendajes o tappings ayudan a limitar los edemas intra-articulares y el sangrado interno de los tejidos.
  • Por último, la educación proporcionada por el profesional, respecto al manejo de la carga en la lesión, puede ayudar a una recuperación activa y evitar el sobre-tratamiento. En ocasiones es frecuente tener pacientes que se tratan en 2 (o más) profesionales a la vez, a veces con tratamientos altamente tecnológicos pero con objetivos diferentes. Una expectativa realista del periodo de recuperación es mejor que perseguir una recuperación milagrosa.

Como veis, este protocolo manda al banquillo al hielo, en el tratamiento de lesiones agudas. Aunque el hielo es analgésico, en estas primeras fases tendría el mismo efecto que el anti-inflamatorio. El cese del dolor agudo marcará el momento de pasar a la siguiente fase. Después de estos primeros días de PEACE, las lesiones necesitan LOVE, que indicaría Load (Carga), Optimism (Optimismo), Vascularization (Vascularización) y Exercise (Ejercicio).

  • La carga, mediante un ejercicio controlado debe ser realizada lo antes posible y las actividades normales recuperadas tan pronto como los síntomas lo permitan y siempre que no empeoren el dolor.
  • Aquí entra uno de los aspectos psicológicos de esta palabra, como es el optimismo, ya que este está asociado con mejores resultados y pronósticos de recuperación.
  • La vascularización, o realización de ejercicio aeróbico durante este proceso aumenta el flujo sanguíneo en la zona dañada, mejorando la fase de reparación.
  • El ejercicio, o activación de la zona lesionada, ayuda a restaurar la movilidad, la fuerza y la propiocepción de la zona lesionada. En este momento, el ejercicio debe estar libre de dolor para asegurar una reparación optima de la zona dañada.

Así pues, queridos corredores, si tenéis una lesión de tejidos blandos; músculos, tendones o ligamentos, evitad de primera los anti-inflamatorios, cargad la zona cuando el dolor agudo haya desaparecido, y dejad atrás las férulas, yesos y el maldito reposo y tomad la cosa con optimismo, que no viene nunca mal. Y si no podemos correr, haced otro ejercicio, para mantener el movimiento activo de la zona. Vuestra recuperación será mucho mejor y más satisfactoria. Nos vemos por las carreras… virtuales.

¡Salud y Kilómetros!

@Podoalf

Bibliografía


Blaise Dubois, Jean-Francois Esculier. The Running Clinic.

Soft-tissue injuries simply need PEACE and LOVE. Br J Sports Med 2020 Jan;54(2):72-73.doi: 10.1136/bjsports-2019-101253


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad