Pau Capell: “La llegada fue brutal, no tenía nada planeado, me dejé...

Pau Capell: “La llegada fue brutal, no tenía nada planeado, me dejé llevar…”

Compartir
Pau Capell, junto con los dos acompañantes en el podio de UTMB
Pau Capell, junto con los dos acompañantes en el podio de UTMB

Es uno de los hombres del verano, sin duda. Ha vencido la prueba reina, la carrera de montaña más prestigiosa del mundo, la meca. Pau Capell, con solo 27 años, se impuso en el UTMB del Mont Blanc, 171 kilómetros y más de 9.000 metros de desnivel positivo que transcurren entre tres países (Francia, Suiza e Italia) y que representan una auténtica prueba de fuego para cualquier ultracorredor. Capell comenzó a correr hace apenas siete años, después de romperse el cruzado jugando a fútbol sala. Benditos cruzados. Llegó a Chamonix con 48 minutos de ventaja sobre el segundo clasificado. Hablamos con él en la Bolsa del Corredor.

“Era un sueño cuando empecé hace siete años a correr. Poderlo cumplir tan pronto es una barbaridad. Poco a poco lo voy asimilando y estoy muy contento, feliz por lo que hicimos”, nos comenta sobre la victoria.

¿Qué tiene UTMB que la hace tan especial?

“Supongo que es darle la vuelta al Montblanc, una montaña tan emblemática, cruzar tres países, todo ello genera motivación. Desde siempre han ido los mejores. Supongo que marcas, patrocinios…todo ayuda. La gente cuando va a las carreras normalmente va para correrlas y en UTMB van para verla. Te encuentras que hay un seguimiento de más de 10.000 personas en la montaña y eso la hace única”.

“Vale la pena cada día porque me gusta. Si no me gustara no valdría la pena, evidentemente. Estoy cada día más de cinco horas de entreno y me levanto cada día con ganas de entrenar. Las carreras son las guindas del pastel, las que marcan si lo estamos haciendo bien o no. Pero lo que más nos gusta es el entreno diario”, responde sobre si ha valido la pena todo el camino recorrido.

Todo el entrenamiento depende de cómo te levantes el Día-D…

“La clave es el hecho de levantarte y no tener ningún problema. Porque puedes llegar muy preparado y el Día-D despertarte mal del estómago. En mi caso, me levanté bien, hicimos los deberes en cuanto a estrategia de carrera, salí a hacer mis tiempos y me encontré solo delante desde el principio y la completé solo. Quizás 48 minutos fue más tiempo de lo que me pensaba a mediados de carrera. En una carrera tan larga tampoco es tanto”.

“Empecé hace siete años por una lesión. Me rompí el cruzado jugando a fútbol y descubrí la montaña. Esa sensación de libertad me maravilló. La sentí desde el primer momento, empecé a hacer carreras de 21 y de 42 hasta que cuando llevaba solo seis meses corrí el primer ultra. Y me enganchó. La lesión de cruzados toco madera pero no se ha repetido ninguna molestia. No noto diferencia entre rodillas”., nos narra sobre sus inicios.

Y la llegada, la recta deseada, el ambiente…

“No tenía nada pensado para la llegada. Llegué a Chamonix y a dos kilómetros de meta ya tenía un pasillo hecho. Conforme me acercaba a meta me fui animando. La disfruté mucho, en ningún momento pensé en que me estaban grabando, lo viví como uno más”.

Un triplete español histórico

“Creo que somos gente trabajadora, en todo. Pablo Villa es un deportista excelente que entrena mucho y bien y Luis Alberto es un portento físico. No hay secreto en esto, si tú entrenas y te preparas las cosas salen bien. Después también somos afortunados de tener las montañas que tenemos. No es mi caso quizás que vivo en Sant Boi y me entreno con picos de 200 metros, pero por ejemplo Luis Alberto y Pablo sí viven en zonas privilegiadas de montaña”

“Ordenas un poco tu vida. Tu propia vida la vives en la montaña y todos los problemas y cosas que van bien las acabas repasando sobre la montaña. A mí me han salido ideas y proyectos personales en la montaña un día cualquiera entre semana“, nos explica cuando le preguntamos si estar tantas solas solo ahí arriba es mejor que ir al piscólogo.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad