“Abdessamad Oukhelfen está muy lejos de su techo como atleta”

“Abdessamad Oukhelfen está muy lejos de su techo como atleta”

Compartir
Oukhelfen posa con su bronce en el Europeo de Cros / RFEA

El Xef’s Team es uno de los grupos de entrenamiento de jóvenes más destacado de nuestro país. Lo lidera la entrenadora María Carbó, que acaba de ser madre. Entre algunos de sus atletas más destacados está Abdessamad Oukhelfen, una de las jóvenes promesas de nuestro fondo. María nos habla en la Radio del Corredor de su labor, de sus métodos, de Abdessamad y de cómo ve la nueva hornada que está golpeando la puerta con fuerza.

María, felicidades por tu reciente maternidad. ¿Cómo lo llevas?

“La verdad es que me estoy adaptando muy bien porque me gusta esta situación. Es verdad que el ritmo de vida ha cambiado, pero estoy muy contenta e intento llevar a cabo todo lo que puedo en cuanto a trabajo y entrenamiento”.

“Pienso que cuando más activo eres y más preparado físicamente estás mejor llevas estos cambios. Yo lo llevo bien porque tanto durante el embarazo como ahora sigo llevando una vida bastante activa porque a mi hija le gusta también bastante la marcha”.

¿Ayuda mantener una vida activa físicamente durante el embarazo?

“Por supuesto, creo que ayuda muchísimo estar en forma como a nivel psicológico. Hasta ahora siempre he estado todo el día con la niña, ha venido a la pista algunos días conmigo incluso y ahora la tendré que dejar a ratos. Va a ser algo complicado de gestionar, pero es lo que toca”.

¿Cuéntanos las particularidades de trabajar con atletas jóvenes?

“La verdad es que a mi me gusta empezar con los atletas jovencitos, lo que pasa es que ahora no he querido entrenar a un volumen muy alto de atletas por falta de tiempo y estoy con un grupo bastante cerrado de 14. No he tenido incorporaciones jóvenes y los que tengo van creciendo. Sí que tengo algún júnior, pero la mayoría son sub’23 y absoluto ya. Pero es cierto que me gusta empezar con ellos desde jovencitos si es posible”.

“Primero de todo, intento engancharles al atletismo, que les guste, sobre todo entrenar, que se lo pasen bien. Otra cosa que tengo muy en cuenta es trabajar mucho la condición física y la técnica de carrera, soy muy obsesiva con estas dos facetas”.

A nivel de gestión de ’emociones’ imagino que muchas veces tienes que ‘frenarlos’…

“Es lo que hago más en el grupo de entrenamiento. Lo que intento siempre es que toquen de pies en el suelo; está bien que sean ambiciosos, pero deben saber que este mundo es difícil y que a veces no salen las cosas como uno quiere. Hay que trabajar humildemente y tener mucha paciencia y eso es algo que les cuesta bastante. Más cuando las cosas les van bien y sacan buenos resultados, siempre quieren más. Es importante que el entrenador esté ahí para frenarlos un poco y para hacerles ver que hay días que las cosas no salen como uno quiere. Yo, por suerte, no me he encontrado tanto con casos de falta de motivación, más bien lo que suelo hacer es frenar ese ímpetu”.

Uno de tus atletas más destacados es Oukhelfen, que ya empieza a destacar en pruebas de fondo

“Abdessamad empezó a trabajar conmigo cuando era júnior de primer año. Tuve la suerte de que cuando llegó al grupo estaba muy verde en cuanto a entrenamiento. Había hecho muy poca cosa y la que había hecho muy bien hecha. Eso era un punto a favor porque era como coger a un atleta infantil. El trabajo con él ha sido muy progresivo y también me ha facilitado mucho el trabajo su manera de ser. Nunca me ha puesto prisa, hacía lo que le decía y se limitaba a eso. Año tras año hemos aumentado el volumen de entrenamiento, la intensidad y cada año incorporando cositas nuevas”.

¿Cómo gestionas el trabajo individualizado con cada atleta?

“La verdad es que estoy disponible para ellos las 24 horas al día y hablo con ellos muchísimo. Eso creo que es un punto a favor, que ayuda mucho a la relación atleta-entrenador y también a la confianza del atleta en el atleta que está haciendo y consigo mismo. No los veo muchas horas a la semana porque viven en poblaciones lejanas a la mía y nos reunimos cuando la semana es más rutinaria sin competiciones 2/3 veces de forma semanal. Con la maternidad han sido pocos días, así que cuando voy a la pista no estoy pendiente del reloj, me paso el tiempo que haga falta con ellos y los escucho. Luego con el móvil hablamos mucho y me cuentan sus sensaciones. En cuanto al entrenamiento eso es lo que más trabajo me lleva. Siempre intento que cada atleta haga el entrenamiento adaptado a él, pero cuando bajan a Vilafranca intento hacerles coincidir en las series, que se puedan ayudar; es muy bonito cuando vienen porque cada uno hace lo suyo, pero se ayudan y hago que coincidan en ciertos aspectos”.

Volviendo a Abdessamad. Debió ser duro gestionar todo el tiempo que estuvo esperando obtener la nacionalidad y no podía hacer podios ni medallas…

“La temporada anterior a tener la nacionalidad fue la más dura. Al principio tienes la esperanza de que ya llegará, que queda poco, pero ves cómo van pasando las temporadas y aún no llega, se te van escapando oportunidades, para él había momentos de desánimo y frustrantes en los que me tocaba tranquilizarlo y decirle que tuviera paciencia y que se fijara no tanto en resultados, podios o medallas, sino en cómo estaba creciendo él a nivel atlético”.

“El tiempo que llevo con él ha ido entrenando en progresión, aumentando cada año y pienso que aún le queda mucho margen. Es verdad que ahora está a un nivel entrenando bastante alto, pero creo que está muy lejos de la mayoría de atletas que están consiguiendo resultados similares a él. Diciéndote esto ya ves que tiene mucho margen y creo que aún está por ver el mejor Oukhelfen”.

¿Temes que con su evolución piense en un cambio de grupo de entrenamiento para ‘prosperar’?

“Bueno eso siempre puede pasar. Y tal vez cuando se consigue un nivel alto es cuando los atletas hablan con más gente, piensan en que pueden mejorar si renuevan grupo o entrenador; intento no pensar en esto, pienso en el día a día y en cómo puedo ayudarle ahora mismo para que sea mejor atleta, tanto ahora como a largo plazo. Hace años que pienso en él con un proyecto mirando hacia París 2024, a muy largo plazo, pero sé que puede tomar otra dirección y si eso pasa le desearé suerte”.

Tienes un atleta joven y talentoso, Jordi Torrents, que lleva un calvario de lesiones…

“Jordi parece que tiene una lesión piscosomática; durante todo este tiempo le han hecho pruebas y no acaban de ver qué lesión tiene. Sigue con molestias, pero también recomendados por médicos decidimos seguir entrenando con aparente normalidad. No sabíamos si parar, sino, así que ahora estamos volviendo a entrenar pero no acaba de estar fino, algunas semanas tiene molestias, otras no, así que nos vamos adaptando a eso esperando que un día remitan y él esté preparado para poder intentar rendir a un alto nivel”.

“Yo no me centraría en nombres en concreto, sino en el nivel global que hay, que es muy alto. Eso también puede hacer que salga más de uno a nivel muy destacado mundialmente. Es un muy buen momento, que estos chicas y chicos de cara a París 2024 pueden caer medallas y darnos alegrías”.

¿Dónde veremos a Oukhelfen en estos próximos meses?

“En el caso de Abdessamad no tenemos claro aún si tocará la pista cubierta. La idea es preparar bien el cros para hacer un buen Campeonato de España de 10.000 y luego en mayo-junio ponernos con el 5.000. Acabaremos de decidir pronto si hace un 3.000 en pista cubierta y según como vaya decidiremos si hace algo más en pista cubierta o seguiremos con lo previsto”.

Escucha la entrevista a partir del minuto 23 de las siguientes plataformas:

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad