Inicio New Balance New Balance FuelCell RC Elite

New Balance FuelCell RC Elite

Por fin ha llegado a las tiendas New Balance FuelCell RC Elite, la zapatilla de competición con placa de fibra de carbono con que la marca americana da un golpe sobre la mesa. Y lo hace para plantar cara en el ya muy duro segmento de las zapatillas voladoras. Su viaje ha sido largo y complicado por las circunstancias actuales, pero, como ya explicamos en Colección New Balance Fuelcell con placa de carbono, no hace, sino que completar un equipo de lujo que permite elegir zapatillas con placa de carbono casi para cualquier especialidad: del medio fondo al fondo.

Una auténtica pura sangre esta FuelCell RC Elite, donde los de Boston vuelven a derramar su tarro de las esencias para obtener una zapa con altas dosis de retorno de energía y de rebote que, junto a la placa de fibra de carbono, han de ayudar al corredor o corredora a luchar por mejorar sus registros, ya sea en carreras o contra el crono.

Como decía, llega en un período marcado por la pandemia, pero también por la prohibición de World Athletics, que deja a algunos modelos en el ostracismo de la prohibición (como por ejemplo el prototipo que utilizó Kipchoge para bajar de las dos horas…) que no es el caso de esta RC Elite, que cumple a rajatabla con lo legal y con la igualdad deportiva, como no podía ser de otra manera.

Pero vamos con esta zapa, a ver con detalle cuáles son sus características.

Mediasuela

La mediasuela de New Balance Fuelcell RC Elite es la parte más importante de la zapa. La marca americana combina aquí un compuesto amortiguado de alto rebote y aprovechamiento de energía, con una placa de fibra de carbono que ha de ayudar en el esfuerzo de quien la vista y a lanzar todas y cada una de sus zancadas.

El material es FuelCell, de ahí que dé nombre a la zapa. Es un compuesto de alto rendimiento, pero con un tacto suave, que destaca sobre el resto de mediasuelas estándar por su alta capacidad de rebote. Esto permite un aprovechamiento de la energía que se produce al impactar contra el suelo al correr, por lo que la sensación de reactividad está muy presente.

Además no es FuelCell “a secas” ya que en esta RC Elite se ha utilizado el proceso ACL por el que se combina TPU con diferentes espumas para lograr un FuelCell de mayor rendimiento. La manera cómo New Balance lo logra es mediante un proceso que permite colocar los gránulos de material en una cámara presurizada, para expandirlos. Esto crea una densidad específica (S.G. o Specific Gravity) muy ligera, con un retorno de energía elevado, pero suave y con una consistencia que la hace compatible con otros compuestos (como por ejemplo la fibra de carbono de la placa).

Y precisamente el hecho de que dentro haya embutida una placa de fibra de carbono de longitud completa, no hace sino que magnificar el efecto rebote y ayudar a lanzar la siguiente zancada. Claro, también hay que decir que la zapatilla FuelCell RC Elite está enfocada a corredores y corredoras mejor con experiencia previa o que corran a ritmos ya elevados y que pretendan mejorar.

Y si se observa, en el lateral hay un pequeño saliente que nos recuerda a otros modelos FuelCell de New Balance, como Rebel en su momento. La función es importante: aporta estabilidad en esa zona lateral, especialmente en la fase de despegue, favoreciendo que el impulso sea más eficiente.

Hay bastante material, por eso se llega hasta los 32mm de altura en el talón y los 22mm del antepie (con un drop lógico de 10mm). Pero lejos de los 40mm de límite que marca World Athletics, por lo que, al mantenerse a una altura equiparable a una mediasuela de zapatilla de entrenamiento, se puede decir que, aun estando dentro de las mediasuelas maximalistas de competición, permite cierta sensación de suelo, básico para quienes les gusta hilar fino a la hora de correr.

Suela

Otra de las partes importantes de New Balance FuelCell RC Elite es la suela. La utilización del compuesto avanzado Dynaride le permite tener una máxima tracción, como principal característica, aunque no la única. Normalmente la goma sólida es el material más pesado en todas las zapatillas de running, pero New Balance logra con Dynaride un caucho ligero, perfecto para su inclusión en esta voladora.

Tracción y ligereza le permite a esta suela adaptarse a diferentes entornos de trabajo, aunque esté indicada principalmente para su uso en competición y en superficies lisas y duras como el asfalto. El taqueado está dividido en dos grandes zonas: la del talón y el antepie.

Toda la parte delantera es una cantidad enorme de tacos triangulares. ¡Alrededor de 200! Están colocados en diferentes orientaciones con la función de garantizar la tracción en todas direcciones, en desiguales situaciones climáticas y en cualquier circunstancia, adaptándose a la pisada de cada corredor al facilitar la flexibilidad de la zapatilla. Es tal la búsqueda de tracción que los tacos llegan hasta la parte superior de la puntera. New Balance los ha puesto incluso aquí para no perder ni un ápice de contacto del taqueado, hasta el momento mismo de separar el pie del suelo para la fase de vuelo.

En cambio, en la zona del talón la cosa cambia y mucho. En teoría, para quien corre de metatarso, esta parte no tiene tanta incidencia sobre la marcha como sí pasa, por ejemplo, en las zapatillas de entrenamiento diario. Aun así, el diseño pretende proteger a la zapatilla del desgaste, formando una forma de herradura que, en cualquier caso facilitará la entrada a cualquier tipo de pisada, incluso de quien talonee.

El resto de la suela, es el mismo material amortiguado de la mediasuela, que llega hasta la suela y ayuda  a ahorrar caucho (que ya hemos dicho que es el compuesto más pesado). Como parte de ese esfuerzo general, se explica el espectacular bajo peso de esta RC Elite, que es de 198gr.

Upper

El upper de New Balance FuelCell RC Elite está confeccionado con una malla que, como no podía ser de otra forma, es muy ligera. Está fabricada toda de una pieza y tiene grandes aberturas en prácticamente toda su superficie (tan sólo es cerrada la parte que abraza al talón).

Ligera y transpirable, gracias a su elasticidad, se adapta a la forma del pie con mucha suavidad. Lógico, no lleva refuerzos rígidos como por ejemplo la piel sintética (en las de competi hay que sacrificar material en pos de la ligereza). No obstante, la marca americana, como hacen otras y ella misma en otros modelos, utiliza aquí su nombre y su logo para dar cierto empaque a la malla, justo en el mediopie. Es donde hace más falta, aunque también lo vemos en la zona de los dedos, a donde se llega con el logo que recorre todo el borde exterior.

Sí que hay unos refuerzos aunque son casi imperceptibles. Son unas finísimas películas de material transparente en TPU (casi tan delgadas como si fueran cinta adhesiva), coincidentes con las letras y que hacen esa útil función de refuerzo y sujeción lateral.

Los cordones son planos y están pasados por tan sólo cinco ojales (queda un sexto libre), además de por la fina lengüeta, para que ésta no se desplace al correr. Por cierto, que los ojales llevan unas superposiciones impresas para aumentar la resistencia a una posible rotura. Ya por dentro, la plantilla está llena de agujeros que han de favorecer la transpirabilidad, mientras que toda la parte del talón que abraza al tobillo es más fina que la de su compañera FuelCell TC.

Resumen

New Balance FuelCell RC Elite es la zapatilla de competición más avanzada de New Balance, se encuentra entre las voladoras con placa de fibra de carbono y está enfocada a corredores y corredoras élite o que tengan un buen nivel. Está indicada para todas las distancias entre 10K y Maratón (recordemos que New Balance tiene otra zapatilla enfocada a carreras cortas, como es FuelCell 5280).

El peso de esta RC Elite es de tan sólo 198gr, lo que es una gran baza teniendo en cuenta que la mediasuela tiene un generoso grosor de 32/22mm (drop de 10mm) y que además aloja en su interior una placa de fibra de carbono de longitud completa.

El peso ideal de quien las use sería un peso bajo o peso medio (quizás dentro de la propia New Balance, alguien rápido pero con peso elevado podría decantarse por la polivalente FuelCell TC, también con placa de fibra de carbono). Los ritmos a los que usarla: los máximos que se pueda, sin duda, pero por poner un dato a esto, estaríamos hablando de que tendría sentido usarlas por debajo de los 3’40”-3’50” de referencia en un 10K.

El precio oficial de New Balance FuelCell RC Elite es de 230€.

PUNTOS DE VENTA


Esta es la parte más dolorosa de la espectacular New Balance FuelCell RC Elite, ya que sólo va a estar disponible en contados puntos de distribución. Así, aparte de en la propia web de New Balance o en su punto de venta New Balance STORE de Gran Via, 15, en Madrid, y a un precio de 230€, de momento sólo será posible adquirirla en:


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad