New Balance Fresh Foam More

New Balance Fresh Foam More

Compartir

 

Tenemos el análisis y características de New Balance Fresh Foam More, un nuevo modelo que llega rompiendo barreras. Las primeras, las de la propia marca americana, puesto que nunca antes había concebido un modelo de características propias de la máxima amortiguación: volumen en la mediasuela combinado con un muy bajo drop.

Tampoco New Balance había utilizado en una zapatilla rodadora una mediasuela con dos diferentes compuestos de tal desigual dureza, que uno de ellos haga las veces de suela.

Fresh Foam More es una gran novedad que será agradecida por quienes busquen la máxima amortiguación y que ésta se combine, además con un drop de apenas 4mm.

Vamos a ver con qué nos ha sorprendido esta vez New Balance, aunque ya avanzo que una de las sorpresas es el escaso peso: 292gr las de ellos y 231gr las de ellas.

Características New Balance Fresh Foam More

Mediasuela

La mediasuela de New Balance Fresh Foam More es lo que le da personalidad a esta zapatilla. Sin renunciar a la ligereza, la amortiguación es máxima. Los de Boston han buscado que además, ésta sea suave.

Para ello New Balance se basa en dos conceptos principales: la utilización de dos compuestos diferentes como son Fresh Foam y Ground Contact EVA y el volumen que de estos dos materiales utiliza en la mediasuela.

La parte principal, y la que está más cercana al pie es Fresh Foam. Es fácil de distinguir en las fotos porque tiene dos tipos de relieves que explicaré después: agujeros en la cara exterior de la mediasuela y celdas hexagonales en el interior.

Fresh Foam es un material amortiguado modelado a láser que en esta ocasión varía la posición del pie debido a un drop (la diferencia de altura entre el talón y la zona metatarsiana) de 4mm. Es amortiguado, pero New Balance ha querido que sea extra suave, gracias a un grado de dureza de 48C.

El otro material, Ground Contact EVA, tiene un grado de dureza de 57C y está situado bajo el Fresh Foam. Se da el caso de que, gracias a su dureza y resistencia, también trabaja como suela. En las fotos es difícil de distinguir ambos compuestos porque tienen el mismo color blanco, aunque sólo hace falta tocarlos para apreciar la diferencia. Además, la parte en contacto con el suelo, New Balance la ha moldeado con el diseño en waffle típico de las zapatillas de Running, para una mejor tracción.

La altura de la mediasuela, no tiene precedentes en la marca americana. La elevación del interior del talón con respecto al suelo es de 30mm, mientras que el antepie es de 26mm (de ahí vienen los 4mm de drop). Alguien podría decir que en las fotos, o si la tiene en las manos, la altura es mucho mayor que esos 30mm. De hecho, he medido la parte más alta de la mediasuela y tiene 63mm (ver foto). Esto es engañoso, porque en realidad, los laterales, como en la mayoría de modelos, suben más pero sólo por la “fachada.”

Hacer la mediasuela más alta por el exterior que por el interior es un recurso que viene de lejos y lo que se pretende es que el pie quede encajado para que no se desplace (yo lo compararía con el asiento de un coche de competición, que cuando te sientas, quedas encajado en él, para que no te desplaces ni un milímetro a pesar de las numerosas fuerzas que tiran de tu cuerpo en una y otra dirección). Este recurso es Unique Topline y es el responsable de que el pie tenga un apoyo estable en cuanto a movimiento. En Fresh Foam More es esa franja de material, entre negro y gris, que recorre todo el contorno de la zapatilla entre la mediasuela y el upper.

La flexibilidad de Feesh Foam More queda alterada por la propia construcción de la mediasuela, un efecto buscado adrede por New Balance, para una amortiguación suave pero no en exceso flexible.

Finalmente, me queda explicar lo de los agujeros y las figuras hexagonales de la mediasuela: Los agujeros, en la cara exterior favorecen que el material se deforme mejor cuando el pie impacta contra el suelo, ya que suele hacerlo por este lugar y así la amortiguación se va realizando de manera progresiva. En cambio, la cara interior, que actúa una fracción de segundo después, es la que recibe la caída ya con todo el peso del cuerpo, precisamente en el momento de rotar el tobillo. Aquí las formas hexagonales, un poco convexas, van a colaborar en la estabilidad de la pisada. Además, un aspecto a destacar de la distribución del Ground Contact es que justo por la cara interior es donde hay algo más de este material más firme.

Suela

La suela de New Balance Fresh Foam More ha quedado en parte desvelada en el apartado anterior, aunque aún quedan aspectos por explicar. El material Ground Contact de la mediasuela está en contacto directo con el suelo. Esto aporta un grado más de suavidad al correr que si el material de contacto fuera una simple goma sólida.

Hay un pero. Y es la durabilidad según dónde utilicemos esta Fresh Foam More. Si la utilizamos en superficie dura como el asfalto y, en general los entornos urbanos, el material tendrá una durabilidad aceptable. En cambio, si la utilizamos por tierra, aunque va a trabajar bien, al ser la tierra más abrasiva, aquí el Ground Contact va a sufrir más, aunque sólo en términos de durabilidad, no de rendimiento.

El diseño de la suela muestra dos zonas diferenciadas. Por un lado la delantera tiene tacos más grandes en la zona de impulsión. Esto es así para tener más superficie de contacto en el lugar donde hay que traccionar para lanzar la zancada. Por detrás los tacos son más pequeños y muestran una leve hendidura justo bajo el talón. La función es ayudar a la mediasuela a deformarse mejorando la amortiguación y rebañando unos gramos.

Hablando de gramos, Ground Contact es más ligero que la goma sólida, por lo que colabora también en el bajo peso final de esta More.

Upper

El upper de New Balance Fresh Foam More se caracteriza por utilizar una doble malla Jacquard que, bajo un aspecto aparentemente sencillo, esconde todo lo necesario para una correcta transpirabilidad y sujeción.

Todo el contorno de la zapatilla está construido sin costuras. Lo que hace que se controle la sujeción son, sobre todo, las tramas que utilizan más hilo para que la malla quede reforzada en determinados puntos. No obstante, por el interior el cierre es en semi-botín ya que la lengüeta está cogida a dos cinchas laterales que, a su vez, se insertan en la base de la mediasuela ayudando a sujetar aún mejor en la zona donde más se necesita. Para ayudar a situar esas cinchas, decir que coinciden con la gran “N” símbolo de la marca. Ya que sale a colación esa “N”, decir que, aun teniendo un tono oscuro, es reflectante.

La puntera de Fresh Foam More, a pesar de contar con una mayor trama de hilo, New Blance le añade un sencillo refuerzo interior para proteger los dedos y que éstos no perforen fácilmente esta zona. Aquí los agujeros son amplios, pero no tanto como en ambos laterales, donde la ventilación queda muy garantizada con aberturas coincidentes en las dos capas de malla.

Los cordones son planos y no muy largos. No están pasados por la lengüeta porque no hace falta que la sujeten (ya lo hacen las dos cinchas interiores).

En el talón trabaja la pieza Molded Heel Foxing, que no deja de ser un contrafuerte con la forma del talón que le va a dar soporte, especialmente en el momento de impactar contra el suelo.

Para rematar el tema del confort, a un foot bed (el lugar donde descansa el pie, justo por encima de la mediasuela) de espuma, hay que añadirle una plantilla acolchada y generosa en grosor: 6mm.

Resumen New Balance Fresh Foam More

New Balance Fresh Foam More hace bueno el lema con que la marca Americana la presenta: Hecha suave para trabajar duro… Ni más ni menos. Si han fabricado un modelo con una altura de mediasuela sin precedentes en esta centenaria marca es porque tienen claro qué es lo que buscan: el modelo de mayor nivel de amortiguación que New Balance haya construido nunca.

Quienes utilicen o hayan utilizado modelos de Hoka como Clifton o Bondi, e incluso de Altra como Paradigm, van a poder pasarse con todas las garantías a esta sorprendente New Balance Fresh Foam More. A veces parece que han de escoger entre pocos modelos. Pues bien, uno como esta More, ha llegado para abrir más las posibilidades ya que es un modelo que se va a pelear de tú a tú con ellas.

Es una zapatilla de entrenamiento diario, pero que por sus características no a desentonar en carreras, especialmente las de larga distancia. Los ritmos a los que utilizarla serían los más adecuados a los entrenamientos basados en rodajes, de 4’20”-4’30”, para arriba sin límite de rodar tranquilo.

Por su alto grado de amortiguación y la cuidada estabilidad la van a poder utilizar corredores y corredoras de todo tipo de pesos, incluso los de mayor peso, aunque quizás le puedan llegar a faltar refuerzos más contundentes en el upper para este último caso. Y en general, todos aquellos que busquen una máxima amortiguación.

El peso es realmente sorprendente para todas estas características ya que se queda en tan sólo 292gr en el acabado de hombre y 231gr en el de mujer.

El precio oficial de New Balance Fresh Foam More es de 150€.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad