New Balance Fresh Foam Lazr v2

New Balance Fresh Foam Lazr v2

Compartir
New Balance Fresh Foam Lazr v2

 

New Balance ha presentado Fresh Foam Lazr v2, una renovación completa de la primera entrega de esta muy polivalente zapatilla de entrenamiento. Tan polivalente es que, siendo una zapatilla de running de entrenamiento diario, se puede utilizar, si es el caso, en actividades del gimnasio o combinada con otros tipos de deporte donde la carrera a pie se complemente.

Pero una cosa que llama la atención cuando la tienes entre las manos es su bajo peso. Muy por debajo de los 300gr, llega sólo hasta 258gr en el acabado de hombre y apenas 202gr en el de mujer. Una pluma, vamos. Últimamente a New Balance le está gustando sacar modelos muy ligeros. Prueba de ello es una de las sorpresas del año: Fresh Foam Beacon, englobada en las Mejores Zapatillas Running de 2018.

Al tacto ya aprecias que la comodidad de uso va a ser otro factor en el que destaque, por la suavidad de la malla, tanto lo exterior como la interior, sus líneas y sus acabados. Ahí es donde entra HypoKnit, que explico más abajo, en la sección del upper.

Vamos entonces a ver qué tiene de destacado esta zapatilla con la que New Balance pretende llegar a perfiles muy diversos de corredores y corredoras.

Análisis New Balance Fresh Foam Lazr v2

Mediasuela

 

La mediasuela de New balance Fresh Foam Lazr v2 está toda construida con el compuesto Fresh Foam que su propio nombre indica y del que hicimos un especial explicativo cuando la marca americana lanzó esta tecnología: New Balance Fresh Foam, la espuma inteligente que llegó para quedarse.

Fresh Foam proporciona una gran amortiguación y de manera suave. Pero éste, además, es un nuevo Fresh Foam, con partes grabadas a laser. La manera como está hecho esto es a base de perforaciones realizadas en lugares concretos de la mediasuela gracias a los datos que maneja New Balance en su programa Data to Design (recogiendo información sobre la forma de correr de miles de corredores y corredoras). De esta manera, los de Boston saben cómo tratar cada parte de la mediasuela, si quieren aportar mayor suavidad, firmeza o control de la estabilidad.

En esta Lazr v2 es fácilmente reconocible por los rombos cortados a laser que se observan por la cara externa de la mediasuela. Estos cortes permiten que mejore la amortiguación de este material ya que respecto a la propia deformación que provoca la presión del corredor al impactar contra el suelo al correr, New Balance logra controlar parte de ésta para lograr que la sensación sea más suave y liviana.

El grabado láser permite que el confort aumente, pero no se descuida elementos como la estabilidad. Siendo una zapatilla para personas con pisada neutra, en la cara interior de la mediasuela, el material se comporta de manera más firme gracias a que el material es más compacto en esta zona.

Y aunque estéticamente parezca que tiene un talón muy alto en comparación con la zona metatarsiana, esto no es así: el drop es de tan sólo 6mm. El “engaño” lo provoca unos laterales de la mediasuela que suben más altos que la base del pie. Esto es así para dotar de una mayor sujeción de la base del propio pie y de la estabilidad. Hablando de base, si se observa la zapatilla desde atrás, se aprecia claramente que ésta tiene una clara forma de cuña, siendo más ancha a medida que se acerca al suelo. Vamos, es una suma de elementos para contener el pie de manera estable y segura.

Suela

 

La suela de New Balance Fresh Foam Lazr v2 es otro de los argumentos para decir que estamos frente a un modelo muy polivalente. El diseño es en waffle, sin duda, como corresponde a una zapatilla de running. De hecho, sus más de 200 tacos (no los he contado todos, pero casi: repartidos en 25 hileras, que van desde 4 hasta 19 unidades, dicen que Lazr v2 supera esa cifra) están diseñados y distribuidos para ofrecer tracción en todo tipo de superficie, tanto dura como blanda (tierra, por ejemplo).

Pero, aunque diga que el diseño es en waffle, no es tan radical como para que se agarre en exceso en actividades que no sean específicamente de running. La superficie en contacto directo con el suelo es más amplia de lo que parece, precisamente por el diseño en cuña de la mediasuela, llegando hasta los 90mm justo bajo el talón.

El material que utiliza New Balance en esta Lazr v2 es Melon Rubber, un tipo de goma sólida que proporciona ligereza a esa tracción que se le espera. La han hecho transparente, aunque no tanto como para que se distinga con claridad el Fresh Foam de encima y las perforaciones láser que lleva.

Upper

 

El upper de New Balance Fresh Foam Lazr v2 destaca sobre todo por un elemento: HipoKnit. Este es un tipo de malla que le confiere un ajuste “Premium”, como le gusta decir a NB. Pero vamos, que la explicación la encontramos analizando varios factores que la caracterizan.

El moldeado es 3D, teniendo en cuenta la forma del pie. Al final es una estructura tipo botín que se abraza al pie siguiendo todo su contorno. El entramado con el que está forjada esta malla es elástico, permitiendo que ésta ceda en algunos puntos. Esto es muy interesante para quienes tengan partes del pie que no sigan los cánones, como por ejemplo juanetes u otro tipo de características en una extremidad conocida por concentrar más vicisitudes que cualquier otra del cuerpo. Es un ajuste que varía según la zona para que éste se adapte dinámicamente.

Una de las cosas que me ha llamado la atención de este modelo es la ausencia de la gran “N” que caracteriza a los modelos de esta marca. No es por un tema de visibilidad o que se vea la marca, no. Es que New Balance, como otros fabricantes, utiliza esa gran letra, normalmente cosida, para dotar de sujeción extra en la zona del medio pie… Por eso mi pensamiento ha sido: “Si la malla es elástica…, y no existe la “N” en el mediopie…, ¿Va a ser capaz esta zapatilla de sujetar correctamente en la zona media, justo donde más se necesita?” Pues trasteando esta Lazr v2 yo mismo me he respondido porque estirando la malla he comprobado que la elasticidad es mayor en zonas como los dedos y, en cambio, en zonas como el mediopie es menos elástica, ya que aquí es donde más demanda de sujeción hay.

New Balance ha reducido el número de capas transpirables en esta Lazr v2 a prácticamente dos: una externa, con grandes aberturas y resistente a la degradación, y otra interna, en contacto con el pie, más enfocada a aportar confort. Y como decía antes, el diseño piensa en la sujeción, controlando la dirección y la capacidad de estiramiento del material.

Los cordones son planos y más cortos que largos. Están pasados a cada lado por cuatro cinchas con doble base que hacen que la superficie real de sujeción sea equivalente a ocho ojales. Por debajo, la lengüeta tiene sólo el aspecto, ya que forma parte del upper, como botín y su función aquí es más de tirador a la hora de calzarse estas Lazr v2 que otra cosa.

Por el interior de la cazoleta no existe un exceso de material acolchado y, en todo caso, éste se encuentra prácticamente bajo los maléolos, para que no quede espacio sin rellenar y que el pie se mantenga en su sitio.

Por detrás de Lazr v2 vemos una pieza importante: Achiles Heel Pocket. Es un material externo construido en TPU (visible en el talón) que bloquea al Aquiles en el momento en que el pie impacta de primeras contra el suelo, aumentando la estabilidad de la marcha. No es muy contundente (comparado con otros, que son estructuras rígidas e indeformables). Aquí es maleable al tacto con lo que se presume que lo va a contener, pero no en exceso y sin presionarlo.

El aspecto visual viene definido principalmente por el upper, que es la parte más visible. Y de esta Fresh Foam Lazr v2 hay que decir que tiene un aspecto muy vestible. Quizás a muchos no les importe a la hora de correr, pero a quienes suelen combinarlas en el día a día seguro que les va a gustar.

Resumen New Balance Fresh Foam Lazr v2

New Balance Fresh Foam Lazr v2 review

New Balance Fresh Foam Lazr v2 es una zapatilla de entrenamiento diario para pisada neutra o plantillera. Es ideal para quienes busquen una amortiguación suave pero clara. Los ritmos a los que estaría dirigida son los propios de los rodajes de carrera continua, aunque su bajo peso la hacen una buena excusa para atacar ritmos más alegres a los que uno o una vaya habitualmente. Y si hay un día a la semana que se dedica al GYM, esta zapa viene como anillo al dedo, ya que no tiene en la suela un taqueado agresivo que se clave en el parqué.

El pie va bien sujeto, pero no es una zapatilla tampoco para sacarla del contexto de calles, carreteras, aceras y parques. En esos lugares, perfecta, pero vamos, que a la montaña no las llevaría. La suela agarraría en terrenos irregulares, pero por arriba no lleva suficientes refuerzos y sujeciones para la vida en el campo… Pero porque ese no es su cometido. Para ello New Balance tiene zapatillas de Trail como Fresh Foam Hierro o Summit K.O.MK y Summit Q.O.M que van a dar la talla en cualquier terreno.

Y a pesar de tener una gran amortiguación, al ser Lazr v2 una zapatilla que no lleva elementos de sujeción contundentes, no la recomendaría a quienes tengan un peso muy elevado que además quieran recorrer grandes distancias (para ello les recomendaría una Fresh Foam 1080, sin salir de la propia marca). Ese sería el único caso, ya que su polivalencia hace que sea válida para la mayoría de perfiles.

A tener en cuenta que su drop es de 6mm. Por otro lado, su peso es realmente bajo: 258gr en el caso de ellos y 202gr en el de ellas. El precio oficial de esta New Balance Fresh Foam Lazr v2 es de 120€ (Ver ofertas)

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad