Análisis de las New Balance Hierro v3: todo un zapatillón

Análisis de las New Balance Hierro v3: todo un zapatillón

Compartir
Análisis New Balance Fresh Foam Hierro V3

Novedad: New Balance Hierro v4


Antes de seguir leyendo este análisis deberías saber que el autor del mismo ni es ni pretende ser un experto probador de zapatillas. Por consecuente, si lo que buscas son análisis técnicos complejos o biblias desgranando cualquier mínimo detalle de las zapatillas de trail running de New Balance Fresh Foma Hierro v3 esta no seria tu review.

Nunca he escrito una review al uso y dudo que vaya a hacerlo nunca: zapatero a tus zapatos (nunca mejor dicho) ya que para eso ya tenemos en LBDC grandes especialistas.

La pregunta sale sola ¿y entonces, esto de qué va?

Tranquilo, aguanta unas pocas líneas más porque seguramente algo sacarás de este análisis. Al fin y al cabo si estás leyendo esto es porque quieres saber si vale la pena comprar esta zapatilla para tus entrenamientos o competiciones de trail running, ¿verdad?

Pues sí, vale la pena y mucho. 

Ahora tienes dos opciones, darle directamente al enlace de Amazon y ahorrarte unos minutos de lectura y fin de la review o empeñarte a seguir leyendo y acabar firmando en el libro de fans de la Hierro v3.

¿Qué razón me ha llevado a escribir un análisis de las Hierro v3?

La premisa de este pseudo-análisis se basa en que raras veces ha llegado a sorprenderme una zapatilla de correr. Me di cuenta de eso ayer mismo, cuando me puse de nuevo mi regalo de reyes de mi suegra (100% verdad).

Mientras corría con ellas, me asaltaron estas 2 preguntas:

¿Cuantas zapatillas de correr habré usado en mi vida como corredor?

Si calculamos que llevo corriendo regularmente desde el año 91 (solo una lesión grave de unos 4-6 meses sin correr) eso son 28 años de zapatillas de entrenamiento diario, zapatillas voladoras, zapatillas mixtas, zapatillas de clavos para la pista, zapatillas para correr los obstáculos, zapatillas de cross, zapatillas de montaña -ahora trailrunning- etc… podríamos estar hablando tranquilamente… ¿de un centenar de pares?

¿Cuantas zapatillas de correr me han dejado huella?

Pocas la verdad, pero no por nada si no porque nunca he sido muy friki del tema. Sinceramente muchas ni las recuerdo. Siempre han sido más una herramienta para conseguir una meta que no un objeto fetiche, del cuál se quisiera deshacer nuestra peor enemiga Marie Kondo, enviada a la tierra para hacerle la vida imposible a los finishers coleccionistas de medallas, dorsales y zapas de correr.

Antes cuando me gustaba un modelo de zapatilla de correr era bastante fiel a ella, si me iba bien, ¿por qué cambiar?  A no ser por la manía que tienen las marcas de reinventar/cargarse ciertos modelos aún seguiría posiblemente tirando de muchas de ellos.

Ahora con la actual gran variedad de marcas y modelos mi fidelidad a modelos en concreto ha ido cayendo en picado (igual que mis tiempos xD). Que recuerde ahora, las únicas zapatillas que se están salvando de mi promiscuidad son las adidas adios. Mi buque insignia para competir en carreras de ruta.

Análisis de las New Balance Hierro v3

Reiterándome, raras veces me dejo impresionar por unas zapatillas y aún menos ese sería un motivo para escribir un análisis… pero a día de hoy que ya llevo varias sesiones con uno de mis regalos de reyes en los pies (a lo mejor lo que quería mi suegra era que me fuera bien lejos con ellas). Puedo prometer y prometo que las New Balance Hierro son un zapatillón.

Esta afirmación tan rotunda me ha llevado al raro propósito de escribir este artículo tan poco ortodoxo mientras en paralelo me tomo una copa de vino, vigilo al nuevo integrante de la familia con un ojo e intento controlar la cocción de la sopa de navidad -recién descongelada- con el otro. Esto promete.

Análisis New Balance Fresh Foam Hierro V3

¿Motivos para argumentar que las New Balance Hierro son un za-pa-ti-llon?

Simplemente las sensaciones que me transmiten al correr con ellas, y vale sí, reúne unas características para mi perfectas para correr y disfrutar por la montaña:

  • Son razonablemente ligeras para la amotiguación que tienen
  • Son razonablemente amortiguadas para lo ligeras que son
  • 8mm de drop como a mi me gusta, mi zapatilla “al dente” al punto justo, ni minimalista ni super amortiguado
  • Son anchillas, un poco gordacas, pero eso me dan la estabilidad que necesito en terrenos un poco técnicos, y mis tendones del tobillo lo agradecen y mucho
  • Son ideales para un corredor de peso medio como el que escribe
  • All in one, muy versátiles para diferentes distancias y terrenos

Mis 3 puntos fuertes de las Hierro v3

1. Wow, la suela y el agarre de las New Balance Fresh Foam Hierro v3

El Vibram Megagrip de la suela es espectacular, con unos agresivos tacos de unos.. ¿4 o 5mm? lo desconozco, pero no veas lo bien que se agarran, ¡como traccionan!

Se acabó el sufrir en demasié caídas como me pasaba con mis anteriores zapas de trailrunning, enviadas ya sin ceremonia alguna al ostracismo.

Ya pueden haber piedras, raíces o hasta pequeños animalitos que ni te enteras cuando pasas por encima. Te empujan a bajar rápido, ¡no feaaar! (bueno, depende de lo depurada de tu técnica y las ganas o no de abrirse la cabeza)

2. El Upper de las Hierro v3 con su super elástico y ajustado botín

Vale, cuesta un pelín meter el pie con ese botín que tiene tan ajustado… ¡pero vale la pena! Ahí no te va entrar ni una china, es comodísimo, se ajusta a las mil maravillas como un guante.

Estoy por asegurar que no pasaría nada si un día te olvidases de los calcetines… Olvídate de quitarte la zapa a medio entreno porque te haya entrado algo, no way con las New Balance Hierro v3.

Un detalle rico, tienen una especie de lengueta acolchada para que cuando te ates bien fuerte la zapatilla, no te molesten los cordones. Sí, soy de esos, a veces tengo que aflojarme un poco las zapatillas cuando ya noto que se me duerme el pie.

3. La comodidad de las Fresh Foam Hierro v3, sentirte como en casa

Hay zapatillas con las que nunca me acabo de sentir 100% cómodo. A veces es como si la ecuación entre mis pies, las plantillas y la zapatillas no estuviera resuelta, como si mi pie no.  estuviera del todo bien encajado.

Otras son micro-molestias que aunque no me produzcan dolor, hacen que no me sienta del todo bien con ellas, como una silla de invitados diseñada para que se larguen pronto de casa.

En cambio, lo de las zapatillas Hierro v3 y mis pies ha sido amor a primera vista. Su comodidad desde el minuto 1 es enorme. No tiene ningún “pero es que…” que no, punto, match y partido.

Como descarga hacía mis compañeros de LBDC esta es una review a título personal basada en sensaciones totalmente subjetivas. La LBDC no se hace responsable ni del contenido ni de la forma de este pseudo-análisis:)

Puntuación
Calidad/ precio
9
Diseño/materiales/durabilidad:
9
Amortiguación
10
Grip
10
Estabilidad
9
Ligereza
8
Comodidad
10
Sensaciones
10
Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad