New Balance Fresh Foam Hierro BOA

New Balance Fresh Foam Hierro BOA

Compartir

Analizamos la sorprendente New Balance Fresh Foam Hierro BOA, la primera zapatilla de running o trail running en utilizar doble cierre BOA®. Ese  es el titular, pero esta Hierro BOA es más que eso. Comparte con su compañera Fresh Foam Hierro 4 nombre y algo más, pero es lo suficientemente novedosa como para caminar (mejor dicho, correr) sola ya que tiene sus propias características y personalidad.

De entrada esa alta estructura de botín, coronada por una suerte de cazoleta-polaina que pretende proteger de elementos extraños y que la carrera con ella discurra sin sobresaltos debido a agentes extraños.

El tejido tampoco tiene nada que ver con la mayoría de lo que tenemos visto… y es mucho. Esa “piel de cocodrilo” no es sólo apariencia, es toda una ingeniería donde trama y urdimbre crean un escudo para proteger al pie y hacer de este upper uno de los más resistentes y duraderos vistos hasta ahora.

Diferentes entornos, largas distancias, entrenamientos y competición… parece que esta nueva Hierro BOA va a atreverse con todo y quiera meterse directamente en la categoría de Las 10 mejores zapatillas de running New Balance. Vamos a verlo.

Análisis New Balance Fresh Foam Hierro BOA

MEDIASUELA

La mediasuela de la nueva New Balance Fresh Foam Hierro BOA está construida con el material que le da nombre y del que ya dimos habida cuenta de qué se trataba en New Balance Fresh Foam, la espuma inteligente que llegó para quedarse.

En resumen, Fresh Foam es la combinación de material y diseño en una mediasuela de una única pieza. Su origen está en el New Balance Research Lab, en Massachussets, y el resultado es una espuma suave, ligera y confortable que, además, gracias al diseño es flexible y estable. A nivel de material, decir que FF es un compuesto basado en polímeros termoplásticos que buscan amortiguar pero además, hacerlo de manera cómoda.

Acerca del diseño hay que decir que es todo un logro tecnológico que, sin materiales ni piezas adicionales, este compuesto sea capaz de proporcionar amortiguación y estabilidad y que ésta sea dejando al pie que se mueva de forma más natural. New Balance logra la panacea, gracias a unas formas cóncavas y otras convexas, con las que juega según el modelo, para proporcionar más firmeza o suavidad, más control de la estabilidad, o menos, según las necesidades o el perfil a quien va dirigida la zapa.

Así pues una mediasuela rematada con formas cóncavas por el exterior del talón, principalmente, permite que la entrada, el momento de impactar contra el suelo al correr, sea más suave y progresiva. En cambio, las formas convexas por el interior, lo que buscan es estabilizar, precisamente una vez que ya se ha dado ese primer impacto y cargamos con todo nuestro peso mientras el pie rota durante la transición de la pisada. Y si se necesita más estabilidad, New Balance añade más formas hexagonales convexas o de mayor tamaño. Esto lo determina Data To Design, el sistema de análisis que utiliza New Balance con la aportación de estudios de pisada de miles de corredores y corredoras, desde el más novel hasta los profesionales del NB Team y que luego traslada al diseño y creación de nuevos modelos o la mejora de los existentes.

En cualquier caso, esta FF Hierro BOA, se beneficia de este tipo de amortiguación con lo que ya va dando pistas de que va a ser una gran opción en todo tipo de salidas, pero especialmente las que tengan que soportar muchas horas o distancia. Como quiera que incluso las zapatillas para pisada neutra, como es esta Hierro BOA, también incorporan algunas de estas formas convexas, la zapatilla aporta un punto de estabilidad muy bueno para los últimos kilómetros, cuando uno o una va más castigado físicamente y cuesta más mantener la pisada como cuando empezamos.

La altura de la mediasuela de esta Fresh Foam Hierro BOA no es ni alta ni baja, sino algo medio, gracias a un talón que se eleva hasta los 28mm y una zona metatarsiana que lo hace hasta los 20mm. La caída o drop entonces, desde el talón hasta la puntera, queda en 8mm.

SUELA

La suela de New Balance Fresh Foam Hierro BOA es otro de los grandes argumentos técnicos de este modelo, sobre todo por la utilización de Vibram® Megagrip. Este es un compuesto de caucho de alto rendimiento que la marca italiana Vibram® produce para algunos modelos de gama alta de New Balance y que pretende dotar de mayor agarre, tanto en superficies secas como mojadas, adaptándose al terreno y todo con una muy alta durabilidad.

Vibram® Megagrip aporta una gran adherencia y durabilidad, pero no todo se queda ahí. En el diseño del taqueado y su distribución por toda la suela encontramos más buenos argumentos a favor de esta Hierro BOA.

De entrada hay que decir que el diseño de la suela es muy agresivo, con multitud de prominentes tacos desde el talón hasta la puntera. Tienen forma hexagonal, un tipo de estructura que permite traccionar en todas direcciones, que son las situaciones de carrera por montaña, sobretodo en lugares técnicos. También si el suelo que encontramos debajo es irregular.

Precisamente los tacos más grandes los encontramos bajo los metatarsos, el lugar que más en contacto con el suelo va a estar, especialmente en las subidas, y donde más presión le vamos a meter.

New Balance ha pensado en dejar una generosa separación entre todos ellos, con tal de adaptar mejor la suela a irregularidades del terreno y, sobretodo, a expulsar el exceso de barro que podamos encontrar en el camino. A esto de expulsar el barro ayuda el diseño individual de cada taco, más estrecho en la punta pero que se ensancha a medida que éste sube y se acerca a la mediasuela. Esa especie de base en cono invertido será la culpable de que el barro no se acomode. Y la separación va a influir positivamente también en la flexibilidad de la zapatilla, a la que no le hacen ya falta entonces, las habituales ranuras de flexión que vemos en otros modelos.

UPPER

El upper de New Balance Fresh Foam Hierro BOA es la estrella de la zapatilla ya que es donde concentra los cambios más visibles respecto a la zapatilla con la que más se la puede comparar: NB Fresh Foam Hierro v4.

Y sin duda lo que más ha llamado la atención de todo el mundo ha sido el doble cierre BOA ya que es la primera zapatilla de trail que utiliza este recurso. New Balance ha tenido la vista de reforzar el cierre del upper con dos elementos que tiran de manera independiente de las cinchas que aseguran la sujeción del pie. Unas cinchas además, de una contundencia notable.

Pero como todo es un conjunto, la malla no destaca por ser débil, precisamente, más bien lo contrario. El aspecto de piel de cocodrilo (o de serpiente, que para todo hay gustos) no es sólo estética, realmente es una malla (por hacer algo de broma, le podríamos decir “cota de malla”) donde la resistencia que muestra es algo pocas veces visto.

Su grosor es de nada menos que 2mm y recuerda mucho a la piel de vacuno o mejor dicho, la piel sintética que es la que se utiliza hoy en día. Es una malla perforada, con lo que hay que decir que transpira, pero sin duda lo hace menos que una malla al uso. De lo que no hay ninguna duda es de su resistencia, lo mejor que tiene. A toda la trama de tejido, New Balance le ha añadido dos rejillas de hilo, una negra y otra transparente que recubren toda esa malla dándole aún más resistencia.

Volviendo al cierre BOA, hay que decir que consiste en un disco (en este caso dos) por el que está pasado un único cordón. Al apretar el disco, éste atrapa al cordón al que recoge en su interior mientras se gira. Cada “click” que se oye corresponde a 1mm de cordón recogido. Uno va girando el disco hasta que nota cómo de bien ha quedado sujeto el pie. Y si al dar unos pasos se nota aún algo flojo, se gira un, dos, tres clicks, lo que haga falta hasta lograr el ajuste adecuado.

Como decía, esta Hierro BOA incorpora dos discos. El primero tiene un cordón pasado por una tira que nace en el lado opuesto de la zapa. Está insertada en la mediasuela, por el interior, y al estirar de ella se ciñe al pie sujetándolo por la parte más alta del antepie. El otro disco tiene el hilo pasado por otras dos tiras y un ojal justo sobre el nacimiento del dedo meñique. Al girar ese segundo disco, el efecto es el mismo, con lo que todo el mediopie queda sujeto.

Soltar ambos cordones es muy fácil: se estira del disco y “¡clac!” un resorte los suelta de golpe. En apretar y aflojar ocupan más las palabras en explicarlo que en realidad hacerlo por lo que, en conclusión, es un sistema eficaz que además es muy rápido, tanto para calzarse, como para descalzarse. Y, obviamente, también lo es para soltar y volver a apretar, si fuera necesario.

En la puntera Toe Protect™ parece más pequeño que en otros modelos, sobre todo si la volvemos a comparar con Fresh Foam Hierro v4. Que el anclaje del cordón esté muy cerca de esa zona parece haber influido en que los diseñadores le hayan recortado las puntas. Por detrás, se sigue contando con un contrafuerte para estabilizar al tobillo cuando éste impacta contra el suelo.

La cazoleta de Hierro BOA es más baja que el referente que estoy utilizando continuamente: Hierro v4. Pero a cambio la polaina es más alta con lo que al final la altura total de ambas zapatillas es similar, aunque a muchos la polaina les esté llevando a pensar que esta zapatilla es mucho más alta. Esa polaina es de una malla más tupida ahora y por detrás tiene la práctica tira que ayuda a calzarse la zapa. Por dentro, llega hasta prácticamente la zona delantera y junto al tobillo NB ha añadido una especie de escudo de espuma para proteger al pie de la presión del borde de la malla

Toda la malla está construida sin costuras. Las únicas que vemos son las fijaciones de las tiras que se cierran con el cordón y el único ojal que hay en el cuerpo de la zapatilla. Por el interior, una plantilla Durapontex®, de un material similar a EVA, acolchado y ligero pero más suave, y con unos generosos 5mm de grosor, va a aumentar la sensación de confort. Se puede retirar si alguien quiere introducir su propia plantilla.

Resumen New Balance Fresh Foam Hierro BOA 

New Balance Fresh Foam Hierro BOA es un sorprendente modelo de trailrunning pensado para quienes busquen una mediasuela cómoda y amortiguada que les lleve por muchos kilómetros, una suela contundente y con garantía para todo tipo de superficie, y un fuerte upper muy protectivo con el pie. Si se piensa en realizar grandes kilometradas y por todo tipo de terrenos, esta Hierro BOA va a ser buena compañera.

La mediasuela Fresh Foam de 8mm de drop va a garantizar amortiguar de manera suave todo el recorrido, mientras que la suela Vibram® con un gran diseño en el taqueado garantizará el agarre en cualquier superficie, tanto en seco como en mojado.

El upper es sorprendente y protege mucho al corredor o corredora, tanto en la sujeción como contra los elementos externos o la durabilidad. Sorprendente por el doble cierre BOA y por la malla, de una fuerza y resistencia no muy común que empuja al peso final de la zapatilla hasta los 358gr.

A tener en cuenta el lugar de uso, si ha de ser por zonas en extremo calurosas, por la menor transpirabilidad de la malla que otras más débiles y abiertas. Y para quienes les dé miedo patear rocas hasta romper el cierre BOA, existe como recambio. O sea que eso no ha de ser problema para seguir utilizando la zapatilla en el caso de que llegara a suceder.

El precio oficial de New Balance Fresh Foam Hierro BOA es de 160€ (ver Ofertas)-

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad