Inicio Noticias & Blog ¿Realmente es necesario que los corredores usen mascarilla?

¿Realmente es necesario que los corredores usen mascarilla?

Varios corredores usando mascarilla por la calle

Obviamente hay un sentimiento general que es una mezcla de angustia, nervios y desconocimiento y eso genera un cóctel que no sería lo más beneficioso para hacer deporte al aire libre. No tenemos claro si el uso de la máscara nos libera de infectarnos mientras corremos, pero la perspectiva de andar traqueteando con la boca y la nariz tapadas se nos hace una montaña. Ahí se forma una especie de dilema entre lo que es correcto para nuestro bienestar y el de los demás ahí fuera o lo que es más cómodo para poder practicar lo que más nos gusta en condiciones parecidas a cómo lo hacíamos antes del aterrizaje del coronavirus dentro de que estamos ya instalados en esta denominada ‘nueva normalidad’.

Entre la moral y la adecuación sanitaria

¿Realmente necesitamos el uso de la máscara? El ‘Washington City Paper’, un periódico de la capital estadounidense, relata la historia de Margaret Sprock, una runner que, como tantos otros en la ciudad, ha ido saliendo a correr para poder airearse de la angustia y el día a día asfixiante con la pandemia. Lo ha hecho respetando las restricciones y el distanciamiento. Pero un día se topó con una señora en un coche que se frenó paralela a ella en una intersección. Bajó la ventana y la reprendió: “Estás corriendo sin máscara, estás dejando tus partículas esparcidas y el resto de gente las podemos aspirar. ¿Quién te crees que eres? ¿Cómo te llamas?”. Margaret se marchó sin contestarle.

Esta ha sido la tónica habitual durante estas semanas no solo en Washington, sino en muchas ciudades de una infinidad de países en los que se podía hacer ejercicio al aire libre de forma individual. Trifulcas entre vecinos y ‘runners’ por el uso o no indebido del material sanitario, sobre el cumplimiento de las restricciones. Los nervios a flor de piel y unas medidas ambiguas en muchos casos con esa franja casi indefinible entre lo obligatorio y lo recomendado no han ayudado precisamente.  “Creo que las personas tienen tanto estrés en sus vidas en este momento, ya sea por la pérdida de un trabajo o simplemente por el miedo”, dice Sprock. “En cierto modo, hace que las personas que los rodean sean un blanco fácil o una forma de evadir esos sentimientos”.

La recomendación ‘oficial’

Con esto no se está eximiendo de culpa a los y las corredoras, al contrario. En algunos casos esa falta de respeto por las recomendaciones y el exponer a los demás a sus irresponsabilidades existe. Los CDC (Centros de Control de Enfermedades y Prevenciones) recomiendan “usar cubiertas de tela para la cara en entornos públicos donde otras medidas de distanciamiento social son difíciles de mantener (por ejemplo, supermercados y farmacias), especialmente en áreas de transmisión comunitaria significativa”. 

El Dr. William Schaffner, director médico de la Fundación Nacional para Enfermedades Infecciosas de EEUU, una organización sin ánimo de lucro con sede en Bethesda, no cree que se deba exigir a los corredores que usen máscaras. “El riesgo de transmisión es a través del contacto prolongado cara a cara con otra persona, a menos de seis pies en una habitación cerrada. Ahí es donde ocurre el riesgo real de transmisión”, dice. “Si estás en contacto fugaz con  un corredor, las posibilidades de contraer coronavirus de ese corredor, si son asintomáticas, son muy bajas … Mi sugerencia es interpretar las pautas generales para una situación específica. En términos de ejercicio, una de las cosas que recomiendo es estar en un lugar donde pueda hacer ejercicio que esté menos densamente poblado. Ir durante las horas de menor actividad donde haya menos gente en la calle “. 

En áreas bulliciosas la cosa cambia

La cosa pude variar en una ciudad abarrotada como DC o Barcelona (según en qué vías o áreas), donde los senderos y las aceras pueden estar ocupados, especialmente durante las horas en que los residentes están fuera del trabajo. En esos escenarios, Schaffner recomienda usar una cubierta facial de tela (no máscaras quirúrgicas o respiradores N95) mientras se hace ejercicio, por razones de salud y como un gesto simbólico. Creo que tanto por razones simbólicas como por el hecho de que estás pasando alrededor de tanta gente, tal vez sería prudente usar algún tipo de máscara, seas o no corredor. Si hay muchas personas en el camino y las pasas no cada cinco minutos, sino cada 30 segundos, entonces creo que deberías llevar máscaras. Incluso pasando momentáneamente, te encuentras con muchísima gente”, añade el Doctor. 

Un riesgo bajísimo corriendo

“La cantidad de virus/partículas que realmente salen cuando se tose o  se respira o cuánto se inhala, hay tantas variables que es imposible predecirlas”, dice. “Los seis pies (unos dos metros) que se aconsejaron solo en el distanciamiento social normal, quieres hacer al menos eso mientras haces ejercicio, pero el riesgo de transmitir mientras estás corriendo a alguien que está caminando, esa posibilidad es extraordinariamente baja, si no cero“, asegura por su parte el Dr. Glenn Wortmann, jefe de enfermedades infecciosas del MedStar Washington Hospital Center. 

Cree que está bien hacer ejercicio sin una máscara (Wortmann monta su bicicleta sin una), pero que no hacerlo significa que debe estar atento para mantener la distancia adecuada de los demás. “Sería cortés con respecto a estar cerca de otras personas”, dice Wortmann. “Lo que eso significa es que no deberías estar corriendo en grupeta y que cuando vas en bicicleta no deberías pegarte a la persona que tienes en frente, sino dejar un espacio adecuado.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad