La descalificación más cruel del atletismo español cumple 10 años

La descalificación más cruel del atletismo español cumple 10 años

Compartir
Natalia Rodríguez, tras quedar descalificada en Berlín / EFE
Natalia Rodríguez, tras quedar descalificada en Berlín / EFE

Hay momentos que quedan guardados en la retina de los espectadores para siempre. Imágenes, escenas, anécdotas imposibles de olvidar por su enorme significado emocional. Una de ellas es, sin duda, la de la final del 1.500 femenino en el Mundial de Berlín de 2009. La catalana Natalia Rodríguez se imponía en una carrera épica y se convertía en la primera atleta española en conseguir el oro en esta prueba.  Pero nada más terminar la prueba, la cara de Natalia no reflejaba la alegría desbordante que merecía el momento. La reacción del público que abarrotaba el estadio olímpico era extraña, como de protesta.

El oro que voló de sus manos

Todo venía porque antes de afrontar la última curva la tarraconense intentaba rebasar por dentro a la etíope Gelete Burka, que caía desplomada al suelo mientras Natalia pisaba la hierba por dentro para evitar caer. Natalia consiguió la victoria en la final de 1.500 metros con un tiempo de 4:03.36, pero la organización descalificó a la atleta por violar el artículo 163.2 por “empujar u obstruir a una de las atletas” y el recurso presentado por España finalmente fue desestimado.

El oro fue para la defensora del título, la bahrainí Maryam Yusuf Jamal (4:03.74). La plata para la británica Lisa Dobriskey (4:03.75) y el bronce para la estadounidense Shannon Rowbury.

El mensaje una década después

10 años después, la protagonista de todo aquello sigue defendiendo su honorabilidad. Lo ha hecho con un mensaje en las redes sociales:

“Se cumplen 10 años de esta final. A día de hoy, y por muchas opiniones que afirman lo contrario desde la barrera, insisto: maniobré correctamente. Yo estaba allí. Yo lo peleé. Yo sé lo que hice. Y, lo que hice, fue desde la prudencia y la sensatez que siempre me han caracterizado como atleta. Otra cosa son las circunstancias que rodearon esa maniobra, y lo que otras atletas hicieran. Pero eso ya no dependía de mí. Mi conciencia sigue muy tranquila y orgullosa de lo vivido, a pesar de todo.

“.Hoy, ➋➌ de agosto, hace ➓ años (2009) Natalia Rodríguez

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad