Mizuno Wave Catalyst 2

Mizuno Wave Catalyst 2

171
0
Compartir
review Mizuno Wave Catalyst 2

Os queremos presentar esta vez las características de Mizuno Wave Catalyst 2, la segunda release de esta zapatilla mixta con control de pronación de la marca japonesa. Es un modelo que se sitúa por debajo de Mizuno Wave Inspire en cuanto a amortiguación y control de pronación pero supera a ésta en ligereza y respuesta en carrera. Estas Catalyst, sin duda, evocan a las antiguas Elixir de la marca japonesa, ya que son similares en cuanto a segmento de producto se refiere.

Con un peso de 270 gramos en el acabado de hombre y 230gr en el de mujer, y un drop de 10mm (20mm de grosor detrás y 10mm delante) hará las delicias de aquellos corredores y corredoras que necesiten tener algo de control de pronación en la pisada pero que también quieran sentir la ligereza y la respuesta que ofrece un producto mixto en rodajes alegres, entrenamientos fraccionados, incluso en competición.

Vamos a conocer las diferentes partes que tiene y a hacer un análisis a fondo.

Análisis Mizuno Wave Catalyst 2

SUELA

La suela de Mizuno Wave Catalyst 2 tiene una disposición en forma de abanico con figuras geométricas de diferentes tamaños y dos bandas de flexión transversales. Una de estas bandas cruza la zapatilla de lado a lado. La otra sólo llega hasta la mitad, ya que la zona interior queda más reforzada. Observamos una tercera banda, que cruza de manera longitudinal la zapatilla y  cuya disposición favorece la transición de la pisada y la flexibilidad sin sacrificar la estabilidad del conjunto.

Aquí podemos encontrar (en color azul en las fotos) el compuesto X10 que es el material más duro y resistente a la abrasión de Mizuno. Está diseñado para combatir el elevado desgaste que sufre la suela a la par que ofrecer una excelente tracción en una amplia variedad de superficies.

La marca japonesa también sigue incluyendo la tecnología SmoothRide, mediante la cual, gracias a los materiales empleados, al diseño de la forma del borde de la suela y a los cortes de flexión, se consigue mayor fluidez en la transición de la pisada y una mayor flexibilidad en todo el conjunto. Además logra reducir las vibraciones producidas por el impacto del pie contra el suelo.

MEDIASUELA

Analizando la medisuela de Mizuno Wave Catalyst 2, vemos que la carcasa principal está construida con el conocido material de la marca nipona denominado U4IC. Este material es un 30% más ligero que el compuesto de Mizuno AP+ pero con las mismas propiedades de amortiguación. Confiere una buena protección acompañado de una gran firmeza y estabilidad.

En la parte trasera hasta la zona media, podemos ver insertado el Wave, el característico sistema de amortiguación de Mizuno, que forma una onda en el interior de la mediasuela. En esta ocasión y al tratarse de un modelo diseñado para corredores y corredoras pronadores, el Wave es abierto en su cara externa, pero, en su cara interna, presenta una apariencia en forma cerrada para mejorar la estabilidad y controlar el movimiento con exceso de pronación del pie. Dicha pieza Wave está fabricada con una material denominado Pebax Rnew hecho a base de aceites vegetales que mantiene las mismas propiedades del Pebax anterior, pero ayudando al medioambiente en su fabricación.

En la zona del talón podemos encontrar lo que Mizuno denomina Soft Touch que consiste en que la placa Wave tiene muescas en la parte lateral del talón para suavizar el primer contacto del pie en el suelo y reducir la velocidad de pronación, ayudando a que el pie se mantenga en una posición más neutra desde la primera fase de la pisada.

Las alturas de la mediasuela de Catalyst 2 son de 20mm en la zona del talón y 10mm en la zona metatarsiana. La diferencia de alturas, o drop, de esta zapa mixta es, por tanto, de 10mm.

PARTE SUPERIOR

El upper de Mizuno Wave Catalyst 2 es bastante sencillo y funcional, huyendo de elementos superfluos pero con un diseño atractivo y una buena disposición de los materiales.

El tejido que podemos encontrar es una estructura de doble malla muy cómoda y transpirable, de cota muy fina en el interior, como si fuera un forro interno y de cota más gruesa en el exterior para expulsar la humedad hacia fuera al mismo tiempo que protege nuestros pies. En la zona media y posterior de la zapatilla la malla de tela es siempre de cota fina. Su función es mantener los pies secos y ventilados en todo momento gracias a la tecnología AirMesh.

Dispone del sistema Dynamotion Fit que se integra en el interior, aunque se puede ver desde fuera si observamos las dos tiras de color amarillo que están debajo de la tela azul de la zona delantera. Este sistema se encarga de aportar estructura y sujeción a todo el conjunto.

El talón incorpora en su interior una pieza rígida para ofrecer mayor estabilidad en el aterrizaje del pie en el suelo y durante la transición de la pisada.

En la parte delantera incorpora un refuerzo para proteger la punta de los dedos del pie y evitar que la tela se rompa de forma prematura en esa zona debido a que es un lugar muy expuesto a los roces.

La lengüeta y los cordones ligeramente elásticos cumplen bien su función sujetando el pie de forma correcta.

SENSACIONES

Estas Wave Catalyst 2 de Mizuno, sin duda, me traen a la mente un modelo de la marca nipona que me dio muy buenos resultados en el pasado, se trata de las Elixir, que al igual que estas Catalyst, son zapatillas mixtas con control de pronación y de características similares.

Dentro de la marca japonesa, su ubicarían un peldaño por debajo de las actuales Mizuno Wave Inspire en cuanto a amortiguación y al control de la pronación, pero lógicamente gana a éstas en ligereza y respuesta.

El diseño me parece muy atractivo, en colores fríos, con un upper muy logrado en cuanto a calidad y componentes.

Este modelo destaca por su respuesta en carrera, tiene ese tacto firme del Wave de Mizuno que ayuda a notar esa sensación de reactividad en cada apoyo. La disposición de la onda de wave cerrada en la cara interna se nota a la hora de percibir una mayor estabilidad en el apoyo, sin llegar a ser un control excesivo. Es útil para una pronación moderada como es mi caso por ejemplo.

En cuanto a la amortiguación, podemos decir, que está muy bien para ser un modelo mixto. No tiene tanta como la Inspire, pero tiene suficiente como para que un corredor de menos de 70kg pueda hacer cualquier tipo de entrenamiento con ellas sin problemas. Es de un tacto seco pero efectivo y está diseñada para ir a un ritmo que nos resulte algo exigente, ya que para rodajes suaves o tiradas largas es preferirle reservarlas y alternarlas con otro modelo que tengamos para hacer esos kilómetros.

La horma es un poco más estrecha que en un modelo de entrenamiento puro y duro de la marca nipona, de hecho es muy similar a la de Mizuno Wave Shadow que os acercamos en La Bolsa del Corredor. Para encuadrarse en el segmento de las mixtas podemos decir que es una horma que le puede ser útil a alguien que necesite un producto ligero y tenga los pies un poco anchos, aunque en cualquier caso va a notar el pie muy bien recogido.

La sujeción al empeine es total, los cordones son de buena calidad, un poco elásticos, haciendo que el upper se pegue bien pero a la vez dejando libertad de movimiento a los dedos de los pies en la zona delantera.

En cuanto a la disposición de la suela podemos señalar que ayuda a tener una buena tracción incluso en caminos que sean de tierra sin ningún tipo de problemas, siempre que no sean muy pedregosos donde quizá debamos utilizar un calzado más técnico.

Creo que se le puede sacar partido en una amplia variedad de entrenamientos, me parece muy eficiente para hacer alguna tirada a ritmo competición, cambios de ritmo en los que necesitemos un poco más de respuesta, series largas e incluso cortas si no queremos irnos a un producto más racer. También me he atrevido en alguna tirada suave de 12 o 13 km con ellas a ritmo de 5 min/km aproximadamente. Aunque se le puede utilizar en una amplia variedad de trabajos, creo que en las tiradas cortas a ritmo alegre y en las series largas es donde más partido se le saca, con ritmos entre 3’30/km y 4’30/km. Para hacer series especialmente cortas puede ser que nos guste una zapatilla voladora pura y para hacer tiradas más largas y más lentas de forma continuada podemos reservar estas Catalyst y utilizar un producto con algo más de amortiguación para así no sobrecargarlas de kilómetros rápidamente.

CONCLUSIONES

Mizuno Wave Catalyst 2 es una zapatilla mixta con control de pronación, que destaca por su respuesta y ligereza sin tener que sacrificar mucho la amortiguación. Válida para todo tipo de entrenamientos en corredores ligeros (Por debajo de 70kg en el caso de ellos y 50kg en el de ellas) y entrenamientos rápidos o competiciones en el resto. Indicada para ritmos que estén por debajo de 4’30 min/km en los que se le pueda sacar partido a su respuesta y su ligereza.

Para hacer entrenamientos más lentos es mejor utilizar otro tipo de producto (Mizuno Wave Horizon o Mizuno Wave Paradox, por ejemplo) y reservar esta Catalyst 2 para cuando queramos ir más rápido y así sacarle todo su potencial.

El peso de Mizuno Wave Catalyst 2 es de 270gr en el acabado masculino y de 230gr en el femenino, mientras que el drop es, en ambos casos, de 10mm.

El precio de las Mizuno Wave Catalyst 2 se sitúa por debajo de los 100€.

VALORACION MIZUNO WAVE CATALYST 2

Puntuación
Calidad/Precio
8.5
Diseño/materiales/durabilidad
8.5
Amortiguación
8
Grip
8.5
Estabilidad
9
Ligereza
8.5
Compartir

Dejar una respuesta

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal.