5 grandes mitos en nutrición a examen

5 grandes mitos en nutrición a examen

1245
0
Compartir
analizamos algunos de los mitos más grandes en nutrición

Cuántas veces has escuchado la frase, quizás de tu madre, padre, algún pariente, tu médico o incluso de un nutricionista, de que “se debe comer de todo”, o quizás “el desayuno es la comida más importante del día”, incluso “hay que beber mínimo dos litros de agua al día”, entre otras frases. Si eres ferviente creyente de estas u otras grandes frases en nutrición, debes seguir leyendo este artículo.

1: “Se debe comer de todo con moderación”

Esta afirmación fue extendida a la sociedad a partir del departamento de marketing de la industria alimentaria. Esta frase incluso aún es repartida entre la sociedad por médicos y nutricionistas.

Lo que se tiene que tener en cuenta es que se tiene que comer variedad dentro de los alimentos saludables, es decir, dentro de aquellos que no han sido procesados (o mínimamente procesados) como sería la fruta, verduras, hortalizas, legumbres, frutos secos (crudos), entre otros. Los alimentos que no son saludables son aquellos muy procesados con una cantidad elevada de azúcares y grasas de mala calidad. Entre ellos encontraríamos los cereales de desayuno, bebidas azucaradas, bollería industrial, etcétera. Mira bien las etiquetas para ver los ingredientes que contienen los productos y asegúrate de lo que estás comiendo.

De modo que “comer de todo” está bien siempre y cuando ese “todo” se refiera a alimentos saludables.

Con esto no digo que no debas comer productos “no saludables”, sino que estos no deben ser la base de tu alimentación.

2: “Hay que beber 2 litros de agua al día”

Llevamos muchos años oyendo esta frase y, es verdad que es muy importante hidratarse bien durante todo el día, pero no es necesario llegar al extremo de beber 2 litros de agua al día. Esto se debe a que las necesidades de agua varían según la persona en función de diferentes aspectos como la actividad física que se realiza, la temperatura y la dieta de la persona.

Durante el día consumimos agua en diferentes formas: en las sopas, la fruta y verduras, la leche. Al consumir estos alimentos ya estamos “bebiendo” agua. Las personas que consumen estos alimentos tienen que beber menos cantidad de agua que personas cuya alimentación consiste en alimentos que tienen poco contenido en agua. De modo que hay que beber agua según la necesidad de cada organismo ya que la afirmación de que “hay que beber dos litros de agua al día” proviene de la industria de agua embotellada.

3: “Hay que comer mínimo cinco veces al día”

¿Cuántas veces hemos oído que para adelgazar se tienen que hacer muchas comidas al día? Esto, como en todo, dependerá de la persona. hay persona que para controlar el hambre y el impulso de hacer atracones necesita hacer pequeñas comidas muchas veces al día, pero otras no. Incluso si no quieres adelgazar, solamente mantenerte en tu peso, tampoco es necesario hacer tantas comidas ya que no se han visto ventajas de hacer este número de comidas.

Para la industria alimentaria, si comemos dos o tres veces al día, esto les es un problema ya que cuando se hacen esta cantidad de comidas generalmente acostumbran a ser con “comida real” y no procesados, pero si se convence a la población que se tienen que hacer pequeñas comidas estas acaban siendo de comida procesada y snacks como galletas, barritas, etcétera.

Esto es como en todo, hay personas que para controlar el hambre necesitan hacer varias comidas, y otras personas que haciendo dos o tres comidas al día ya están satisfechas. De modo que lo importante es saber cómo eres y que necesitas, no te obligues a comer más por lo que te han hecho creer que es lo “adecuado”.

4:“El desayuno es la comida más importante del día”

Como en los anteriores casos, esta afirmación también sale de la industria alimentaria, principalmente de la industria de los cereales. Desayunar no es malo, es importante comer bien, pero si eres de esas personas que por las mañanas no tiene hambre, no es necesario que desayunes. Cada persona es diferente y el control del hambre es algo que debemos controlar individualmente.

Además, se ha visto que tanto con ayuno intermitente como con restricción calórica obtenemos beneficios interesantes para la salud como la mejora de la sensibilidad a la insulina, reducción del estrés oxidativo y favorece la pérdida de peso, entre otros beneficios.

Por lo tanto, si eres de los que no tiene hambre por la mañana, no te obligues a comer, ya comerás cuando tengas hambre.

5-El etiquetado nutricional que encontramos en los alimentos

Actualmente, en los alimentos del supermercado encontramos muchas frases referentes a los nutrientes e ingredientes de dicho producto como: “bajo en sal”, “bajo en grasa”, “sin aceite de palma”, “sin gluten”, “bajo en colesterol”, “light”, “cero”, “bajo en azúcar”, “sin azúcares añadidos”, “enriquecido con…”, y muchos otros.

¡Estas frases añadidas en los productos no significan que estos sean saludables!

Esto es otra táctica de la industria para que la población no se sienta culpable a la hora de comprar estos productos. Estas frases están añadidas a los alimentos procesados para que los consumidores se confundan y pienses que estos productos son saludables. Están hechas para aumentar las ventas de dichos productos.

Por tanto, como ya se ha dicho anteriormente, lo mejor es comprar lo más natural posible, sin complicarte buscando alimentos que lleven estas etiquetas.

Lo mejor para nuestra salud es comer lo más natural posible, no hace falta que sea el 100% del tiempo, pero si sería importante comer comida real el 80% del tiempo, pudiendo darte algún capricho de vez en cuando.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad