Mejores ciclistas de la historia (Ranking top 10)

Mejores ciclistas de la historia (Ranking top 10)

Compartir

A lo largo de la historia  ha habido muchos ciclistas de gran nivel. Ciclistas con un palmares envidiable y con unos resultados prácticamente insuperables. ¿Pero alguna vez os habéis preguntado quienes han sido los mejores ciclistas de la historia?

Es cierto que es difícil comparar diferentes épocas y que los recursos de los que disponemos a día de hoy no son los mismos que tenían los deportistas de antaño. Pero aun así es inevitable que a los amantes de este deporte se nos despierte un gusanillo comparativo que nos permita ordenar por importancia a los mejores ciclistas de la historia.

Por ello y aunque su utilidad real sea nula, hemos confeccionado un ranking de diez escalones en los que colocaremos a los mejores deportistas que ha dado hasta la fecha este deporte.

Destacar que como en todas las facetas la opinión es subjetiva y no tenemos por qué negar que ha tenido su peso a la hora de confeccionar la clasificación junto a otros aspectos como la calidad del palmarés, el número de victorias o la variedad del mismo.

1. Eddy Merckx

Probablemente la de Eddy Merckx sea la única posición incuestionable de la lista. El caníbal tal y como se conocía al belga es el mejor ciclista de todo los tiempos, uno de los más laureados y seguramente uno de los que se guarda con un mejor recuerdo en la memoria de los aficionados a este deporte. El palmarés de Merckx es sencillamente espectacular. 5 Tours de Francia, 5 Giros de Italia y 1 Vuelta a España como grandes vueltas por etapas y un palmarés de clásicas y monumentos que asusta. 7 Milan- Sanremo, 5 Lieja Bastogne-Lieja, 3 París Roubaix, 3 Flechas Valonas, 2 Tours de Flandes, 2 Giros de Lombardía y 3 mundiales.

Un palmarés que lo coloca junto a Roger De Vlaeminck y Rick Van Looy como los únicos tres ciclistas de la historia capaces de ganar los 5 monumentos del ciclismo. (Milan-Sanremo, Tour de Flandes, Paris Roubaix, Lieja Bastogne Lieja y Giro de Lombardía).

Poco más que decir del mejor ciclista de todo los tiempos. Un ciclista único y que nadie tendrá la osadía de cuestionar.

2. Bernard Hinault

El segundo ciclista del podio también parece bastante incuestionable. Bernard Hinault es otro mito del ciclismo que tiene un palmarés que brilla con luz propia. El francés atesora en sus vitrinas 5 Tours de Francia,  3 Giro de Italia, 2 Vuelta a España, 1 mundial,  2 Lieja-Bastogne-Lieja, 2 Giro de Lombardia, 1 Paris Roubaix, 2 Flecha Valona, 1 Gante Wevelgem,  y 1 Amstel Gold Race, además de un sinfín de victorias “menores” para aburrir.

El francés, se sentía cómodo en todos los terrenos y se mostraba superior al resto independientemente del tipo de etapa. Cualidades de escalador, contrarrelojista y sprinter en un mismo ciclista. Un corredor con una mentalidad ganadora indiscutible y que siempre conseguía aquello que se planteaba. Es el único ciclista que ha terminado todas las ediciones del Tour de Francia que disputo en primera o segunda posición.

3. Jacques Anquetil

(Photo by Don Morley/Getty Images)

Es indiscutible que Jacques Anquetil marcó una época. El francés fue el primer ciclista de la historia en conseguir ganar 5 Tours de Francia. Una gesta que en el momento parecía inalcanzable. Ganó también 2 Giro de Italia y una Vuelta a España. A lo largo de su carrera Anquetil también tuvo tiempo de batir el récord de la hora, que por entonces llevaba 14 años imbatido y de ganar 1 Lieja Bastogne Lieja, 5 París Niza y 2 Criteriums de Dauphine. Anquetil se hizo famoso por sus grandes duelos con Raymond Poulidor, un ciclista que de no ser por la presencia de Anquetil también habría cosechado bastantes más éxitos en su carrera deportiva.

4. Fausto Coppi

Fausto Coppi tenía que aparecer en la lista de forma obligada. El Italiano escribió junto a su gran rival y compatriota Gino Bartali una de las páginas más gloriosas de la historia del ciclismo. Sus duelos son a día de hoy aún recordados entre el público italiano y con la llegada de la segunda guerra mundial su rivalidad deportiva  llegó también a extenderse a temas ideológicos y políticos. En lo deportivo, Coppi consiguió 5 Giro de Italia, y 2 Tour de Francia como triunfos de mayor renombre en grandes vueltas. Aunque su extenso palmarés llegó también a grandes clásicas de un día del calibre de 5 Giro de Lombardia, 3 Milan Sanremo, 1 Paris Roubaix, 1 Flecha Valona y un récord de la hora. La leyenda de Coppi y Bartali sigue más viva que nunca en Italia y la organización del Giro decide cada año nombrar el puerto más alto de cada año como la “cima Coppi”.

5. Miguel Induráin

El único español de la lista es Miguel Induráin. Miguelón marcó una época en el ciclismo mundial gracias a sus grandísimos resultados en las grandes vueltas. Induráin ganó 5 tours de Francia de forma consecutiva en lo que se considera una verdadera gesta de regularidad. El Navarro también tuvo tiempo suficiente para ganar dos Giro de Italia, aunque se quedó siempre a las puertas de ganar la Vuelta a España (llegó a ser segundo). Un mundial contrarreloj y 2 platas y un bronce en el de ruta fueron sus mejores resultados en campeonatos del mundo. Un corredor diferente que marcaba diferencias en la contrarreloj y aguantaba a los mejores en la montaña.

6. Sean Kelly

Sublime. Así se puede resumir el palmarés del rey de las clásicas. Sean Kelly un verdadero caza etapas y el ciclista irlandés más laureado de la historia. Kelly fue además de campeón del mundo, ganador de 3 Giro de Lombardia, 2 Paris Roubaix, 2 Lieje-Bastogne-Lieje y 2 Milan-Sanremo. Al europeo solo le faltó una victoria en Flandes (segundo en 3 ocasiones) para unirse al selecto club de ganadores de los 5 monumentos. En grandes vueltas aunque lo intentó en muchas ocasiones únicamente ostenta un triunfo, el de la Vuelta a España de 1988. Un auténtico todoterreno irlandés.

7. Roger De Vlaeminck

El gitano, monsieur Roubaix o lo que es lo mismo Roger de Vlaeminck. El belga tiene un palmarés en clásicas de un día difícilmente igualable. Nada más y nada menos que 4 Paris Roubaix, 3 Milan- Sanremo, 1 Tour de Flandes, 2 Giro de Lombardia y 1 Lieje Bastogne Lieje brillan en su palmarés. Unas victorias que le permiten ser junto a Eddy Merckx y Rik Van Looy ser los únicos tres ciclistas capaces de ganar los 5 monumentos. El belga además consiguió ser campeón del mundo de ciclocross y levantar los brazos en 6 Tirreno Adriáticas consecutivos.  De Vlaeminck era un verdadero “killer”.

8. Rik Van Looy

Tal y como mencionamos anteriormente Rik Van Looy es junto a sus dos compatriotas belgas Merckx y De Vlaeminck los únicos ciclistas capaces de alzarse con el triunfo en todos los monumentos.

Por sorprendente que parezca Van Looy no consiguió ninguna gran vuelta por etapas, pero su olfato depredador le llevó a cosechar nada más y nada menos que 379 triunfos parciales. Una brutalidad de triunfos de todo tipo y en todos los terrenos entre los que destacan 2 mundiales, 1 Milan Sanremo, 2 Tour de Flandes, 3 Paris Roubaix, 1 Lieje Bastogne Lieje y 1 Giro de Lombardia.  Entre Giro, Tour y Vuelta llegó hasta los 37 triunfos parciales.

9. Felice Gimondi

Felice Gimondi pocos años después de la generación dorada de Coppi y Bartali cogió el testigo de referente del ciclismo italiano. Gimondi es probable que no tenga un palmarés muy cargado, pero es sumamente variado y de indudable calidad En sus vitrinas destacan entre otros triunfos 3 Giros de Italia, 1 Vuelta a España y un Tour de Francia. En cuanto a clásicas destacamos un campeonato del mundo, 1 Paris Roubaix, 2 Giro de Lombardia y una Milan-Sanremo.

10. Chris Froome

potenciometro

El corredor del equipo Sky es el único ciclista de la actualidad en la lista. Guste o no, el británico ha hecho méritos suficientes como para entrar en última posición del ranking. 4 Tours de Francia, 1 Vuelta a España y desde este año un Giro de Italia figuran en su palmarés. Es cierto que “froomey” siempre ha seleccionado enormemente su calendario, pero aquí está también su gran mérito. La capacidad de marcarse un objetivo y ser capaz de alcanzarlo. Un palmarés que aún puede ampliarse si el británico alcanza por ejemplo su deseado y esperado quinto tour de Francia.

Te puede interesar...

14 Comentarios

  1. Es normal que ahora los corredores seleccionen sus objetivos, corren contra profesionales especialistas en un área ( grandes vueltas, montaña, vsprinters, ueltas de una semana, clásicas de primavera). Por eso Valverde tiene mucho mérito y ha sacrificado palmarés en clásicas por seguir haciendo grandes vueltas. Ojo, podio en las tres pocos lo han hecho.

  2. No estoy de acuerdo con esta lista. Creo que no se habla de los mejores ciclistas, sino de los mejores palmarés. Faltarían ciclistas, que por sus condiciones, no ganaron ninguna grande o escasos monumentos, pero que en sus disciplinas, han sido los mejores de la historia. Velocistas como Cipollini, Poblet,… Contrarrelojistas como Moser, clásicomanos como Jan Raas o Johan Musseuw. También faltaría faltaría ciclistas que el infortunio les impidió engrosar su palmarés, como por ejemplo Bartali o Botecchia ( por favor conocer su historia si no la sabéis).

  3. Debo decir, ante todo, que todos los mencionados eran grandísimos corredores.
    Sin embargo, falta Gino Bartali en la lista. El “Fraile Volador” debería estar entre los seis mejores.
    Y si hemos de ser justos, faltan también Louison Bobet y Antonin Magne, superiores probablemente a los cuatro últimos mencionados en la relación expuesta.
    Por otro lado Sean Kelly no ganó jamás el mundial de ruta. Sin duda era un gran corredor pero, en mi opinión, no era superior a los “herederos de Hinault” que corrían también en su época (Fignon, Lemond, Roche y Delgado).

  4. Coppi fué tan bueno o mejor que el belga; y que me dice de Federico, declarado el mejor escalador del Tour. Creo habría muchas listas de los 10 corredores mejores, según quien las confecionase. Frooem, no debería estar en esa lista, y si Contador.

  5. Considero que se han dejado a un buen puñado de grandes ciclistas que podrían entrar dentro de la historia. Algunos como Contador, Valverde, Quintana o Landa. Incluso algunos que aún sin haber conseguido tantos éxitos deberían tener un hueco como Freire o Delgado.

    • Buenos días. Estamos hablando de ciclistas a nivel mundial. Por los nombres que me comentas intuyo una cierta preferencia por los ciclistas hispanos. Con todos mis respetos pero no se puede comprara a Pedro Delgado con ningún ciclista de la lista. Contador, Valverde o Freire entrarian probablemente en un TOP 20-25. Landa y Quintana siguen teniendo muchos ciclistas por encima.

  6. JOSÉ MARI NOBLET, UN CICLISTA DE LA ÉPOCA DORADA
    Los chavales aficionados al ciclismo en los años 50 se ven enfrentados a un lío de 3 pares. En aquel tiempo corrían una serie de ciclistas de apellidos de 2 sílabas que tenían en común 2 vocales. 2 vocales en el mismo orden, en la primera sílaba aparecía la O y en la segunda, la E. Algunos ejemplos de ello:
    – Louison Bobet
    – Jean Bobet
    – Miguel Bover
    – André Boher
    – Miguel Poblet
    – Aldo Moser
    – Hugo Koblet
    Menos mal que en aquella época no les dio por dedicarse al ciclismo a los que se apellidaban López, o Gómez, porque de haber sido así, el aficionado se hubiera vuelto majareta del todo. El lector seguramente preguntará a qué viene esta nueva extravagancia de alguien que además cuenta en primera línea con un apellido O-E. Aprovecho la ocasión para decir que los aficionados al público nos han robado a los del ciclismo hasta el oé, oé, oé ese que, como se ve y a las pruebas me remito, lo inventamos los bicicleteros en los años 50.
    Hoy vamos a hacer nuestra aportación a la historia de las 2 ruedas hablando de Noblet, de nombre José Mari, ignorado de forma sistemática por todos los estudiosos de la historia del ciclismo menos yo, y lo digo así de claro porque durante estos últimos años he sufrido mucho al comprobar que nadie, ni uno solo de los entendidos de este deporte, lo mencionaba ni tan siquiera en una sola ocasión.
    José Mari Noblet nace en Aljafafar del Membrillo, Gran Canaria, el 7 de Julio de 1924, hijo de un náufrago que aparece en Fuerteventura a finales del siglo XIX, metido en una bañera a pedales y llevando a su hijo mayor en brazos. Poco más tarde explicó a la prensa local que había hecho esto porque tenía la duda de si quería hacer de su hijo un campeón de natación o del ciclismo.
    No consiguió que se dedicara al deporte el primero de sus hijos, pero sí, como se verá, que el último de ellos fuera ciclista. Hombre laborioso, tras sacarlos de la bañera y depositar al hijo mayor en su nueva casa, pronto obtuvo un trabajo de enderezador de plátanos, trabajo de mucha consideración en el lugar, al que se dedica en cuerpo y alma junto a su señora, quien había aparecido en la isla un par de días después, en una embarcación parecida, llevando a su segundo vástago en brazos.
    La base de la alimentación del futuro ciclista, nacido tantos años más tarde, fue el plátano, al que hoy los expertos atribuyen unas propiedades extraordinarias, sobre todo por su componente llamado pedalina, que se encuentra en la cáscara cuando esta tira ya a madura. En los últimos años se ha descubierto otro poderoso componente, la gironella, que no debe faltar en el hogar de ningún aspirante a ciclista y con más razón si este es aficionado a la lectura. Y, bueno, de la aznarina, tan aconsejada para fomentar la rabia en los fugados en la carretera y la sed de joder a los acompañantes de la misma, ya nos ocuparemos en otro momento.
    A lo que vamos. Noblet no empezó bien su carrera, ya que en su primera participación en la Dauphiné del Hierro, de 3 etapas y cuarto, padeció una serie de problemas mecánicos que, unidos a su creciente adicción a la sobrasada mallorquina que devoraba a pozales, le impidió pasar del kilómetro 2.
    Noblet jamás fue un especialista en nada, pero destacaba porque andaba mal en cualquier terreno, sobre todo en las bajadas, donde con frecuencia tenía que intervenir su psicólogo, asomado por la ventana del copiloto del coche de apoyo, como si fuera un mecánico cualquiera.
    Por otra parte, Noblet tenía demasiado peso para la montaña, una escasa habilidad y un miedo atroz a las curvas, era muy cobarde más que inseguro como decíamos en los descensos, y en las escasas ocasiones en las que se presentaba en lo que creía era la meta, no la encontraba porque ya habían quitado la pancarta un par de horas antes. Por otra parte y, si hay que decirlo todo, en las cronometradas no rendía un pijo. Por supuesto, de pista nada, jamás su padre consiguió meterlo en un velódromo ni siquiera como espectador.
    Además, obró en su contra que pronto le pusieron, eso sí justamente, una fama de marrullero insuperable. Siempre andaba a codazos con todos y a la menor ocasión, blandía la bomba para amenazar de muerte a sus rivales. Y lo serio que se ponía el jodido de él.
    Una vez que la organización de una prueba decidió eliminar los premios a los últimos clasificados, colgó su bicicleta al momento de enterarse de ello.
    Noblet incluso llegó a convocar una rueda de prensa para anunciar su retirada, a la que se presentó solamente una joven periodista que trabajaba en una revista de humor. En la misma, Noblet dijo:
    – Ha llegado la hora. Y en esta hora amarga, tengo que decir que lo he dado todo.
    La espectadora única que había acudido al acontecimiento, que se encontraba sentada tras la periodista, le contestó, enarbolando el bolso:
    – Tú no has dado nunca nada y además corrías siempre dopao, te creerás que me engañabas con esa historia de las vitaminas y eso. De sobra sé que eras incapaz de dar una sola pedalada sin haberte metido en el cuerpo media botella de Soberano…
    Tras unos momentos de desconcierto y unas risas descontroladas de la periodista asistente, la señora remató su comentario:
    – Chapuzas, que eres un chapuzas que no has llevado un .duro a casa desde el 36. Si por lo menos hubieras mostrado algo de interés por la natación, como quería tu pobre padre… Él y su jodida manía de poner pedales a las bañeras…
    Por supuesto esa señora era su mujer.
    Somos muchos los que pensamos que Noblet ha sido el mejor de la historia. Que nunca ganó nada? Bueno ¿y qué? No hay nadie perfecto.

  7. Pues hablando en serio este tipo de listas ya no dan ni risa. Delgado seguramente no se encontraría en una lista seria y documentada de los mejores 300 de la historia. A Coppi, que fue un monstruo, lo ponen con mucha frecuencia por debajo del anteriormente citado. Etcétera. Y que pongan a Merckx por debajo de Contador es otra blasfemia con la que Contador se reiría. Etcétera. Por favor, establezcan listas serias teniendo en cuenta tanto los resultados como las circunstancias, guerras, accidentes, etc., que les impidieron crecer más. En cuanto a lo de votar la gente, es ridículo que alguien que no ha conocido más que los últimos 10 años de la historia del ciclismo, vote al mejor ciclista de una historia que ya tiene casi siglo y medio. Sean serios, por favor.

  8. Habría que tener en cuenta además del palmares, la época que les toco vivir, por ejemplo al belga Filip Tiss que gano 3 Tours de Francia a pesar de vivir la 1ª guerra mundial; o los rivales con los que coincidieron, como el grandísimo Luis Ocaña que le planto cara a un gran fenómeno llamado Eddi Merk.

  9. Nadie tiene en cuenta del gran hueco que en hay la carrera deportiva de Coppi y Bartali, él de la Segunda Guerra Mundial. Coppi ganó el primer Giro en 1940 y el último en… 1953! Bartali ganó el Tour en el 1940 y en el 1950. Increíble al día de hoy…

  10. Marco Pantani . (si no hubiese sido tan odiado por los corruptos y mafiosos de este mundo y hubiese sido un pelin mas fuerte a nivel (fuera de la pista) se hubiese COMIDO al canibal.
    F.Moser le quitó el record a eddy merck, a los cuarentas.

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad