Medidor de distancias running: no solo apps

Medidor de distancias running: no solo apps

357
0
Compartir

Se podría decir que el deseo de medir la distancia recorrida en una carrera, aunque se haga por el mero placer de correr, es lo que diferencia a un corredor ocasional de un auténtico aficionado al running.

Y es que lo habitual es que una persona que empieza a correr se preocupe por la resistencia, por ir desarrollando un fondo físico que le permita aguantar más tiempo sin cansarse. Según alcance metas, sus objetivos pasarán a ser otros, como ganar en velocidad y mejorar los tiempos, por lo que medir las distancias será de mucha utilidad.

Medir los resultados, de hecho, ayuda a mejorarlos. Teniendo en cuenta tanto estos como su estado de forma, el corredor elaborará la estrategia adecuada para alcanzar los objetivos en un plazo determinado. Por ejemplo, en las series para mejorar la velocidad, es fundamental medir los tiempos y distancia, tanto en las carreras de ritmo rápido como de ritmo intenso.

Desde este punto de vista, lo de medir es una manera de mantener la motivación, pero no solo eso, también ayuda al corredor a preparar una cita que se aproxima, a asegurarse de que va a superar con éxito. Por supuesto, pocas cosas hay que más suban la autoestima e impulsen a continuar que batir las propias marcas personales.

Medir distancias sin GPS

No siempre existe la posibilidad de medir con GPS, y llevarlo tampoco garantiza que tal medición se vaya a ajustar al máximo a la realidad. Aunque hoy día prácticamente todo el mundo tiene un teléfono inteligente con el que medir las distancias en sus carreras, no todos los corredores están dispuestos a llevarlo consigo, y no cuentan tampoco con accesorios alternativos, como la smart band o el reloj.

Cada cual tiene sus formas de proceder, y lo cierto es que llevar encima un GPS, para muchos, es un elemento de presión, una distracción. O, simplemente, les incomoda correr con algo que no sea el atuendo y el calzado propio de la actividad. O se han cansado de que el dispositivo falle una y otra vez. Siempre, sea como sea, hay alternativas.

Google Maps

Una herramienta gratuita, muy completa y de fácil acceso. Medir la distancia con ella es muy fácil.

En el ordenador

La distancia se puede medir a posteriori, en el ordenador de casa. Solo se necesita abrir Google Maps, buscar el punto de partida y hacer clic en el botón derecho sobre él y seleccionar “Medir la distancia”. Hecho esto, hay que hacer clic en el punto del mapa que se corresponda con el final de la ruta.

La línea que se va a dibujar será recta, pero los puntos a lo largo de la ruta se pueden arrastrar para modificarla. En la parte inferior aparecerá la distancia total en millas y en kilómetros.

En Android

Abierta la app de Google Maps, solo hay que mantener pulsado el punto del mapa que se corresponda al inicio, hasta que aparezca una chincheta roja. Debajo aparecerá su nombre, hay que tocar sobre él para que se desplieguen las opciones y, cuando lo hayan hecho, seleccionar la opción “Medir distancia”.

Sobre el punto de origen aparecerá un círculo negro, en forma de punto de mira. Hay que tocar sobre él para añadir el primer punto, arrastrar el mapa hasta que este círculo negro esté sobre otro enclave de la ruta, y tocar abajo en “Añadir punto”. Hay que proceder del mismo modo hasta que se termine de trazar la ruta, entendiendo que esta no será lineal.

En la parte inferior, aparecerá la distancia recorrida en kilómetros.

En iPhone y iPad

El procedimiento es igual al de Android: identificar el punto de origen, tocar hasta que aparezca la chincheta roja y el nombre del sitio, tocar sobre este último para desplegar opciones y elegir “Medir distancia”, e ir añadiendo puntos con ayuda del punto de mira y moviendo el mapa.

Gmap-Pedometer

Google Maps no está específicamente diseñada para medir las distancias en running, pero Gmap MilerMeter sí. Ayuda a precisar las distancias de un entrenamiento, analizarlas y guardar. Usa la propia tecnología de Google, pero tiene un enfoque más específico.

El procedimiento también es sencillo. Desde la página principal, se puede introducir el punto de partida, y señalarlo exactamente en el mapa haciendo doble clic. Los restantes puntos, intermedios o de llegada, se señalan de la misma forma, y así la app dibujará una línea que delimite la ruta completa. Todos se pueden deshacer usando el botón “Undo last point”.

Justo debajo de la barra de búsqueda aparecerá la distancia en millas, con posibilidad de cambiarla a kilómetros, así como conocer las calorías quemadas si se introduce el peso del corredor. Cabe destacar también que en “Draw route” se puede cambiar de modo a runner automático a ciclista, también automático, o a manual.

La ruta se puede nombrar e incluir una descripción, además de introducir otros campos de interés, como la elevación. Todas las que se completen se pueden guardar para luego comparar los datos, bien en una cuenta privada (que se puede abrir gratuitamente), bien de manera pública.

¿Y las apps?

Utilizar webs como las mencionadas puede servir de mucho, sobre todo, a los corredores que están empezando. Pero, a medida que van consiguiendo resultados,  convirtiéndose en verdaderos atletas amateur, querrán llevar un registro más minucioso no solo en lo que respecta a medir las distancias, sino mucho más. En ese caso, las apps son la mejor opción.

Hay algunas que, por sus utilidades, se han hecho un hueco entre un gran número de corredores. Destacaríamos dos.

Endomondo

Cuenta con unas de 10 millones de descargas en Google Play, y un 4,5 de valoración media entre los usuarios que han opinado. Es, según sus desarrolladores, “un entrenador y un compañero fitness personal”.

Al conectar la ubicación en el teléfono (GPS), la app sitúa al corredor en un mapa para que pueda seguir su entrenamiento. Además de medir la duración de la sesión en minutos y segundos, mide la distancia recorrida en kilómetros, las calorías y el ritmo medio, como datos destacados.

Las opciones para analizar el rendimiento deportivo no terminan ahí. Endomondo presenta listas que recogen ritmo medio y máximo, velocidad media y máxima, etc., y gráficos muy completos que permiten ver los datos en su totalidad (velocidad, altitud cadencia, ritmo y frecuencia cardíaca), o ir discriminando unos de otros a gusto del deportista. Es especialmente aprovechable en los entrenamiento de alta intensidad.

Los entrenamientos se pueden también seguir instalando la app en un wearable, como el reloj inteligente. Se puede consultar información de rutas mientras se entrena y, por supuesto, se pueden compartir los datos con la comunidad.

Runtastic

El número de descargas y de valoraciones es muy similar a la de Endomondo, lo que convierte a la app en otra de las grandes favoritas de los deportistas.

Va también asociada al uso de GPS, y es capaz de medir distancias, calorías, ritmo medio, etc. Presenta, igualmente, muchas opciones de medición, que se recogen en estadísticas que luego la app ordena, por ejemplo, en los diferentes meses del año, lo que hace muy fácil consultar el progreso. A destacar también el calendario, que señala los días por actividad realizada: correr, ir en bici…

La posibilidad de recibir motivaciones en vivo, mensajes y apoyo de amigos que pueden seguir el entrenamiento en directo, es una de sus particularidades. Esa y que tengo un reproductor de música integrado, Powersong.

Entre todas las señaladas, cualquier opción es buena como medidor de distancia, y para beneficiarse de todas las ventajas de analizar la actividad: conocer los resultados, programar su mejora, prevenir…

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad