Categories: Noticias & Blog

McSweyn lo vuelve a hacer: Sale como liebre y acaba segundo en una milla de locura

Publicidad

Es una de las liebres más codiciadas del mundo. Uno de los mejores mediofondistas del momento con un don para clavar los pasos y los tiempos y hacer volar a los verdaderos protagonistas. Pero es que después de hacer su trabajo, muy a menudo le queda fuelle para arrimarse a la carrera y, como sucedió ayer en Eugene en la Diamond League, optar a la victoria hasta el final. Al australiano Stewart McSweyn solo pudo superarle un extraterrestre de 20 años llamado Jakob Ingebrigtsen que en Oregon volvió a pasar por encima de Timothy Cheruiyot.

Cheruiyot vuelve a ceder

Tal y como sucediera n los Juegos, donde el menor de los hermanos venció al keniata (que tuvo que conformarse con la plata), Jakob reinó. Y con mucha sobradez con un registro de 3:47:24, líder mundial del año, Récord Nacional, Récord de la Diamond League, del meeting y, por supuesto, marca personal. Casi nada. Por detrás, como decíamos, a un segundo escaso, entró la liebre, este australiano que no hizo marca personal por tres centésimas (3.48.40) y que fue capaz de superar a titanes como el propio Cheruiyot, tercero, el también keniata Kwemoi, el estadounidense Centrowitz o a Filip Ingebrigtsen.

McSweyn tiene los Récords Continentales de la milla, de 1.500 y de 3.000. En los Juegos de Tokio se quedó lejos de las medallas. Fue séptimo con 3.31.91.

Publicidad
Publicidad
Comparte
Publicado por
LRDC
Publicidad