McLaughlin y la revolución del 400 vallas femenino

Sydney McLaughlin nació un año antes de la disputa de los Juegos celebrados en la ciudad australiana de su nombre, y a sus 21 años se ha convertido en una de las grandes estrellas del atletismo mundial, aún bastante desconocida para el gran público.

En este olímpico 2021, McLaughlin ha batido el récord del mundo de 400 vallas con 51.90, la primera mujer en la historia en romper la barrera de los 52 segundos. Pero la estadounidense no es nueva en esto de cosechar récords. Hija de todo un semifinalista en los Trials olímpicos de 1984, en los 400 metros lisos, su hermana mayor junto con sus dos hermanos varones (uno mayor y otro más joven que ella) y la propia Sydney, fueron niños muy prometedores para el atletismo desde edades tempranas. Pero fue sólo la nueva plusmarquista mundial la que acabó cuajando.

Con 14 años superó las mejores marcas mundiales para esa edad en los 100 vallas (13.34) y los 400 vallas (55.63) ambos registros con la altura de las vallas absoluta, lo cuál es, verdaderamente asombroso. En 2015 pudo ya debutar en un campeonato internacional (hasta ese momento era demasiado joven y no se le permitía) y ganó el Mundial Sub18 o juvenil, estableciendo un año más tarde el récord mundial de la categoría con 54.46. Mejoró luego el registro en los Trials estadounidenses para los Juegos de Río, acabando tercera y con 16 años debutó como olímpica, concluyendo en Brasil quinta en su semifinal. Un año más tarde batió la plusmarca mundial sub20 con 53.82.

La estadounidense siguió su colección de registros y mejoras de marca como estudiante universitaria en Kentucky y se mostró muy polivalente desde los 200 metros lisos a los 400, pasando por los relevos aparte de su prueba de referencia, los 400 vallas.

2019 fue su primer año plenamente profesional, pese a que hasta agosto no cumplía los 20 años. Ganó varias pruebas de la Diamond League, pero también llegó su primera gran derrota ante la campeona olímpica Delilah Muhammad, fue en el campeonato USA y allí Muhammad se marcó el récord del mundo con 52.20. Poco después ambas volvieron a enfrentarse en la final de la Diamond League, en la que McLaughlin ganó con ¡un segundo de ventaja! La emoción estaba servida para el tardío Mundial de Doha y en aquella cita, la final de 400 vallas fue una de las competiciones más espectaculares de todo el programa. El pulso entre las dos colosas americanas fue tremendo hasta los mismos cuadros de meta, con victoria para Muhammad, mejorando su récord del mundo con 52.16 y la segunda plaza para McLaughlin con 52.23, convirtiéndose a los 20 años en la segunda mujer más rápida de la historia.

Tras el impás del atípico 2020, con muy poca competición, en este 2021 Sydney ha preparado a conciencia los Juegos de Tokio. Ha competido estupendamente por abajo, en los 100 vallas, con un mejor registro de 12.65 y otras tres carreras por debajo de 12.92. Y en las vallas largas se marcó unos Trials USA alucinantes con victorias parciales en las series, semifinales y la final. Subiendo el nivel en cada ronda hasta hacer los 51.90 del récord del Mundo en la final el 27 de junio.

Muhammad por su parte, a sus 31 años, ha elegido los 200 metros lisos para ponerse rápida (24.00 en abril). En los Trials estuvo bien, pero no tan fantástica como su joven rival, acabando segunda con 52.42, la que es su tercera mejor marca de siempre.

Muhammad, fue como McLaughlin campeona del Mundo sub18, pero luego vivió unos años en los que su progresión no fue la esperada. La vigente campeona olímpica fue campeona del Mundo de 4×400 en Doha dos días después de aquella apasionante final y récord del Mundo y en aquel cuarteto estuvo también McLaughlin.  La campeona del Mundo también tiene las platas de los Mundiales de Londres 2017 y Moscú 2013.

La joven nerlandesa Femke Bol (23-2-2000) se proclamó este invierno doble campeona de Europa en pista cubierta de 400 metros y del relevo 4×400. Y como vallista ha emergido con fuerza en esta temporada al aire libre con seis victorias en otras tantas competiciones del máximo nivel y marca personal de 52.37 el 4 de julio en la Diamond League de Estocolmo. Bol se convierte así en la cuarta mujer más rápida de todos los tiempos. Shamier Little, la otra estadounidense con un gran registro de 52.39 (quinta de todos los tiempos), precisamente detrás de Bol en Estocolmo, no estará en liza en los Juegos pese a su gran temporada, ya que quedó cuarta en los Trials.

Con todo el buen hacer de estas mujeres en 2021, muy mal se tiene que dar par que la final de los 400 vallas (miércoles 4 de agosto, 4:30 horas de nuestra madrugada) no sea un espectáculo.

 

Comparte
Publicado por
Vicente Capitán

Artículos recientes

Lausana acoge otra Diamond League con sabor olímpico: Horarios, TV…

Después de un meeting brutal en el Hayward Field de Eugene y con un ambiente…

23 agosto 2021

Vuelven los españoles tras los Juegos

Regresó el atletismo después de los Juegos Olímpicos de Tokio, con cinco pruebas de la…

23 agosto 2021

Addsfit Elite | Características y opiniones de la pistola de masaje

Fatiga, contracturas musculares y ese temido dolor muscular son algunos de los contratiempos habituales que…

23 agosto 2021

Jepkosgei supera a Hassan y logra el récord en Berlín; Kipkoech vuela por debajo de 59′

La keniana Joyciline Jepkosgei consiguió este domingo la victoria en el medio maratón femenino de…

23 agosto 2021

De Grasse reinó ante la armada USA en un 100 brutal…y ventoso

Hasta ocho atletas lograron bajar de los 10 segundos en la prueba de los 100…

22 agosto 2021

La sonrisa de Fraser-Pryce que Twitter ha hecho viral

El atletismo volvía tras los Juegos Olímpicos con una nueva cita de la Wanda Diamond…

22 agosto 2021