Masaje de recuperación muscular en los corredores

Masaje de recuperación muscular en los corredores

Compartir

El entrenamiento que realizaran los corredores somete al cuerpo a un estrés de todo el aparato locomotor, principalmente de toda la masa muscular de la extremidad inferior. Músculos como cuádriceps, isquiotibiales, gemelos, glúteos, tensor fascia lata y la musculatura del pie son sobrecargados, provocando fatiga, contracturas musculares y dolor.

Una de las terapias más aplicadas en atletismo es el masaje de recuperación o descarga muscular de toda esa musculatura más afectada en el corredor. Dependiendo de la modalidad atlética, se sobrecargan más unos músculos u otros. El masaje es una terapia aplicada desde la antigüedad. Culturas como la china, la griega, la romana, la egipcia y la americana ya la utilizaban siglos A.C.

Esas fatigas, contracturas musculares y molestias no dejan entrenar al corredor con normalidad, alterando su postura y biomecánica deportiva, provocando limitación en su rendimiento deportivo. Esto a la larga puede ocasionar la posibilidad de sufrir las típicas lesiones del corredor tales como: fascitis plantar, tendinopatía de Aquiles, tendinopatía rotuliana, lesiones musculares de isquiotibiales y periostitis tibial, entre otras.

Por todo esto, el masaje se ha convertido en una terapia imprescindible para los corredores con el fin de ayudar a eliminar substancias de desecho producidas por el entrenamiento, todas estas molestias musculares, la fatiga y relajar los músculos, recuperándolos de las cargas de entrenamiento y así prevenir las lesiones. El objetivo final es volver a entrenar y competir con total normalidad.

Técnica

Este tipo de masaje muscular es inicialmente superficial con el objetivo de preparar la piel y la musculatura para más tarde, poder llegar en profundidad a la musculatura más afectada. No es un masaje de placer meramente dicho, sino que a veces es todo lo contrario ya que provocamos irritación por el hecho de llegar en profundidad y “hincar” los dedos en el músculo provocando la relajación de la musculatura.
Se empieza con pases con las palmas de las manos haciendo fricciones y amasamientos superficiales, para después pasar a compresiones más profundas con nudillos, palmas de las manos, puños y/o codos. Finalmente se realizan presiones, fricciones y amasamientos profundos. La duración del masaje dependerá siempre de cómo esté el tono muscular y del propio corredor, pero por norma masajear las piernas son entre 45-60 minutos.

Nuestro consejo es hacer un masaje una o dos veces al mes, siempre en función de cada modalidad atlética, de cada corredor y dependiendo del ciclo de entrenamiento. Se debe dejar entre dos o tres días antes de una competición o entrenamiento intenso como norma general para poder hacer el masaje profundo; y como último consejo, recomendamos no esperar a sufrir molestias y/o fatiga muscular, aconsejando realizar el masaje de una forma regular, buscando la semana y el día apropiado para hacerlo.

Compartir

Te puede interesar...

1 Comentario

  1. […] Masaje de recuperación:Contrariamente a la percepción común, no todos los tratamientos son de naturaleza correctiva. Este tipo de terapias son aquellos en los que los terapeutas a solucionar los problemas musculares en el cuerpo. Terapias como tejido profundo y masaje deportivo son los que son parte de la terapia correctiva y producir un cambio o efecto en el cuerpo. Pero como las terapias con piedras calientes no son parte de ningún recurso, pero sólo lograr la relajación en el cuerpo. […]

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad