“De los 40 millones de habitantes de Kenia, más de 10 seguirán...

“De los 40 millones de habitantes de Kenia, más de 10 seguirán lo de Kipchoge”

Compartir
Kipchoge, en una imagen concentrado
Kipchoge, en una imagen concentrado

Parecía que nunca llegaba, que la espera se haría interminable, que los ‘entrantes’ que había preparado la organización no serían suficiente para saciar el hambre de plato principal que teníamos todos, amantes del atletismo o no. Pero lo cierto es que el ‘INEOS 1:59 Challenge’ ha sabido temporizar bien, ir ofreciendo cachitos , desmembrando todos los entresijos y las partes que forman toda esta locura en lo que se ha convertido el desafío de Eliud Kipchoge de bajar de las dos horas en Maratón.

Kipchoge, en Viena desde el lunes

Viena, capital de Austria, es la ciudad escogida para ‘atacar’ algo que no ha logrado todavía el ser humano. En cualquier caso, no figurará entre los récords oficiales porque no estará homologado, pero sin duda se trata de un techo que el hombre jamás ha sobrepasado y que ha puesto patas arriba el mundo del atletismo. El keniata, que ya se encuentra en la capital austríaca, tiene un elenco espectacular de liebres entre las que se encuentran Korir, Kiplimo, Centrowitz, los hermanos Ingebrigtsen, Barega, Musgala o Lomong.

Todo perfectamente estudiado para que el atleta africano ataque previsiblemente el sábado a partir de las 5am su mayor desafío. Kipchoge ha ganado nueve de las 10 maratones que ha corrido, pero en este caso no competirá contra ningún adversario, sino contra un crono que será más duro incluso si cabe. A sus 34 años y habiendo ganado prácticamente todo lo ganable por un maratoniano, Eliud lleva meses preparando un reto en el que han intervenido cientos de personas.

Sobre el estado del keniata, sobre todo el evento y las opciones reales de lograrlo charlamos con Marc Roig, residente en Eldoret (Kenia), uno de los fisioterapeutas de Kipchoge y compañero de tiradas del plusmarquista mundial.

¿Cómo llega Eliud a la cita?

“Llega en plena forma, los entrenamientos que ha ido realizando son muy buenos. No ha habido ningún cambio respecto a la preparación para otros maratones”.

¿Te sorprendió que volviera a intentar el reto?

“Me sorprendió. Ya lo había intentado con el Breaking2 y pensaba que no lo abordaría nunca más, que su calendario se centraría en maratones y en los Juegos Olímpicos de Tokio. Me gustó su valentía porque no es un proyecto fácil, tiene mucho atrevimiento y sabe que puede no conseguirlo por segunda vez a pesar de que yo creo que lo logrará. De nuevo se pone solo ante un cronómetro y pienso que es muy valiente”.

¿Qué sensaciones tienes antes de la cita? ¿Lo logrará?

“Es un cúmulo de todo. Tengo cierta seguridad, casi certeza y fe de que lo conseguirá, pero no dejan de volar algunas mariposas en el estómago. Que yo piense que lo va a conseguir no significa que el reto sea un poco más fácil porque no lo será. Pero confío en ello”.

¿Por qué Viena, por qué ese circuito, esta época del año…?

“Viena porque consiguieron encontrar un trazado favorable para el reto. Un terreno completamente llano, una meteorología bastante previsible (hay que saber que en octubre serán días bastante previsibles), luego que tenga poca altitud, que no sople el viento, etc. Todos estos factores han hecho que fuera la ciudad escogida”.

Con las condiciones del maratón de Doha por ejemplo creo que sería muy muy difícil que Eliud pudiera lograrlo. El rendimiento disminuye muchísimo a partir de ciertos grados de color. 31 grados son muchos y el rendimiento baja. Se busca minimizar esos factores externos que dificultarían un buen resultado. Todos los que hemos corrido maratones si nos dejaran escoger las condiciones serían esas, sin duda. Entre 7-12º, poca humedad, sin viento, etc.”

Vaya elenco de liebres…

“Lo de las liebres al final claro que tiene un apartado mediático, por supuesto, todo suma, pero al final si nos dejan escoger elegiríamos a los mejores, tiraríamos de ránking y ellos son los mejores. Luego para estos atletas que su nombre esté ligado en todo esto les interesa y serán debidamente remunerados. Entre las liberes destaca Victor Chumo, que entrena con Kipchoge y que en una entrevista decía que “a mí me gustará dentro de 30 años poder decirle a mis hijos o a mis nietos que estuve ahí, que fui una de las liebres”.

¿Cómo está Kenia con todo esto?

“El ambiente en Kenia es brutal, está la gente como loca. Es de telediario. Se está siguiendo muchísimo, sobre todo esta última semana. Ha aparecido cada día en telediarios y periódicos. Cada vez hay más información sobre cómo visionarlo e incluso la compañía más potente de telecomunicaciones de Kenia ha dicho que va a facilitar que se pueda seguir el streaming por Youtube sin coste de datos. Se lo van a regalar a todos los usuarios para que nadie se lo pierda. De los 40 y pico millones de población que tiene Kenia prácticamente 10 lo estarán viendo. La expectación es mayor a la del Récord del Mundo en Berlín, sin ir más lejos”.

Las matemáticas no lo son todo…

“Todo suma. El problema es todo lo que suma en el papel y luego llevarlo a cabo en la realidad. El deporte no son matemáticas y quizás algo suma por un lado y resta por el otro. Hay que correr a 2:50 el kilómetro, 14:10 cada 5.000, 28:20 cada 10.000 y no es para nada fácil y si algo falla y se empiezan a sumar segundos se escapará esa barrera”.

“Desde que Eliud es maratoniano sus temporadas son muy regulares y apenas coloca medias maratones para preparar las carreras. Solo va al maratón que le toca y listo. Eso significa que unos 4 meses antes empieza la preparación específica. Empieza con un mes de gimnasio y cuando acaba se traslada al training camp y empieza el volumen y la intensidad propias del maratoniano”.

“No sé si Eliud actualmente podría lograr bajar de esa barrera sin ‘ayuda externa’. Por ejemplo el año pasado creía que batiría el récord del mundo, pero no por tanto margen, entonces ahora ya no me salen las predicciones. En toda lógica bajar 1’40” la marca en Berlín es demasiado, pero ya con Eliud no me atrevo a decir que es demasiado difícil”.

Escucha la charla completa:

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad