Previa Maratón de Berlín 2014

Previa Maratón de Berlín 2014

203
0
Compartir

Comienza el ‘rush’ final de los World Marathon Majors. Poco más de un mes en el que los tres últimos coletazos de los seis mejores maratones del mundo asoman ante nosotros fulgurantes, apolíneos, con mucho, muchísimo que mostrar.

Este domingo, día 28, le toca el turno al fuego cruzado de Berlín. Un maratón con cifras estratosféricas a nivel de registros en los últimos diez años. Desde que el brasileño Ronaldo da Costa batiera el récord mundial aquel 20 de septiembre de 1998 (2h06:05), la barrera cronométrica ha sido superada en las calles berlinesas en cinco ocasiones más, aconteciendo los cinco últimos récords mundiales de manera consecutiva. Paul Tergat se convirtió en 2003 en el primer ser humano capaz de derribar las 2h05 (2h04:55), Haile Gebrselassie extrapoló su leyenda a la ruta, con dos récords consecutivos, y superando la barrera de las 2h04 (2h04:26 en 2007, y 2h03:59 en 2008), Patrick Makau Musyoki abrumaba con su gigantesco empuje en 2011, apeando al mismísimo Haile en una recordada imagen claudicante del etíope (2h03:38), y Wilson Kipsang Kiprotich perpetuaba su nombre en los libros de historia atlética, tanto berlinesa como mundial, en una antológica cabalgada hacia el actual 2h03:23.

En este 2014, son, en especial, cuatro los nombres que sobresalen en la cita germana. Berlín mantiene desde hace varios años, con evidentes resultados positivos, un esquema de trabajo basado en un cabeza de cartel, seguido de uno o dos atletas ligera y teóricamente por debajo, y detrás, el resto. Funcionó de manera excepcional en las pasadas tres ediciones. Este año, a priori, la perspectiva varía ligeramente.

En primer lugar, sobresale la imperial silueta del kenyano Dennis Kimetto. Tras haber sido el epicentro de las críticas por permitir a su compañero de entrenamientos Geoffrey Mutai llevarse la victoria en Berlín ’12, dejando entrever además su extraordinaria capacidad, Kimetto lograba en Chicago ’13 un resultado descomunal, el cuarto mejor tiempo de siempre, 2h03:45. Recórdman mundial de los 25 kilómetros en ruta (Berlín, 6 de mayo de 2012, 1h11:18), su estado de forma es una incógnita. Lo hemos visto este año siendo tercero en la media maratón de Olomouc (1h01:42), tras Geoffrey Ronoh y Wilson Kipsang. Precisamente Ronoh será una de las ‘liebres’ en Berlín (también lo fue en Olomouc, y acabó por llevarse la victoria).

Nos detenemos en segundo lugar en la figura del flamante campeón mundial de media maratón. El kenyano de 21 años Geoffrey Kamworor Kipsang afronta su quinto maratón, distancia en la que debutara en 2012, también en Berlín, con un tercer puesto y con el que es su mejor registro hasta el momento (2h06:12). En 2013 fue cuarto en Rotterdam (2h09:12), y de nuevo tercero en Berlín (2h06:26), y en 2014 sólo ha podido ser sexto en Tokyo (2h07:37). Si bien es cierto que su trayectoria es implacable en media maratón, poseedor ya a su temprana edad de cinco registros por debajo de la hora (58:54 en Ras-Al-Khaimah en febrero de 2013 como PB), y de un campeonato del mundo de la distancia en Copenhage este año, su salto al maratón no ha sido todo lo inmaculado que su inmenso talento presagiaba. Se afirma que su estado de forma es brillante. Él mismo lo ha comentado. Veremos si confirma la calidad que le presuponemos en un salto que no siempre se plantea sencillo.

Como tercer espada, uno de los más grandes maratonianos de los últimos años: el pequeño etíope Tsegaye Kebede. Sinónimo de regularidad, su hoja de servicios aporta una serie de datos que pueden llegar a ser estremecedores. De los 17 maratones que ha disputado, ha vencido en seis, siendo tres veces segundo, y cinco veces tercero. Es decir, catorce de diecisiete entre los tres primeros. Una absoluta barbaridad. Con una marca personal de 2h04:38 (ganador en Chicago ’12), se evidencia que no sólo es tremendamente regular, sino que también es inequívocamente rápido. Capaz de soportar ritmos de récord mundial, atrevido, valiente, y sobre todo, extremadamente inteligente en carreras que terminan por romperse, en las que tácticamente suele mostrarse espléndido. Desde su escaso 1.57m, vigente ganador del World Marathon Majors’ Series.

Y por último, Emmanuel Mutai. Sobre el kenyano planea la sombra de la vacilación deportiva en los últimos tiempos. Alterna inmaculadas actuaciones con sonoros batacazos. Rival de Kimetto en Chicago ’13 (2h03:52, marca personal, cuarto de siempre), pero superado por los problemas físicos y por la brutal escabechina de Londres ’14. A sus 31 años, aún tiene capacidad y talento para continuar en la senda de la victoria que su potencial requiere, pero esa discontinuidad siembra evidentes dudas.

Además de una serie de africanos que han demostrado cierto nivel en algún momento de sus trayectorias (Levy Matebo, Eliud Kiptanui, Frankline Chepkwony, Abera Kuma), serán varios los nombres ilustres que encontraremos en la línea de salida de este maratón. El británico Scott Overall, los japoneses Kazuhiro Maeda y Ryo Yamamoto, el alemán Falk Cierpinski (hijo del doble campeón olímpico de maratón, Waldemar Cierpinski, y de la mediofondista Maritta Politz)…

En la categoría femenina, la lucha no se presenta menos cruenta. También a recordar, cuatro nombres, una vez confirmada la ausencia de la brillante kenyana Gladys Cherono. En primer lugar, la etíope Feyse Tadese. Subcampeona mundial de media maratón en Kavarna ‘12, su primera victoria en los 42.195m se producía en Seoul ’12. En 2013 conseguía su mejor registro personal en París, con récord de la prueba (2h21:06), y en este 2014 pudimos verla en Londres, donde concluyó cuarta, a las puertas de su mejor marca, en una complicadísima carrera (2h21:42).

Como alternativa, su compatriota Tirfi Tsegaye. Conseguía hace dos años, también en Berlín, su mejor registro personal en la distancia (2h21:19). Natural de Bekoji (como Bekele y la familia Dibaba), ya sabe lo que es vencer en París, Tokyo, Dubai y Oporto. En su madurez deportiva, y ya escasas fechas de cumplir la treintena, sólo le falta un espaldarazo definitivo a su uniforme trayectoria con una victoria en un ‘Major’.

Interesantísimo también observar el papel que pueda realizar la estadounidense Shalane Flanagan. Bronce olímpico en Pekín en los 10.000m, su extraordinaria actuación en Boston este pasado abril encandiló al mundo atlético. Atrevida, valiente, sin una pizca de duda, en busca de una gesta de otro tiempo, Flanagan rozaba el milagro, con su escapada en solitario, consiguiendo la que es su mejor marca personal en la distancia (2h22:02). La victoria se le escapó entre los dedos, superada por la solidez de la gran Rita Jeptoo, pero su arrojo quedará grabado en los libros de historia como uno de los momentos más bellos jamás vividos en las míticas y empinadas calles de Boston. En esta edición de Berlín, su ambición va aún más allá. La fondista entrenada por Jerry Schumacher buscará, con ayuda de los maratonianos Ryan Vail y Rob Watson, el récord nacional, en poder de Deena Kastor (2h19:36). La empresa se antoja complicada, pero Flanagan llega, posiblemente, en el mejor estado de forma de su vida.

Y no perderemos de vista tampoco a la japonesa Kayoko Fukushi. Bronce en el Mundial de Moscú ’13, tres veces olímpica, y poseedora de los récords nacionales de 5.000m, 10.000m y 10 kms en ruta. Brillante tercer puesto en Chicago ’11, conseguía en 2013 la que sigue siendo hasta hoy su mejor marca personal, 2h24:21, siendo segunda en Osaka.

La pasión local la pondrá Anna Hahner (2:27:55) que como su hermana Lisa se puso en 2013 bajo las órdenes del prestigioso entrenador Renato Canova y viene de ganar el Maratón de Viena.

Como siempre, visto lo visto en los últimos años en el rapidísimo circuito berlinés, los registros adquieren un cariz fundamental, tanto en la opinión previa como posiblemente después, en el resultado definitivo. Tras un sinfín de especulaciones veraniegas (especialmente en torno a la siempre impenetrable y recóndita efigie de Kenenisa Bekele), Berlín ha apostado en esta ocasión por una configuración que, si bien no dista en demasía de su costumbre habitual, sí que resulta ligeramente peculiar y diferente.

Teóricamente, Kimetto (cuyo estado de forma es una incógnita, máxime viendo lo mediocre de su temporada) y Kamworor (según se desprende incluso de sus propios comentarios, pero sin brillar aún en la distancia) podrían encabezar una carrera que se está planteando a ritmos de récord mundial (el paso por kilómetro de las ‘liebres’ se plantea a 2:55, en búsqueda de llegar al kilómetro 30 en 1h27:30 – Wilson Kipsang pasó en 1h28:01 el pasado año). Mutai tiene calidad de sobra, pero su irregularidad siembra dudas al respecto. Muy al contrario, es posible que Kebede plantee batalla cualquiera que sea la manera en la que la situación se presente. Dando la sensación de que no lo consideramos favorito, más bien lo obviamos, porque siempre lo es. Se juega el World Marathon Majors, aunque siempre tendrá que mantenerse a la espera de Wilson Kipsang, que depende de sí mismo (el kenyano será campeón si gana en NY).

En féminas, el asunto parece más ilegible, si cabe, a pesar de las conjeturas. Feyse Tadese y Tirfi Tsegaye deberían jugarse la victoria si la carrera es rápida, y parece que así se planteará en general, dada, entre otras razones, la expectativa de Shalane Flanagan de reventar el récord de Deena Kastor (tiempos en torno a los dos minutos por debajo de las marcas personales de todas ellas, sin embargo; de ahí la dificultad al aventurarse). Veremos qué son capaces de cazar Fukushi o la etíope Afework si corren con inteligencia y hay debacle en cabeza.

Por: www.soycobarde.com · @SoyCobarde2


Advertisement

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad