“Llego al Europeo con muchas ganas y tenemos un gran equipo”

Campeonato de Europa de Cross este domingo en Dublín
Mireya Arnedillo, medalla europea de 1.500 y mejor española en lo que va de cross

Mireya Arnedillo Lahoz (Zaragoza, 28-3-2003) será una de las participantes de referencia en el Campeonato de Europa de Cross sub20, como medallista en el Europeo en pista, este pasado verano (bronce en los 1.500 metros), y además, para bien de nuestra selección, una de las atletas más jóvenes en participar, como se decía antaño “júnior de primer año” y por tanto que podrá repetir el próxima temporada concurso en la misma categoría.

“Yo vengo de la gimnasia rítmica y con 7-8 años fui a ver una competición a mi hermana Lorena, que es tres años mayor, que entrenaba con Jesús Romero en el equipo de nuestro colegio, la Agrupación Deportiva Gredos. Y allí me animó Jesús a que fuera a probar con los demás niños y así empecé, como un juego, y hasta hoy”.

Su hermana Lorena lo ha dejado ya, pero llegó a ser campeona de España de 4×100, con lo que se presume ahí una genética apta para ser atleta rápida. “Mis padres han sido siempre activos, mi madre bailó muchos años la jota aragonesa y mi padre jugó en dos equipos de fútbol y también ha hecho atletismo”.

El caso es que Mireya tenía un espejo en quien mirarse con su hermana, y, además, no tan cercano, pero a las órdenes de su entrenador, estaba por aquel entonces la que fuera subcampeona de Europa de 1.500 metros en pista cubierta, Isabel Macías, un referente del medio fondo español aquellos años. “Y claro que Isabel me servía como referente porque yo jugaba a hacer atletismo y ella estaba ahí, la veíamos entrenar cada día”.

“Fui creciendo poco a poco, con Jesús era todo como un juego y la verdad es que no se me daba mal. De Infantil, que los campeonatos de España en pista son como un triatlón, ya fui campeona de España, haciendo las pruebas de jabalina, longitud y 1.000 metros y recuerdo que la longitud se me daba bien” (aquel año 2016 acabó con un salto de ¡4,97!, ahí es nada). “Luego un año después, ya como cadete, llegué a ser campeona de España de Cross y en 1.000 metros tanto en pista cubierta como al aire libre. Al año siguiente gané de nuevo los campeonatos de España en pista cubierta y al aire libre, además el título del relevo 4×300 con mi club de siempre, AD. Pirineos, y además, batí los récords de España de 600 (1.30.11) y 1.000 (2.46.89) ambos al aire libre, y este último me lo han batido ya, ”nos cuenta esta mujer de 18 años que acaba de iniciar sus estudios universitarios en psicología”.

Cuando llegó a la categoría sub18, hace tres años, “llegaron las ganas de probar en los 1.500 metros, pero también en los 800”. Aquel primer año como juvenil, categoría ahora denominada sub18, Mireya siguió acumulando méritos, como decimos en dos distancias hasta entonces desconocidas para ella. En 2019 fue capaz de correr en 1:00.60 los 400 metros, 2:11.11 los 800 y en 4:25.15 los 1.500, precisamente en uno de sus primeros mítines con las absolutas, nada menos que el Meeting Iberoamericano de Huelva, en el que acabó sexta. Ganó, como tocaba, su Campeonato de España sub18 y corrió luego su primer Campeonato de España absoluto en el que se quedó en la semifinal, siendo además tercera y medalla de bronce en el Festival Olímpico de la Juventud Europea, celebrado en Bakú.

“En invierno del 2019 al 2020 estuve lesionada con una rotura en la fascia plantar, me recuperé e incluso batí el récord de los 1.500 metros en pista cubierta, pero luego tuve problemas y en mi campeonato de España no pude acabar la final. Luego llegó el tema de la pandemia, que nos afectó a todos, pero encima en casa falleció mi abuelo y mi madre estaba luchando contra el cáncer, vamos para olvidar. Luego al salir del confinamiento empecé a verme bien de nuevo, digamos que el parón me sirvió para recuperarme. En mi categoría acabé tercera, anduve con problemas de anemia también, pero empezamos a sumar de nuevo”.

Y el año pasado, en su primer año como sub20 llegó una gran explosión de la zaragozana. “El invierno fue muy bueno, con un nuevo título en pista cubierta en mi categoría y el quinto puesto en la final del absoluto, y claro, de aquello salimos muy contentos de cara al verano en el que el principal objetivo era el campeonato de Europa. Todo fue muy bien hasta tres semanas antes que surgió una lesión en los isquios, tuve que parar un poco y pude recuperarme para competir bien”.

Antes su temporada empezó de manera formidable con marcas personales en sus dos primeros 800 en 2:06.04 y 2:05.14, las dos carreras en mayo y luego llegó el 3 de junio, de nuevo en su querido Meeting de Huelva, sus 4:12.24 en los 1.500 metros “En Huelva, se corre muy bien, tuvimos un gran día y desde luego que no me esperaba un inicio así de temporada, ahí con la élite, fue todo muy bueno. Luego pese al contratiempo antes del Europeo, yo estaba muy segura del trabajo que habíamos hecho, y así quedó reflejado, consiguiendo la medalla de bronce. Yo además corría de los últimos días y como mis compañeros iban consiguiendo muchas medallas, eso era una motivación extra, porque yo también quería aportar mi granito de arena al medallero.

Luego tuvimos la opción de alargar temporada e ir al Mundial de Nairobi, teníamos esa ilusión de poder llegar y es verdad que se hizo un poco largo (fue a finales de agosto), pero la experiencia fue increíble. Acabé sexta y no te sé decir qué valor más si ese puesto o la medalla del Europeo”.

Arnedillo ha hecho un buen descanso posterior y tras un año pasado sin haber competido nada de campo a través, inició los entrenamientos “con mucha calma y cogiendo sensaciones, sí que vi que iba bien y me apetecía poder hacer el invierno bien, e intentar clasificarnos para el Europeo. Fuimos a Soria y la verdad es que en los entrenamientos iba bien, pero allí me encontré fenomenal, en un mano a mano con Ángela Viciosa y gané, la verdad es que me sorprendió verme tan bien”.

Y luego llegó a finales de noviembre el campeonato de España de Cross por Clubes en Itálica, en el que se decidía la selección definitiva para el Europeo de este domingo. “Llegué con muchas ganas y salí tranquila a ver cómo avanzaba la carrera, porque tengo la motivación de que cada metro con mis compañeros es algo ganado para mí, al ser rápida, en teoría, en un final. Me adapté bien al ritmo de mis rivales, a las cuestas y los giros y fue una satisfacción enorme, realmente cuando vi que ganaba no me lo creía. Y es verdad que cuando vi que, al llegar a la parte final, que íbamos cinco atletas ya vi que lo del Europeo estaba hecho, pero sabía que si no me dejaban en la última subida, tenía muchas posibilidades de ganar y así fue”.

Pletórica en Itálica

Por último, hay que pedirle a nuestra protagonista, cómo se ve para el campeonato que nos ocupa en Dublín: “Estoy muy ilusionada tanto a nivel individual como por equipos porque tenemos un equipo muy compacto, tengo muchas ganas la verdad y voy a dejarme todo en la hierba porque al final nuestros puestos harán que el equipo esté más o menos arriba vamos a por ello. Depende también, en mi caso cómo me adapte al circuito, que será duro, pero lo cierto es que cuando todo es adverso me suelo venir arriba”.

Y mirando a unos meses vista Mireya tiene claro que su objetivo “será el Mundial sub20 de Cali este verano, pasando antes por los campeonatos de España, claro, lo que no sé aún es si haré el campeonato de España de Cross de finales de enero, porque quiero hacer la pista cubierta bien, y lo tenemos que ver”.

A medio y largo plazo, con los Juegos de París en el 2024, hay que preguntarle si se ve con opciones de soñar de verdad con ellos: “Los Juegos claro que son un sueño y pueden ser un objetivo a largo plazo, pero me pillarán con 21 años, están ahí, pero no hay que ir quemando etapas antes de tiempo. Ya se verá cómo vamos evolucionando”.

Para acabar y desearle lo mejor para el domingo, Mireya Arnedillo, atleta del Zenit Twinner aragonés hasta la fecha, quiere poner en valor el gran grupo de entrenamientos que tiene con su técnico, Jesús Romero a la cabeza: “Mi grupo es fundamental para mí, tengo que agradecerles, porque siempre están ahí y me motivan cuando no tienes un buen día, no tienes ganas. Les quiero mucho a todos, en él están, por ejemplo: los hermano Daniel y Álvaro Osanz (campeón y medallista en campeonatos de España de Trail Running), Jorge David Torre, Raquel de Francisco, Rebeca Miguelena…”.

 

Comparte
Publicado por
Vicente Capitán