El lío del maratón y la marcha en los Juegos de Tokio...

El lío del maratón y la marcha en los Juegos de Tokio (y Sapporo)

Compartir
El marchador Diego García sufrió el calor sofocante de Doha
El marchador Diego García sufrió el calor sofocante de Doha

Menuda la que se está liando con las sedes del maratón y de la marcha en los Juegos Olímpicos de Tokio. Después de la mala experiencia vivida en Doha, con condiciones extremas para maratonianos y marchadores (la marcha femenina y el maratón femeninos se disputaron a más de 35º y con unos porcentajes de humedad casi inhumanos), el COI ha tomado medidas de cara a la cita olímpica del próximo verano en el país nipón, donde se esperan también temperaturas muy altas de cara a las pruebas en ruta. De esta forma, las afectadas son, de nuevo, la marcha y el maratón.

El COI ya ha decidido

El Comité Olímpico Internacional, presidido por Thomas Bach, ha anunciado recientemente que ambas disciplinas se celebrarán en Sapporo, a casi 1.000 kilómetros de la ciudad organizadora. “El COI quedó impresionado por lo que vimos en Doha en condiciones similares a las de Tokio en temperatura y humedad, y no queremos que Tokio sea recordado por las imágenes que se vieron en Doha en el maratón y la marcha“, explicó John Coates, presidente de la Comisión de Coordinación del COI. El descenso de las temperaturas será allí significativo, pero evidentemente es algo que no ha gustado ni a Tokio ni a muchos de los atletas, que se verán tan lejos del epicentro donde se vivirá la esencia de unos Juegos.

En ese sentido se ha pronunciado Dani Mateo, maratoniano español al que hemos entrevistado recientemente en la Bolsa del Corredor y que tiene el billete para Japón garantizado con su décima posición en el Mundial de Doha. “Es parte de esto adaptarte a las circunstancias. La maratón es la manera de promocionar la ciudad olímpica y enseñarla al mundo. A unos Juegos puede que vayas una vez en la vida y te gusta vivirlos con el resto de atletas. Quieres que se vea en la calle, que la gente te pueda ver y disfrutar. Este cambio es inadecuado totalmente y estoy en desacuerdo”, ha comentado Mateo en Diario As sobre el tema. “Para correr rápido ya tenemos las maratones comerciales. Si buscamos un sitio para tener buenas condiciones, pues ya que nos pongan liebres”, añade.

Posturas encontradas

Otra postura muy distinta representa el marchador Diego García-Carrera, que sufrió en sus carnes la dureza del calor y la humedad en Doha y que, en cambio, sí ve con buenos ojos trasladar la sede a Sapporo: “Gran noticia para los españoles: se confirma el cambio de sede. Compitiendo fuera del infierno volvemos a tener posibilidades. Es todo un detalle que el COI sí se preocupe por la salud de los deportistas”, reflexionó en sus redes sociales.

Es solo el comienzo de la gran controversia que existe y existirá en torno a esta polémica decisión.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad