“Las montañas ganaron”. Maratones Barkley amplía su leyenda

“Las montañas ganaron”. Maratones Barkley amplía su leyenda

Compartir

Hacía 9 años que la prueba más dura y misteriosa del mundo no tenía llegados a meta. En esta edición, ninguno de los 40 corredores que intentaron acabar las 100 millas (160km) de Barkley pudieron acabar  la carrera. “Las montañas ganaron“, dijo Gary Cantrell, artífice del peculiar evento. “Estoy satisfecho con el resultado. Es una competencia entre los seres humanos y las montañas”, declaró a Bloomberg noticias.

Solo dos corredores pudieron completar tres de las cinco vueltas del recorrido, llegando fuera de horario. Desmayos, gente durmiendo en el recorrido, desorientados, es una pequeña muestra de lo que se vivió el pasado fin de semana cuando trataban de hacer frente a un desnivel acumulado equivalente a dos Everest con la ayuda de una brújula y un mapa . “No vienes aquí para salir victorioso, vienes aquí para ser humillado”, comentaba uno de los participantes.

Sólo 14 corredores de entre 1000 intentos han sido capaces de finalizar la prueba en todo este tiempo. Ninguna mujer ha terminado la carrera. Conocida como “Maratones Barkley” la prueba consiste en recorrer 160 kms, con 16.200 metros de desnivel en 5 vueltas de 32kms, y 12 horas de límite para cada una.

Está inspirada en la fuga carcelaria de James Earl Ray, el asesino de Martin Luther King, que tras 54 horas corriendo entre las montañas vigorosas del parque de Frozen Head, en Tenesee, acabó siendo capturado a solo 14 kilómetros de la prisión. Se trata de encontrar 9 libros repartidos por el circuito de los que hay que arrancar una página para demostrar que has pasado por todos los puntos del recorrido. El terreno es un conjunto de montañas y vertientes, vegetación cerrada y prácticamente sin caminos. Dos puntos de hidratación líquida a cada vuelta y un tiempo límite total de 60 horas.

Pero todavía tiene más dificultades. Y no es el precio del dorsal (1 dólar con 60 céntimos). No existe un página web, no se publica la fecha de la carrera ni se explica cómo participar. Según el organizador todo lo que sea fuente de estrés para los competidores es bueno. Nadie, incluso los competidores más experimentados, saben con certeza como participar. Un día determinado hay que dirigir un escrito al organizador, el Sr. Gary Cantrell, explicando los motivos para ser admitido. Si el correo llega tarde o eres descartado recibirás una carta de condolencia pero si eres admitido (35-40 personas por edición) no lo sabrás inmediatamente: te hará esperar, te hará dudar y después recibirás un mensaje que dice “Prepárate para los problemas”.

La hora de la salida también es una incógnita. Se indica la proximidad con un toque de trompeta una hora antes de la salida que tiene lugar en el momento que el Sr. Cantrell se enciende un pitillo.

Cómo afirma Iván Vivo (ultrafondocg.com), gran conocedor de la prueba, el perfil del finisher de la Barkley es el de un tipo de unos 40 años, acostumbrado a perderse a las montañas en solitario, durante muchos días, tirando de mapa y brújula, con un estado de forma envidiable, con un control mental y capacidad de sufrimiento fuera de límites, con buena gestión de sus recursos energéticos, tolerancia al insomnio y al cansancio, buena elección de la ruta a seguir, y encima que “tenga el santo de cara” aquel día.

Documental ‘Barkley 100’ donde se muestra en qué consiste esta locura

Barkley 100 from Brendan Young on Vimeo.

Foto: Geoffrey Baker

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Compartir

Te puede interesar...

1 Comentario

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad