“Lágrimas amarillas”; la carta más emotiva de Egan Bernal

“Lágrimas amarillas”; la carta más emotiva de Egan Bernal

Compartir

En esta vida todo pasa por algún motivo. Que se lo pregunten si no a Egan Bernal. Nuestro protagonista sufría una fractura de clavícula a 7 días de empezar el Giro de Italia que echaba al traste todos los planes del Team Ineos para la primera gran vuelta de la temporada. Pero los optimistas dicen que no hay mal que por bien no venga y el bueno de Egan es el claro ejemplo de ello.

Si una desgracia no lo impide Bernal será el primer colombiano de la historia en ganar el Tour de Francia. Una victoria que desatará la locura en el país sudamericano y de la que nos alegramos muchos aficionados a este deporte.

El triunfo de Bernal es el triunfo de un país entero que lleva años esperando que un “escarabajo” llegue de amarillo a París. Pero también es la victoria de la entrega, la perseverancia y la humildad. Valores que Egan ha demostrado en más de una ocasión llevar en su ADN.

Al de Zipaquirá nadie le ha regalado nada más allá de unas extraordinarias e innatas condiciones para la escalada. Bernal venció a la pobreza y hoy hizo lo propio con el Tour de Francia.

Corría el año 2014 cuando Bernal colgaba en su perfil personal de Facebook una llamada de ayuda. Una petición personal en forma de colaboración económica o anímica  que llevaba consigo una declaración de intenciones. Algo así como “ayudadme que yo me encargo del resto”. Dicho y hecho. 5 años después Bernal cumple con su palabra y consigue el ansiado maillot amarillo.

egan bernal ciclismo carta
Egan Bernal. Sacrifico, perseverancia y humildad a partes iguales. Sin duda un verdadero ejemplo a seguir.

Un chico alegre y divertido que tuvo que vencer a las dificultades económicas para llegar a lo más alto. Como queda claro en la carta que he rescatado y comparto arriba, Egan sabe bien lo que es el sacrificio y la molestia que supone tener que pedir ayuda económica para cumplir con tus sueños.  Un joven educado y tremendamente familiar que nunca ha dejado de luchar por sus metas hasta conseguirlas. Egan es alegría y optimismo y según afirman los que lo conocen, un verdadero ejemplo de humildad en las distancias cortas.  Un corredor que a diferencia de Nairo Quintana siempre se ha mostrado alejado de la polémica y con empatía deportiva hacia los compañeros de equipo. El jovencísimo ciclista de Ineos ha respetado en todo momento la jerarquía del equipo (véase Tour 2018) y por este motivo es querido y respetado por todos. En sus redes sociales siempre se muestra activo y transparente. Su canal de Youtube que gestiona su novia Xiomy Guerrero se ha convertido en tendencia nacional.

Con las lágrimas amarillas de Bernal, Colombia entera se quita un peso de encima y resuelve por fin lo que ya se había convertido en una obsesión de estado

Egan Bernal es junto a Peter Sagan el mayor talento de los últimos 30 años. Me permito el lujo de afirmar esto porque llevo siguiendo la trayectoria deportiva del colombiano desde 2015 cuando lo vi en directo ganando el bronce en el campeonato del mundo MTB en Andorra. Rápidamente me di cuenta de que este corredor tenía algo diferente al resto y un caza talentos como Gianni Savio rápidamente lo reclutó para su Androni Giocattoli con apenas 18 años.

Un servidor además tuvo la suerte de presenciar el debut de Egan en la categoría profesional. Una contrarreloj por equipos en Banyoles del desaparecido Tour del Mediterráneo y en la que su equipo finalizó noveno. Recuerdo perfectamente como Egan era un absoluto desconocido. En una lluviosa y fría mañana de febrero el colombiano pasaba absolutamente desapercibido y muy pocos aficionados de los que estuvieron allí (éramos cuatro gatos) imaginaron que enfrente tenían al futuro ganador del Tour de Francia.

A sus 22 añitos no le ha pesado la presión mediática y en este Tour 2019 llega el primer gran momento de su carrera deportiva (intuyo que vendrán más). Con las lágrimas amarillas de Bernal, Colombia entera se quita un peso de encima y resuelve por fin lo que ya se había convertido en una obsesión de estado. A principio de año ya os anticipé que Bernal era capaz de todo y 5 meses después la alta montaña me ha dado la razón.

Un corredor que siempre ha lucido con orgullo los colores de la bandera colombiana y que en todas las declaraciones públicas no se arruga en afirmar que su prioridad es la de llevar el nombre de Colombia a lo más alto. Dicho y hecho.

Bernal siempre se ha mostrado encantado con los éxitos de sus compatriotas. Unión y no competencia.

Egan tiene su primer Tour de Francia pero mucho me temo que los colombianos no querrán despertarse de este #sueñoamarillo y pelearan juntos para seguir sumando triunfos. Egan Bernal lo tiene TODO para marcar una época. Talento, constancia y una humildad tan importante como necesaria.

Si quieres ver cómo vivieron los medios Colombianos el triunfo de Bernal te recomiendo que eches un ojo a esta narración. Sube el volumen y disfruta de la pasión colombiana en estado puro.


Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad