Inicio Noticias & Blog La psicología: el ingrediente fundamental en el deportista moderno

La psicología: el ingrediente fundamental en el deportista moderno

Warholm no para de batir marcas / AFP
AFP

Los deportistas profesionales están expuestos a altos niveles de exigencia. Esto no sólo repercute en forma de un sobre-esfuerzo físico que acaba derivando en lesiones musculares. La tensión acumulada también puede derivar en problemas psicológicos a largo plazo y en un menor rendimiento deportivo. En la actualidad han adquirido un papel fundamental todo tipo de fórmulas orientadas a la gestión emocional en entornos competitivos. Encontramos alternativas tan variadas como la risoterapia, la especialización de profesionales en el campo de la psicología deportiva, las práctica de yoga, o incluso el diseño de un baño relajante en un entorno tranquilo y agradable. Esta última opción, se traduce en un santuario de paz y relajación único que ayuda a los deportistas de élite a alcanzar la plenitud en un espacio íntimo, privado y adaptado a sus necesidades.

La importancia de la psicología del deporte

La motivación, la confianza en uno mismo o la inteligencia emocional son variables que influyen poderosamente sobre la actividad deportiva. El desarrollo y el cuidado de estas capacidades es el objetivo de la psicología del deporte, una rama cada vez más presente dentro de nuestra sociedad.

Esta especialidad ha ido ganando terreno durante los últimos años y su peso no sólo se ha reflejado dentro de las consultas y gabinetes. También dentro de un mercado cada vez más diversificado y orientado a la salud psicoemocional de los deportistas profesionales. En realidad, el discurso mental juega un papel muy importante en la conquista de objetivos. La autoestima y la construcción de una actitud competitiva desde un punto de vista saludable, pueden marcar la diferencia.

La kinesiología, la sociología o la biomecánica son especialidades que se trabajan de forma activa dentro de la psicología deportiva. La implementación de rutinas y cuadros de entrenamiento saludables pueden ayudar a incrementar la motivación, la claridad de ideas y la decisión lo cual deriva en un incremento del rendimiento.

Podríamos decir que la psicología se orienta a través de técnicas especializadas a los objetivos y circunstancias del deportista ayudándole a incrementar sus niveles de concentración y alcanzar un estado de bajo estrés. En realidad, el vínculo que existe entre cuerpo y mente puede fortalecerse y sanearse a través de hábitos saludables.

La ansiedad es una de las emociones más presentes en los entornos competitivos, especialmente en aquellos tan exigentes como los que se dan en el deporte de élite. Muchas veces esta emoción toma el control sobre la mente del atleta y por consiguiente, también de su cuerpo. Es habitual que los períodos de descanso se vean perjudicados o incluso interrumpidos por su presencia, lo cual suele derivar en una caída del rendimiento.

¿Cuáles son los beneficios de la psicología del deporte?

Los deportistas de élite recurren con gran asiduidad a recursos que les ayuden a alcanzar el equilibrio interno. La psicología del deporte abarca todas aquellas técnicas y herramientas que pueden proporcionar beneficios como:

  • Optimización de técnicas y metodologías de entrenamiento logrando una adaptación integral a las habilidades físicas y psicoemocionales de cada jugador.
  • Incrementar la capacidad de focalización y concentración. Esto a su vez tiene repercusiones muy positivas en la capacidad motora, la coordinación o la capacidad de para retener información relevante.
  • Contrarrestar, aminorar o atenuar la presencia de emociones negativas como el miedo, la inseguridad, el estrés o la ansiedad. Sus técnicas están especialmente orientadas a los períodos previos a una competición. Es en ellos donde se acumula una mayor tensión emocional que puede generar efectos negativos para la salud y para la propia competición.
  • Fortalecer los vínculos afectivos y sociales de los jugadores con sus entornos. Conceptos como la asertividad, la cooperación y la capacidad para delegar constituyen la fórmula clave para una salud psicoafectiva estable en el mundo deportivo.

Su expansión no es algo extraño dados sus niveles de efectividad. Cada vez son más los deportistas que necesitan alcanzar el control de su propio cuerpo y sus habilidades físicas mediante el entrenamiento emocional y la autoconfianza.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad