La onicocriptosis (uñero) en corredores

La onicocriptosis (uñero) en corredores

Compartir

Hola amig@s de la Bolsa del Corredor. Quizá la patología que hoy presentamos no sea de las más conocidas, pero sin duda es guerrera y dolorosa. Nos referimos a la onicocriptosis (en su nombre “finolis”), y también conocida vulgarmente como uñero.

La onicocriptosis consiste en el crecimiento anómalo de la uña, en el que una porción lateral de la uña se introduce en los tejidos laterales, causando dolor e inflamación. En determinadas ocasiones provoca la afectación secundaria de la piel que rodea la uña, pudiendo causar incluso una infección muy molesta.

Coloquialmente, podríamos decir que la uña “se clava” en la carne que la rodea. Como la uña crece lenta, pero constantemente (algo así como 0,1 milímetros todos los días), ocasiona un dolor incapacitante, ya que la continua presión de la zapatilla y el impacto de la carrera generan un dolor tan grande que mina hasta el ánimo del corredor más competitivo y entregado.

signos y sintomas de las onicocriptosis
Onicocriptosis en estadio incial.

¿CÓMO SE CAUSA?

La onicocriptosis en el corredor se puede causar por:

– Usar zapatillas demasiado estrechas de puntera o bien de un número pequeño para lo que necesita vuestro pie. Podéis ver más información sobre la elección de la talla correcta de vuestras zapas aquí  o bien como atarlas correctamente

– Microtaumatismos repetitivos contra la uña. ¿Os habéis fijado que estos malandrines ocasionan todo tipo de males, desde el edema óseo hasta la fascitis plantar?.

– Corte de las uñas muy apurado o con forma redondeada.

– Exceso de sudoración, lo que resulta muy frecuente en corredores.

SIGNOS Y SÍNTOMAS DE UN UÑERO 

Las onicocriptosis (uñero) según lo graves que sean pueden presentar las siguientes características. Si tienes suerte estará en una fase inicial, en la que el dedo estará enrojecido y dolerá bastante. Si la uña no se trata convenientemente, además de todo eso puede añadirse una infección, que te dejará el dedo como una morcilla de Burgos (o como un botijo, según prefieras). Si aún así, no has ido a un podólogo para que la trate, puede empezar a crecer una carne diabólica alrededor de la uña, ¡que no hará más que aumentar la leyenda de que los corredores tenemos pies de lobezno!

foto 2
Evolución de los pies de un corredor

¿CÓMO EVITARLO?

Aunque algunas personas son más propensas que otras a sufrir de onicocriptosis, y los corredores aún más; la prevención puede ser difícil, pero existen buenas formas de minimizar el riesgo:

  • Corte de uñas adecuado. Corta las uñas cuadradas, NO redondeadas. Con material adecuado y limpio.

  • Utiliza una zapatilla adecuada, amplia, que no comprima los dedos, que la pala no sea excesivamente baja. También deben ser lo más transpirables posibles.

  • Si fuera necesario, tras la revisión de un especialista la realización de plantillas deportivas para evitar la pronación o las alteraciones que pudieran provocar este problema.

  • Buena higiene de los pies, secándolos, uso de polvos antitranspirantes, cambiar los calcetines tras ejercicio… ¡Haced caso marranotes!

  • Aquí tenéis más información sobre el cuidado de las uñas en corredores.

¿CÓMO TRATARLO?

Que no cunda el pánico, igual os podéis escapar del bisturí con tratamientos conservadores como el corte de la astilla del borde lateral de la uña que se incrusta en el tejido blando del surco (realizado por un podólogo), o también técnicas de reeducación de la uña como taponamiento con gasas, cánulas plásticas, ortonixia metálica o clásica. Pero si la onicocriptosis (uñero) es recurrente o se encuentra en estadios más avanzados, es probable que el tratamiento deba ser invasivo (cirugía). Si alguno tiene estómago, puede ver en que consiste la cirugía aquí. Así se os quitarán las ganas de cortar las uñas redondeadas, je, je 😉

Bueno amigo@s de la Bolsa del Corredor, esperamos que esta entrada haya sido útil para que cuidéis igual de bien a vuestras uñas que a las zapatillas de competición de la suerte. ¡Y no olvidéis supervitaminaros y supermineralizaros (de forma legal)!

¡Salud y kilómetros!

Ana María Encinas Pérez, María Fernández Raposo, Alfonso Martínez Nova (@podoalf)

Clínica Podológica Universitaria de Extremadura (@cpuex)

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad