Noticias & Blog

La niña prodigio australiana que hizo dos Récords del Mundo en dos días

Publicidad

Se llama Sophie Hall, es australiana y tiene un futuro brillante por delante. Obviamente, a sus 11 años, todavía debe confirmar muchas cosas y mantener la proyección meteórica que hasta ahora ha mantenido. Y es que recientemente esta atleta ‘aussie’ ha logrado una proeza. En apenas dos días de diferencia fue capaz de batir dos mejores marcas mundiales de su grupo de edad.

Por un lado, el 24 de enero corrió un 1.500 en 4:28:19. Dos días después, el 26 de enero, fue capaz de correr un 3.000 al aire libre, ojo al dato, en 9:38:16. Hay muchas esperanzas en el atletismo australiano depositadas en esta ‘superdotada’ que está logrando unas marcas totalmente fuera de lo común. De hecho, en la final de 3.000 compitió con atletas tres años mayores y las venció por más de un minuto de margen.

¿Riesgo de quemarse?

Hay atletas que en su etapa sénior tiene  muchas dificultades por bajar de 4:10, lo que es considerado ya una gran marca. Cuando vemos que esta chica de 11 años ha sido capaz de hacer ya 4:28, no podemos sino dejar volar la imaginación. Eso sí, al mismo tiempo hay voces que ‘critican’ que una niña esté corriendo estas distancias y compitiendo a estos ritmos a tan temprana edad, con el consiguiente riesgo de ‘quemarse’.

Publicidad
Publicidad
Compartir
Publicado por
LRDC
Publicidad