La mitad del paquete

La mitad del paquete

Compartir

Los anglosajones utilizan la expresión “middle-of-the-pack” (la mitad del paquete, la mitad del pelotón) para referirse a esa zona gris de las carreras que se encuentra entre la élite y los que suelen acompañar en procesión al coche escoba. Si estás leyendo esto probablemente eres un “midpacker” o corredor que pulula por la mitad de cualquier carrera.

Si tomas cualquier foto aérea de esas que sacan en las carreras multitudinarias tipo maratón, es fácil identificar la mitad del paquete. Puedes quitar un par de filas de corredores delante y algunas filas al final, y ya lo tienes. Ese 90% de masa central es el “middle-of-the-pack”. Casi todos formamos parte de esa zona gris donde nadie destaca a ojos de un profano. Para alguien ajeno al Running, correr una carrera si no optas a la victoria es una tontería. ¿Cómo le explicamos lo que significa estar en la mitad del paquete?

Soy un “mid-paquetero” orgulloso. Creo que ya nací siendo mid-paquetero. Una vez entras en la mitad del paquete ya no sales, es para toda la vida. Es posible salir de las últimas filas de las carreras y dar el salto a la mitad de paquete, pero es un camino sin retorno. Pertenecer a la mitad del paquete es como caer dentro de un agujero negro, de ahí no sales. Es imposible dar el salto a las primeras filas, a la élite. La única posibilidad que tienes de estar cerca de la élite es colarte de cajón en la salida, cosa que no recomiendo que hagas por respeto a la masa de mid-paqueteros orgullosos.

En México llaman paquete a La Bolsa del Corredor, así utilizan “recogida de paquetes” al acto de ir a buscar dorsal y bolsa. Si este blog fuera hecho en México debería con razón llamarse “El paquete”, que quizás sea un nombre más adecuado para el perfil medio de los que habitualmente nos pasamos por aquí.

No hay nada malo en ser un mid-paquetero. Estar en zona gris tiene la ventaja de que si no te sale la carrera que esperabas puedes poner cualquier excusa peregrina como que el desayuno te sentó mal o que el perro no te dejó dormir. Este tipo de excusas se permiten en la mitad del paquete. ¿Te imaginas a un corredor de élite diciendo que no han ganado porque los chococrispis le sentaron mal?. Pues eso sí está permitido y hasta bien visto en la mitad del pelotón.

El mid-paquetero es el único que puede realmente considerar que su rival es él mismo. ¡Como para explicarle a alguien que tienes 30.000 rivales en una carrera! Es mucho más sencillo de explicar que el rival eres tú mismo. Si le dices a algún profano que vas a competir contra 30.000 tipos lo más probable es que te diga algo así como “Uff, lo tienes crudo”. Los de delante meten codos y se pelean entre ellos, es otra carrera. Y los de atrás, los que están en la fina línea que separa correr y caminar rápido, tienen bastante con evitar que el coche escoba los atropelle.

Admítelo, toda tu vida vas a ser un mid-paquetero. Vas a pertenecer siempre a una zona gris que a nadie le importa y donde nadie destaca. Quizás si te dejaran competir con niños pudieras dar el salto a la élite, pero hasta donde sé lo de las edades lo controlan bastante en las carreras infantiles. Hagas lo que hagas, entrenes lo que entrenes y te tomes lo que te tomes, de la mitad del paquete no sales. Al menos llévalo con un poco de humor, crack.

Compartir

Te puede interesar...

6 Comentarios

  1. hay tiradas largas que haces en solitario y otras en las que vas dentro de la amalgama del pack (en mi caso postpack) por eso en mi caso no digo que compito sino que participo en tal o cual carrera aunque siempre queda el orgullo chiqutín de pasar la línea por delante de los 3 o 4 con los que has compartido la travesía.

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad