La Miedanza Maratoniana

La Miedanza Maratoniana

Compartir
la miedanza maratoniana
la miedanza maratoniana

Hace unas semanas en el avión de camino a la Lanzarote Marathon cayó en mis manos una fantástica revista, Yorokobu, donde pude leer un artículo firmado por Francesc Beltri Gebrat, titulado ‘La Miedanza’ que explicaba con mucho acierto en que consiste esta virtud muy humana y a la vez no muy conocida. Cuando llevaba ni 10 líneas leídas, mi cabeza se iba directa a la maratón. La Miedanza Maratoniana.

Miedo + Confianza = Miedanza

La Miedanza es la combinación del miedo y la confianza, es decir, llegar a un acuerdo entre:

  • Miedo: Sensación perturbadora que normalmente viene provocada automáticamente ante una situación de riesgo, de peligro o amenaza (real o imaginario).
  • Confianza: Es la seguridad que tiene alguien en si mismo, en nuestras propias cualidades y gracias a ella, tenemos el valor suficiente para realizar determinados actos importantes.

¿Que tiene que ver esto con la Maratón?

La miedanza es la droga que nos engancha a la maratón, el andar (mejor dicho el correr) al borde del abismo sin llegar a sentir pánico a caernos (en el kilometro 32 por ejemplo). Hace que esta prueba sea la elegida por muchos de nosotros a la hora de buscar retos personales. La carrera sagrada de Filípides reúne las condiciones perfectas (distancia y ritmo de carrera) para que la miedanza se manifieste en su mayor grado y expresión, ya que tenemos una buena cantidad de demonios personales de por medio, por ejemplo:

Normalmente a las distancias menores no les tenemos el mismo respeto/miedo, y en las mayores, aunque parezca mentira, se está produciendo una especie de Kilian effect que hace que tampoco le tengamos tanto miedo como al correr una maratón al 99% de nuestras capacidades. En las ultras tan de moda en el calendario (normalmente de montaña) desaparece esa presión que tiene la maratón y nos olvidamos bastante del cronómetro y del ritmo a llevar, y desafortunadamente, cada vez más parece que lo más importante es poder poner en el perfil de redes sociales el ‘sirveparatodo’ vocablo finisher.

miedanza2

¿Tienes miedanza? you have the power!

Si a todo ese pánico maratoniano le inyectamos una buena dosis de confianza… ¡eureka!, hemos encontrado la combinación ganadora, la miedanza significa tener el fuckin’ power, tener el control sobre tu cuerpo y mente. No hay miedanza sin respeto y miedo a la maratón, pero tampoco la hay sin tener confianza en uno mismo, si no eres consciente que todo ese miedo lo vas a poder controlar gracias al entrenamiento que tienes en tus piernas ese pánico no lo podrás convertir en serenidad-runner.

  • Confianza en el plan de entrenamiento
  • Confianza en el entrenador/a
  • Confianza en el apoyo del grupo de entrenamiento
  • Confianza ganada en las tiradas largas
  • Confianza en…

Es decir, si no has preparado a conciencia la maratón, si no has podido marcar los puntos anteriores por alguna mala racha, (desmotivación, alguna lesión suficientemente importante, etc…) todo eso seguro que desgraciadamente aparecerá el día D. Es posible que no tanto física como mentalmente, pero cuando lo segundo empieza a fallar un poco, lo primero se derrumba.

Supera tus propias expectativas

Gracias a la sociedad en la que vivimos, cada vez nos contentamos con unas expectativas más bajas sobre uno mismo en muchos ámbitos de nuestra vida. El ‘sistema’ nos está empujando a vivir con un miedo paralizante, donde nos fuerzan a ir todo el día cogidos de un bastón mental que nos proporciona seguridad y hace que no abandonemos nuestra zona de confort… pero no tienen presente que nosotros somos corredores, y eso (de momento) no nos lo pueden quitar, es hora de que rompamos ese dichoso bastón, que sigamos nuestro proceso evolutivo y nos lancemos al abismo con la confiaza en nosotros mismos al máximo, eso nos servirá para correr maratones, pero también para muchas más otras cosas.

Fotos de Kalenji y Pelukas

Te puede interesar...

5 Comentarios

  1. totalmente acertado el concepto. También tienes razón que en las distancias más largas se está creando una especie de moda y con llegar ya es suficiente. Pero los que nos lo tomamos en serio la Miedanza siempre existe, bueno el intento de equilibrar miedo y confianza…a veces gana el miedo…

  2. y que problema existe en eso de que “con llegar es suficiente”? os supone eso un problema a los mas capacitados y que buscais recortar segundos al crono? os joroba? os desprestigia lo que es una maraton o influye negativamente en vuestra vida? mi no entender…

    de un tio que aun no se ha atrevido con una maraton pero sí con una media y teniendo en cuenta los años que llevo dandole al running, el mero hecho de acabar 42km en 5h o algo menos ya me parece de un merito increible.

  3. A ver si es que ahora no existen corredores que se sienten satisfechos con “llegar” y ser “finisher” de una maratón… Es acojonante, ya hasta se critica al que “simplemente acaba” una prueba de larga distancia… Manda huevos con estos corredores populares venidos a mas…

    Gerard, tus pocas palabras son mucho más valiosas que todo este “pseudo-artículo” entero. Mi enhorabuena por ellas.

    Salud!

    • No se a que artículo te refieres pero en este NO, (repito NO) se critica a los que “simplemente acaban”, ¿lo dice en algún momento? no. Más que nada porque este “corredor popular venido a más” (???) muchas veces en los veinte años que lleva corriendo simplemente ha ido a acabar.

      Cada uno es muy libre de correr como quiera, hasta como si quiere correr descalzo, (válgame yo de ser el juez de nada), para juzgar precisamente, ya te tenemos a tí, un conocido auténtico caballero del santo grial de la verdad absoluta.

      En el pseudoartículo se hace un apunte a un fenómeno creciente real, (no lo digo yo, lo dicen los que llevan años en ese mundillo) y es la falta de miedo a presentarse sin la preparación suficiente a carreras de ultratrail, simplemente eso. Y si vas sin mucha preparación a una carrera de 10k es una cosa, pero si vas a una de 70 y encima de montaña, es otra diferente.

      Saludos

      P.D: Y sorry! somos conscientes que estabas impaciente por intervenir de nuevo, a ver si en breve publicamos alguna cosa que realmente te interese, estáte atento! (Ya sé que me tienes ganas porque no adoro tu religión, pero búscate otra excusa mejor que ésta la has pillado con pinzas)

  4. Grandísimo el artículo!

    Para todos los que se hayan quedado fuera de alguna carrera de este estilo por culpa de un espolón calcáneo, aquí tenéis como prevenirlos y tratarlos!!

    Un abrazo

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad