Inicio Multimedia La marcha olímpica deja a Beatriz Pascual octava en la despedida de...

La marcha olímpica deja a Beatriz Pascual octava en la despedida de García Bragado

Fotos: Nacho Casares. (COE)
  • Beatriz Pascual, octava en 20 km marcha.
  • García Bragado, con siete Juegos Olímpicos, se despide 19º.

La carrera de 20 km marcha femenina, menos desgarradora que la del 50 masculino, sí, pero cruel. Beatriz Pascual, Raquel González y Julia Takacs fueron las representantes españolas de una prueba castigada climatológicate. La isla de Pontal, un infierno húmedo desde primeras horas de la mañana, tenía un circuito, el mismo, estrecho y angustioso, que el de los 20 km marcha masculinos donde López quedó atrapado en su participación del pasado viernes, y en el que 75 corredoras se batieron por las tres medallas olímpicas.

Hong Liu (oro), la mexicana Guadalupe González (plata) y Xiuzhi Lu (bronce) fue el podio de una final en el que las chinas tomaron la cabeza de la carrera desde el primer kilómetro y fueron marcando ritmos en torno a los 4 minutos por kilómetro. Una disciplina que nació en Barcelona’92 y que hoy ha dado su séptima campeona olímpica.

La armada china, Hong Liu, Xiuzhi Lu, Shijie Qieyang, se llevaba a un grupo de seis corredoras con ellas en el km cuatro, entre las que aguantaba la española Raquel González, en el seis se unía a ellas Beatriz Pascual, que buscaba su tercer diploma olímpico (sexta en Pekín y séptima en Londres). Con ellas aguantaban Erica de Sena, Eleanora Giorgi, Guadalupe González y Ana Cabecinha. Hasta que las chinas aumentaron el ritmo y sucesivamente se fueron descolgando las corredoras que las acompañaban. Las descalificaciones, los desmayos y los calambres ya habían comenzado por detrás.

Pasado el ecuador de la carrera, Pascual perdía siete segundos respecto de la líder de carrera, Lu, y Raquel González 21. Takacs, 38º, marchaba a 2:46 de la china. Ya en el km 14 solo la mexicana González seguía pegada a Lu y a Qieyang. Liu bajaba el ritmo y con ella se quedaban algunas corredoras que se habían acercado al grupo de cabeza, soportando algo mejor la climatología y el fuerte ritmo de carrera. Pascual aguantaba el noveno puesto por el km 16 a 43 segundos y Raquel González, 14º a 1:48.

Los sucesivos cambios de ritmo en la carrera descartaron cualquier hipótesis de llegar en grupo a meta y a falta de tres kilómetros la victoria ya era cosa de las tres medallistas, donde Qieyang se había quedado dejando la cabeza. Solo faltaba decidir el color de las preseas.

Al toque de campana, el trío de cabeza no se dejaba coger, y las asiáticas marcaban vuelta rápida para tratar de quitarse de encima a la mexicana, pero aguantó hasta un final donde Liu (1:28:35) fue implacable al sprint. Pascual, mejor española, octava (1:30:24), Raquel González 20º a 4:28 de Liu y Takacs 33º aguantaron la dantesca carrera y cumplieron con sus expectativas.

Despedida de García Bragado

La prueba masculina de 50 km marcha había dejado a las marchadoras restos de una batalla en la que los hombres sufrieron más de lo habitual. Vómitos, diarreas y calambres sobre la marcha, dejando imágenes con desmayos, agarrotamientos, y la debilidad humana del deportista, el lado más duro de una disciplina que Jesús García Bragado, después de siete participaciones olímpicas, ha dejado con la cabeza bien alta (19º, 3:54:29). “He intentado llegar entero. Ya no era cuestión de hacerlo arrastrado, sino de la mejor forma posible”, una frase que resume una de las carreras más duras que se recuerdan y en la que el campeón del mundo, Matej Toht (3:40:58), se hizo con el oro.

El suicida arranque de Yohann Diniz, recordman del mundo con 3:32:33, impuso un ritmo de 4:15 minutos el kilómetro, que le llegó a dar una ventaja en cabeza de carrera de 1:40. Pero el rival más temible, la asfixiante brisa marina de la isla, comenzó sus estragos. Si el francés se fue al suelo como una marioneta, otros marchadores clavaban la mirada en el suelo antes de hincar las rodillas sobre el asfalto del Sambódromo y los voluntarios, corriendo tras las vallas que les separaban de los caídos, trataban de atender las reclamaciones de algunos médicos y sanitarios.

Toht, campeón del mundo, que no perdió de vista al francés (acabó séptimo) hasta su desmayo, mantuvo la cabeza del grupo perseguidor entre los que se encontraba el campeón de Londres 2012, Jared Tallent, que finalmente hizo plata al desfallecer en los kilómetros finales, el canadiense Dunfee (bronce), que tras un roce del japonés Hirooki Arai (que le valió la descalificación de la carrera tras haber entrado tercero) y comenzó a caminar al límite del desequilibrio hasta que volvió a coger ritmo, y el chino Wei Yu, quinta mejor marca mundial de la temporada. Unos chinos que finalmente no reflejaron las excelentes marcas que traían a Río quedando fuera del podio.

La dramática carrera también pasó factura a dos de los españoles, López acalambrado, tras una mala semana de recuperación de su anterior prueba de 20 km, y Díaz, no pudieron finalizar.

Fotos: Nacho Casares. (COE)
Fotos: Nacho Casares. (COE)

Entre marchadores que deambulaban como boxeadores a punto del KO, Bragado apuró los últimos pasos de una trayectoria olímpica que le coloca solitario en cabeza de una clasificación de participaciones olímpicas como único atleta masculino con siete participaciones. En una clasificación global, de ambos sexos, queda emparejado con la velocista Marlene Ottey. Y en la clasificación de todos los deportistas olímpicos españoles también rompe un récord, superando a Manel Estiarte (waterpolo) y a Luis Álvarez Cervera (hípica).

24 años como profesional, en los que ha vivido luces y sombras de la marcha mundial, se retira a punto de cumplir unos 47 que solo le dejan entrenar dos horas al día. Nos deja con un cuarto en Pekín 2008 que sabe a plata, por detrás del sancionado por dopaje Schwazer (oro) y del ruso vetado Nizhegorodov (bronce). Sucio pódium que se repitió (pero con el ruso Voyevodin, sancionado por EPO) en Atenas 2004 donde “Chuso” hizo quinto.

“Me voy con la cabeza bien alta, sin haber caído en el lado oscuro” declaró al terminar la prueba. Sus primeras palabras como atleta retirado.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad