La dieta de Pogacar. 7500 calorias de “rice cakes”, bollitos y porridge

La dieta de Pogacar. 7500 calorias de “rice cakes”, bollitos y porridge

Compartir
Pogacar dieta tour de francia

La victoria de Tadej Pogacar en el Tour de Francia sigue dando de qué hablar. El sorprendente triunfo del esloveno en la carrera ciclista más importante del mundo ha servido para popularizar a un corredor que sobre el papel no partía en la lista de principales favoritos.

Si hace unos días informaba sobre la sublime contrarreloj que realizó sin potenciómetro y de la importancia que había tenido el descanso en la preparación hacia el maillot amarillo, hoy toca hablar de la dieta.

Una dieta pautada por un nutricionista español que se encargó personalmente de estructurar la alimentación de todo el equipo UAE y por consiguiente también del inquebrantable Pogacar.

Gorka Prieto, declaraba en una entrevista al diario “Noticias de Navarra”, que la alimentación había resultado imprescindible en todo el proceso.

En una carrera tan exigente como el Tour de Francia resulta indispensable llevar un control prácticamente milimétrico del peso y la alimentación de los deportistas. 21 días de carrera dan para mucho y la presencia de personal especializado es crucial para asegurar un rendimiento óptimo durante las 3 semanas de competición.

Plenamente conscientes de ello prácticamente todos los equipos profesionales de la máxima categoría llevan un cocinero y un nutricionista propios.

Prieto explica en el reportaje que los ciclistas apenas se quejan de las pautas nutricionales pese a que en algunos momentos pueden llegar a resultar algo monótonas.

Las dietas están individualizadas en función del peso del ciclista, del perfil de la etapa, del rol del ciclista e incluso de las preferencias y los gustos de cada ciclista.

Fundamentalmente Pogacar y los suyos se alimentan de hidratos de carbono como pasta, arroz patata o boniato. El desayuno se compone de un buen porridge de avena, de cereales, fruta, tostadas y algo de grasa.

En el autobús prieto también aprovecha para explicar a cada corredor lo que debe comer cada hora de carrera. “En una etapa larga y dura los ciclistas pueden llegar a ingerir hasta 7500 o 7800 calorías en forma de barritas, geles y otros alimentos sólidos.

Además, se les preparan “rice sticks”, que viene a ser arroz cocido con algo de azúcar hidratado en bebida de arroz o de avena, rice cakes y bollitos jamón y queso. Todo esto se complementa también con muchos geles, barritas energéticas y bebida isotónica.

Otro tema importante y sumamente complicado para el nutricionista es tratar de mantener el mismo peso durante toda la carrera. En el Tour de Francia no se busca ni perder ni ganar peso. Las oscilaciones tratan que no superen los 800 gramos ya que esto podría condicionar el rendimiento del ciclista.

La dieta de Pogacar es el claro ejemplo de lo mucho que se está profesionalizando el mundo del deporte. Un mundo en el que los pequeños detalles cada vez cobran más importancia.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad