Kéfir: Qué es, Propiedades, Beneficios y Recetas

Kéfir: Qué es, Propiedades, Beneficios y Recetas

491
0
Compartir

Seguro que la palabra kéfir te suena, pero no sabes muy bien que es. Tal vez sea  un yogur o un tipo de  leche. Seguro que es algo que toman los vegetarianos, ¿verdad?. Con este artículo vamos aclarar todas las dudas que podáis tener sobre el Kéfir y sus propiedades.

¿Qué es el kéfir?

Podemos decir que el Kéfir es una leche fermentada a partir de un cultivo de bacterias y levaduras. También es conocido como yogur Búlgaro ya que es muy parecido a un yogur líquido pero con más probióticos.

Tiene un color entre blanco y amarillento y la textura de las bolitas que lo componen es gelatinosa y a la vez un poco elástica.


Se pueden encontrar tres tipos de Kéfir, el de agua, el de leche (puede ser de vaca, de cabra o de oveja, pero siempre entera) y el de té. El más conocido es el de leche pero los tres tipos nos van aportar las mismas propiedades, ya que son el mismo producto pero adaptados en medios distintos. Así que a la hora de elegir uno u otro va a depender del que más te guste.

Propiedades y beneficios del kéfir

Y ¿qué propiedades tiene? Las más específicas de cada Kéfir van a depender de la calidad del medio que utilicemos (agua o leche)  pero por norma general podemos afirmar que todo kéfir nos va aportar :

=> Minerales ( Calcio, Fósforo y Magnesio )

=> Vitaminas  ( del Grupo B y Vitamina K )

=> Aminoácidos ( triptófano )

Hay que destacar que gracias a la fermentación la cantidad de lactosa disminuye y aumenta la concentración de enzima  β-galactosidasa.

nódulos de kéfir

Gracias a este valor nutricional podemos decir que el Kéfir nos va ayudar a regenerar nuestra flora intestinal, y en consecuencia va a mejorar nuestras digestiones y a eliminar posibles problemas de estreñimiento. También favorece la absorción del calcio y nos va ayudar a disminuir la cantidad de colesterol malo en nuestro organismo.

Es apto también para las personas que son intolerantes a la lactosa, puesto que el propio Kéfir transforma la lactosa en ácido láctico.

Con tantas propiedades seguro que estás deseando saber dónde lo puedes adquirir. Hoy en día en casi cualquier supermercado (sobretodo en los biológicos) puedes encontrar el kéfir fresco en las neveras, al lado de los yogures. En Mercadona, El Corte Inglés, Carrefour, Alcampo y Aldi, por ejemplo.

Otra opción mucho más económica es que lo hagas en casa con los propios nódulos (seguro que tienes un amigo o un vecino que te puede dar un poco). Puedes encontrar los nódulos frescos en herbolarios.

Hacerlo es muy sencillo, vamos a ir paso por paso :

1º. Introduce 150 gr de Kéfir en un recipiente de un litro.

2º. Añade 750ml de leche a temperatura ambiente y tápalo

3º. Déjalo reposar entre 24 y 36 horas.

Pasado el tiempo verás como el kéfir habrá crecido. Una vez colado esta listo para consumir. Para conservar los nódulos tan solo tienes que volverlos a sumergir en leche a una temperatura ambiente.

Dos cosas importantes a tener en cuenta si quieres hacer tu propio kéfir en casa :

  • El colador y el recipiente no pueden ser de aluminio, ya que no es estable en un medio ácido-
  • Lava una vez por semana con agua los nódulos de kéfir y el envase.

Se puede consumir de muchas maneras: como yogur, como queso en ensaladas, como queso para untar.…tan solo deja que tu imaginación vuele y introdúcelo en tu alimentación diaria.

Podemos hablar de dos únicas contraindicaciones en su consumo :

– Debido a su alto contenido en calcio puede afectar a la absorción de diferentes fármacos.  Si tomas  cualquier tipo de medicación consulta con tu médico antes.

– Puede afectar a la coagulación de la sangre, así que si tomas alguna medicación para ello consulta con tu médico.

Fotos: tarikgore y anjuli_ayer
Compartir

Te puede interesar...

Dejar una respuesta

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal.