“No sabemos en qué momento nos vamos a infectar y eso te...

“No sabemos en qué momento nos vamos a infectar y eso te va machacando”

Compartir
Juanmi Moreno, atleta y enfermero del SEM

Es un testimonio crudo, pero directo. Un atleta tardío que cuenta con marcas personales tan respetables y trabajadas como 1:07:55 en medio maratón y 2:21:58 en maratón. Todo a base de sacrificio y de tesón y encontrando huecos donde no los hay. Porque no es profesional. Él se dedica a otra cosa. A una profesión que estos días está viviendo sus días más arduos y dramáticos.

El entrenamiento para olvidar la cruda rutina

Juanmi Moreno es enfermero del Servicio de Emergencias Médicas Él y su mujer Montse. Comparten una pasión que se ha convertido casi en un infierno. Llevan días y días trabajando a destajo, haciendo más horas que un reloj, afrontando situaciones límite, conviviendo cada día con la muerte y la desolación. Porque a pesar de que muchos vivimos confinados en casa e intentamos sobrellevar esto de la mejor manera esperando a que capee el temporal, nuestros sanitarios que están en primera línea de batalla deben lidiar un día tras otro con una realidad durísima que se llevan a casa. No hay forma de desconectar.

Liberar un poco la mente

En la Bolsa del Corredor hemos mantenido una charla con Juanmi y nos ha contado cosas duras. A más de uno nos ha dado un ‘‘bofetón’ de realidad de esos que te dejan la oreja tiritando y como un pimiento del piquillo. Las ‘trincheras’ son terribles. Él está acostumbrado a ver de todo, pero lo que está sucediendo esta vez traspasa cualquier límite vivido hasta ahora. Obviamente le preguntamos sobre los entrenamientos. Le están ayudando a ‘liberar’ la mente de toda esta barbarie. De hecho, está más fuerte y metido que nunca con la rutina de ejercicios en casa.

Una explosión tardía

Comenzó a tomarse todo esto del ‘running’ en serio a partir de los 30. Un élite reputado como Jaume Leiva lo guió y le hizo engancharse hasta el punto que no entendería su vida sin correr y sin el triatlón. Ahora se encuentra librando otra batalla y ese ‘hobbie’ se ha convertido casi en una obsesión para evadirse y olvidar la jodida rutina por momentos.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad