Inicio Entrevistas José María Rubí, la voz del atletismo en TVE: “Lo hago peor...

José María Rubí, la voz del atletismo en TVE: “Lo hago peor que otros, pero creo que no se me da mal”

José María Rubí
Hijo de albañil, criado a las afueras de Barcelona, Rubí es un enamorado del deporte que un día por casualidad empezó a retransmitir atletismo en TVE. “No me llama la atención lo que suele llamar la atención”, explica.

 Dice que el deporte ha sido el gran amor de su vida. Hijo de albañil, criado en los arrabales, a las afueras de Barcelona, en un barrio golpeado entonces por la heroína, José María Rubí explica sus orígenes. “El barrio no me ha marcado”, explica hoy, a los 45 años. “Mi padre, que era un inmigrante de Andalucía, había vivido mucho en la calle y no quería que mi hermana ni yo viviésemos en la calle”. Hoy, José María Rubí es una de las voces del atletismo en nuestro país. Un deporte del que se enamoró en el Mundial de Roma del 87 que lo vio en el salón de su casa y que coincidió con la explosión de Ben Johnson.

 

¿Qué le hizo periodista?

Mi casa. En casa mi madre siempre estaba escuchando la radio. De hecho, ahora es como si estuviese escuchando a Justo Molinero en Radio Tele Taxi. Y con mi voz y mi amor al deporte recuerdo que recreaba escenas deportivas en el pasillo de casa, que era muy largo. Los ciclistas eran monedas de peseta y los futbolistas figuritas de los Pitufos.

 

Qué tiempos.

Intento fomentar eso en mi hija, pero es contracultural. Es como si hubiesen pasado tres siglos desde que nosotros éramos pequeños. Pero es que ahora nosotros mismos imitamos la vida y la forma de comportarse que ahora llevan los chavales.

 

Y un día llegó usted a TVE

No tuve oportunidad de comprobar que el periodismo fuese una profesión difícil. Mi carrera ha ido siempre sobre raíles. Hice prácticas en RNE y me quedé a trabajar allí y un día mi amigo David Figueira da mi nombre en TVE porque había un agujero. Buscaban a alguien para las retransmisiones de atletismo. No hay nada épico en mi vida.

 

¿Hace falta la épica para triunfar?

La épica, hoy en día, es ser normal. La próxima revolución será volver a hacer las cosas normal. Nos hemos vuelto todos un poco raros.

 

¿Y usted es raro?

Cada vez soy menos raro, menos exquisito y más tolerante. Los años encuentran el denominador común de cada uno, como nos enseñaban en matemáticas. Yo era un manojo de nervios. Tenía muchas manías. Era muy aprensivo y, sin embargo, ahora….

 

¿Lo más difícil en la vida es combatirse a uno mismo?

En mi caso no hay duda. Mi principal enemigo he sido yo. Pero he sido valiente para aceptarlo. Me he mirado al espejo y no me ha gustado lo que veía. Siempre fui un inconformista. Nunca he renunciado a evolucionar y en ese sentido la edad te ayuda a estar conforme contigo mismo.

 

¿Fue un atleta frustrado? 

Sobre todo, fui un futbolista frustrado. Mi amigo Fernando Borderías decía una frase con la que estoy de acuerdo, “con lo mucho que yo he querido al fútbol y lo poco que el fútbol me ha querido a mí”. Pero casualmente el único deporte en el que he estado federado fue el atletismo. Incluso llegué a ganar en cadetes o en infantiles una medalla en el relevo 4×80 en el campeonato de Catalunya por equipos.

 

¿Y qué significó esa medalla?

Nada, yo sabía que era muy limitado. Pero como era muy explosivo de los tacos siempre salía el más rápido. Recuerdo que hice la primera posta. Pero, más allá de eso, era malo, muy malo. Nunca volví a ganar nada más. 

 

¿Retransmitir atletismo es su revancha?  

No. No tengo ninguna revancha. Ese sentimiento no lo tengo. Para mí se trata de un placer. Es un orgullo para la empresa para la que lo hago. No proyecto lo que no fui en lo que soy ahora.

 

¿Y lo hace bien?

No me valoro, pero sí conozco mis limitaciones. Lo hago peor que otros. Pero creo que no se me da mal. No soy estúpido. Yo envidio a la gente que conoce casi todas las disciplinas. Ojalá pudiese profundizar más. Pero tendría que estar todo el año dedicado a esto y convivir con lanzadores, con velocistas, con mediofondistas… 

 

¿Y eso es necesario?

No hace falta, pero me gustaría tener ese conocimiento.

 

El saber no ocupa lugar.

Después está la habilidad de cada uno para saber utilizar lo que sabes. No hay que utilizarlo todo. Hay gente muy limitada que saca mucho partido. Al final la vida es eso. Tengo un muy buen amigo que fue un atleta paralímpico, al que le faltaban los dos brazos, y explica lo que su madre le decía siempre: ‘Javi no es lo que falta, es lo que tienes’. Yo ahora se lo repito mucho a mi hija, porque esa gente te marca.

 

Parece usted un tipo interesante.

Sería pretencioso por mi parte. Pero yo me gusto bastante. Estoy bastante conforme con lo que soy. Es lo que hablábamos antes. 

 

¿Hace caso a la crítica?

Reconozco que me afecta mucho. Por eso en los JJOO de Tokio traté de aislarme, no leí nada.  

 

¿Y no le afectó que María Vasco fuese sin preparar nada?  

Es un tema muy delicado. Permítame que de eso no hablemos.

 

Pero entiende la pregunta.

Claro, claro, pero entenderá que yo le conteste así.

 

Totalmente

No quiero comprometer a nadie.

 

¿Cuál es el próximo sueño? 

El sueño es diferente cada día. Por ejemplo, le diría que hoy sería que me salga bien el programa de esta noche, llegar a casa y que venga mi gatita a la puerta a recibirme, que mi hija se cure de una bronquitis y que llegue el domingo y vuelva a ponerme un dorsal.

 

Las cosas pequeñas

Si las cosas cotidianas. No hay nada épico en mi día a día como le decía antes.

 

La charla ha quedado muy filosófica.

No va a ser una entrevista comercial. Pero es que eso a mí no me interesa. No me llama la atención lo que suele llamar la atención. No me preocupan las audiencias.

 

Relaja escuchar eso en esta época.

Trabajo en un medio público y eso lo llevo a fuego. Le debo un servicio a la gente que invierte parte de su sueldo en pagar impuestos. Mi labor no es llamar la atención. He adquirido esa habilidad a lo largo de los años. Y lo que me resulta interesante y creo que puede despertar la incertidumbre es lo que trato de contar a los demás.

 


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad