Ivan Raña “Me motiva plasmar todo el trabajo de mi vida en...

Ivan Raña “Me motiva plasmar todo el trabajo de mi vida en una carrera”

Compartir

Tenemos el honor de hablar con Ivan Raña, triatleta gallego de 36 años considerado una de los referentes del Triatlón en nuestro país. En  plena preparación de los será su tercera participación en el prestigioso Ironman de Kailua-Kona, Hawai`i el 10 de octubre, el triatleta del New Balance Team nos cuenta diferentes aspectos de su preparación y lo que supone enfrentarse a una prueba de estas características.

Estás en plena preparación para Hawái, ¿cuál es el objetivo?

Me gustaría llegar ahí y dar todo. Creo que a veces he fallado en la puesta a punto porque la hago muy agresiva; hay gente que hace con dos semanas de antelación y yo a falta de 7 u 8 días porque me gusta mantener hasta el final las sensaciones. Creo que estoy mejorando un poco en eso, que ya iba siendo hora (risas). Estando bien creo que puedo mejorar mi sexto puesto de hace dos años e intentar estar en el podium. Sobre el papel creo que también, viendo los resultados de las carreras y demás… Pero bueno es una carrera en la que ves llegar allí a los grandes favoritos y alguno se pone a andar en el kilómetro 30. Es una prueba que te desgasta mucho, y mentalmente también. Los días previos todo el mundo está pendiente, los patrocinadores,  medios, etc. Creo que hay que saber regular todo, no sólo la carga de entrenamiento sino también la… quizá no presión sino el hecho de tener que atender a tanta gente.

Llevas toda la vida en el triatlón, ¿de dónde sacas la motivación, la energía, las ganas de seguir?

Al principio cuando empecé en triatlón con mi entrenador José Varela, él me echó un cable importante. Yo desconocía los métodos de entreno, las cargas, etc., y él me enseñó mucho sobre eso, así como a cuidarme el día a día. Después empecé a entrenarme yo solo, metiendo mucha más carga… realmente metiendo lo que podía aguantar, y eso me motivaba día a día, el saber hasta dónde era capaz de  aguantar en cada entrenamiento. Me cargué muchas carreras por el camino, pero ahora creo que conozco más de mi cuerpo que cualquier otro atleta que no se haya expuesto a eso. Ahora estoy en una fase en la que me motiva plasmar todo el trabajo o la trayectoria de mi vida en una carrera, como puede ser Hawái, y afinar un poco más el entrenamiento. Por ello ahora estoy entrenando mucho más medido, más controlado, incluso estando un poco más fresco. En definitiva lo que te va motivando es ir introduciendo cambios en tu rutina; yo cada año que pasa hago un pequeño cambio, como trabajar un poco más la velocidad, o la potencia, o el fondo,  y con ello consigues que el día a día vaya siendo diferente.

ivan rana1

Dices que controlas más el entrenamiento, ¿Qué métodos usas, pulsómetro, watios…?

Todo eso lo he llevado más a rajatabla, antes tenía mucho menos control de lo que hacía. No creo que un dato que te da un pulsómetro o un medidor de potencia te haga controlar tu entrenamiento. Lo que te hace controlar muchas veces es la sensibilidad a la hora de notar sensaciones que cuando eres más joven desconoces, como la sensación de cansancio, cuando te vas a enfermar o cuando te puedes lesionar. Yo creo que eso es más control que llevar todo mirando un aparatito. Hay épocas que he tenido dos o tres medidores de potencia de marcas diferentes para saber cuál era el que mejor medía, estaba obsesionado con todos los datos. Y ahora me he sacado un poco eso de encima, estoy controlando un poco más las descargas, porque hay días en los que sabes que tienes que levantar el pie o, por ejemplo, si ahora tengo una molestia en la rodilla no me vale de nada seguir un plan de entrenamiento a rajatabla porque me voy a lesionar. Puede ser madurez deportiva el saber esperar un poco más. Otro ejemplo, este año llegaba a Dubai después de estar por toda España dando vueltas. Llegué allí, quise correr un día rápido y me hice daño en la espalda y ya me quedé ahí doblado, no pude ni acabar la carrera. Ahora yo creo que intento de alguna manera evitar esos problemas levantando antes el pie.

Cúentanos cómo es tu día a día en Sands Beach (resort en Lanzarote, ideal para entrenamientos y pasar unas vacaciones deportivas )

Ahora mismo tengo bici larga que son unas cinco horas, entre 120 y 140km a un ritmo tranquilo. Salgo a las 8 de la mañana, desayunando sobre las 7 o 7:15. Cuando llego me voy al “Mai Tai” (Pool Bar del hotel) a que me hagan un arroz de los buenos, y después de comer me echo una siesta de una hora. Cuando me levanto aprovecho para nadar con el sol a las 3 o 3:30; en este horario  me siento mejor, siento la musculatura como más predispuesta para nadar. Después ya la carrera o el gimnasio a última hora sobre las 6 de la tarde.  Sobre las 7:30 – 8, y luego ya a la piltra.

¿Vas a estar concentrado en Sands Beach hasta Hawai?

Creo que iré a casa un par de semanas porque me llega todo el material, la bicicleta nueva…

¿Vas a competir con una bici nueva?

Sí, una Argon 18 nueva que es una bici específica para triatlón. La UCI no la ha homologado pero es una bici más rápida en el túnel del viento, y como en Ironman no tenemos limitaciones pues bueno, ahí creo que podemos limar unos segunditos también.

¿Con qué modelo de zapatillas vas a competir el maratón?

Voy a correr con la NB 5000 que es una zapatilla millera, una voladora; a mí la verdad que me gusta más que correr con una zapatilla más gorda o más cómoda. Yo me noto más ligero, y al final es un tema de sensaciones. Hay incluso atletas muy buenos que no se la pondrían y otros que están todo el día con la voladora puesta.

Para la gente más popular, danos algún consejo para las dos semanas previas a un triatlón olímpico.

Lo primero, tienes que saber de dónde vienes. Hay gente que sólo mira la carrera, y casi se olvidan de lo que han hecho toda su vida. Igual ha estado fumando y bebiendo cervezas, le ha dado por hacer triatlón y quiere hacer una puesta a punto como un triatleta profesional. Entonces yo creo que lo primero es saber de dónde vienes, si has entrenado bien, si no has tenido lesiones y tal, pero lo mejor para un triatlón olímpico es llegar a a carrera con cierta chispa, no puedes estar demasiado dormido. Igual en un Ironman,  llegas a veces un poquito más dormido porque has descansado los días previos pero a las dos horas de carrera ya entras y te va despertando la propia competición. Pero para un olímpico, a las dos horas se acabó la carrera, entonces tienes que salir como si fuera un crono de ciclismo, o una prueba de pista, donde en la salida tienes que tener ese tono o esa chispa. En los días previos tienes que hacer entrenamientos en los que se mantenga viva esa chispa y el tono muscular.

Y la puesta a punto, el periodo de descanso, yo lo haría 8-9 días antes. Descansando de verdad, haciendo 2-3 días 20 o 30 minutos de ejercicio al día o vamos, como si no quieres hacer nada. Y luego los días previos entrenar casi normal, para llegar a la carrera con sensaciones.

¿Tenemos Iván Raña para rato?

Por ahora sí, tengo los patrocinadores que me mantienen y bueno…, llega una edad en la que dices “qué hago aquí” pero mientras tienes patrocinadores y la posibilidad de viajar, costearte tu viaje, tus carreras y poder vivir de esto pues es bonito. Y además ahora mismo me gustaría aprovechar la experiencia de toda la vida dedicada a competir (porque no sólo hacía competiciones de triatlón: pista, atletismo, travesías, mountain bike, ciclocross, carreras de carretera de ciclismo…) y plasmar todo eso en una carrera. Creo que 4 añitos estaré por aquí aún.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad