Inhumanos: Dean Karnazes, el hombre que los médicos no pueden catalogar

Inhumanos: Dean Karnazes, el hombre que los médicos no pueden catalogar

Compartir

La historia de Dean Karnazes parece sacada de un guión de una película protagonizada por Arnold Schwarzenegger, Bruce Willis o Sylvester Stallone. Una ‘americanada’ en toda regla. Pero lo cierto es que es verídica y está confirmada incluso por un grupo de médicos de deportistas de élite. El ‘ultrafondista’ americano ha roto las leyes del ser humano y ha llegado a cotas donde nadie podía siquiera imaginar que se podía llegar.

En nuestro cuarto programa del podcast de la Radio del Corredor estrenamos nuestro nuevo bloque ‘Inhumanos’, donde explicaremos y os contaremos las historias más inverosímiles del mundo del running. Historias protagonizadas por seres humanos que parecen de todo, menos humanos. Y qué mejor para empezar que hacerlo con Dean Karnazes, el hombre que celebrando su 30 cumpleaños, con un par de copas encima, decidió dar un giro a su vida y salir a correr, tal cual, con la ropa que llevaba. Corrió sin parar durante 48km, aún notando los efectos del tequila, y decidió que eso era a lo que se quería dedicar para siempre.

A partir de ese momento Karnazes ha roto todos los esquemas. Más allá de sus logros en Estados Unidos a nivel de resultados, el ‘ultrafondista’ de 55 años ya ha abordado desafíos que para cualquier persona serían pura fantasía. Ha corrido 50 maratones en 50 días seguidos y en 50 estados distintos de su país, USA; ha cubierto la friolera de 560km de forma seguida, sin parar, hasta que le venció el sueño y le empezó a generar alucinaciones, ha atravesado la Antártida con un calzado normal, ha corrido durante 24 horas seguidas en una cinta en pleno Times Square y un largo etcétera.

¿Por qué Dean es capaz de todo esto, algo que no está al alcance de nadie en el mundo, ni de keniatas ni etíopes?

Cuenta el propio corredor al periódico The Guardian que decidieron mandarlo a un centro en Colorado para hacerle una serie de pruebas. La prueba de capacidad aeróbica salió igual que la de un atleta de élite, pero la que fue totalmente anormal fue la del umbral láctico: “Dijeron que el examen duraría 15 minutos y pararían. Después de una hora lo detuvieron y dijeron que nunca habían visto nada igual antes“. Karnazes puede controlar la producción de ácido láctico debido a que tiene más glóbulos rojos que el promedio de las personas, que son los que transportan el oxígeno. Se cree que Dean Karnazes no llega al límite de cansancio en el entrenamiento al que llegan los demás corredores.

Escucha la entrevista a partir del minuto 4:

 

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad