Hypervolt, ¿la máquina de masajes definitiva?

Hypervolt, ¿la máquina de masajes definitiva?

Compartir

Los masajeadores electrónicos ayudan a aliviar los dolores más comunes y a liberar estrés. No hace falta ser un deportista de élite para utilizarlos, ni siquiera un aficionado medio: en el día a día, el cuerpo puede sufrir al permanecer demasiado tiempo en una posición estática (por ejemplo, mirando la pantalla del ordenador) o por llevar unos zapatos incómodos. Hay aparatos, en definitiva, que ayudan a reducir esas molestias y relajarse.

Hay todo un arsenal de productos útiles como los cojines masajeadores para espalda y cuello o los indicados para cuello y hombro, electroestimuladores, almohadas de masaje, masajeadores de percusión portátiles, máquinas de baño, masajeadores para pies o incluso para los ojos cansados.

El deportista se puede someter a diferentes tipos de masaje y en varias zonas de su cuerpo pero, en general, le ayudará a prevenir lesiones, estimulará la circulación de la sangre y será todo un balón de oxígeno de cara a una recuperación más eficaz.

Considerando lo anterior, analizamos a continuación un producto que ha dado mucho que hablar en el mercado estadounidense.

Hyperice, una marca vanguardista

La eficacia y el diseño de Hyperperice, la marca que ha desarrollado Hypervolt, no han pasado desapercibidos para miles de aficionados, e incluso para deportistas de élite.

Fue en 2010 cuando Hyperice se estableció en el mercado para crear el primer dispositivo con compresión de hielo portátil de alto rendimiento, por lo que la marca juega la baza de la innovación. Y es que se trataba de un novedoso sistema en dos partes, que aprovechaba las propiedades del hielo y las de la compresión para ofrecer un tratamiento de prevención y acelerar la recuperación de lesiones. Así, el objetivo era última era mejorar el rendimiento de músculos y articulaciones.

En 2011, Hyperice comienza a probar sus productos en atletas de la élite, basándose en todo un sistema de ensayo y error con revisiones que garantizaran que, efectivamente, se trataba de un producto de primera línea. En julio de ese año, por ejemplo, su concepto es introducido a jugadores de la NBA como Blake Griffin o Kobe Bryant, que lo adoptan a su régimen de recuperación.

Al año siguiente, 2012, Hyperice lanza la versión final de su producto, una vez ha sido usado por profesionales del deporte. La maquinaria de marketing ya está en marcha por entonces, de manera que se puede ver a Lebron James portando el dispositivo de compresión de hielo para hombro en la portada de ESPN Magazine, que recogía una escena posterior a un entrenamiento.

Hyperice siguió con su trabajo de innovación a partir de ahí, convenciendo a cada vez más deportistas con una campaña de marketing bien orquestada. Para 2015, ya era una marca reconocida, que había alcanzado relevancia gracias a sus múltiples apariciones en los medios de comunicación. También llegó a centros de fitness de Estados Unidos.

¿Qué hace Hypervolt?

Hypervolt es uno de los productos estrella de Hyperice. Se trata de un dispositivo de masaje por vibración inalámbrico, que ayuda a relajar los músculos para mejorar su movilidad, especialmente si se encuentran doloridos o rígidos. Es la definición general de un producto que, según su fabricante, puede hacer todo esto:

  • Ayuda a aliviar el dolor y la rigidez muscular.
  • Mejora la amplitud y capacidad de movimiento.
  • Estimula la circulación.
  • Optimiza la actividad de calentamiento y la recuperación.

A todo ello hay que sumar que se trata de un aparato muy manejable y fácil de usar para la autoliberación miofascial. Esto último forma parte de sus especificaciones técnicas, que también podemos resumir así:

  • Motor con tecnología Quiet Glide, marca registrada por Hyperice.
  • Tres ajustes de velocidad, con hasta 3200 percusiones por minuto.
  • Batería recargable de iones de litio, que permiten un uso de tres horas antes de la próxima carga.
  • Cuatro cabezales intercambiables.

Cómo usar Hypervolt

Antes de usar Hypervolt, debe estar cargado. Se debe también retirar la pequeña cúpula protectora que recubre el apéndice que va sobre el cuerpo, lo que proporciona el masaje.

El usuario puede estar vestido, pero con ropa lo suficientemente fina. Es recomendables detenerse en las zonas que se puedan considerar más cargadas durante unos 30 segundos antes de seguir avanzando.

Conviene combinar su uso con movimientos suaves, tal y como explica Hyperice en un vídeotutorial. Por ejemplo, si estás dando el masaje en la zona del bíceps femoral, puedes levantar suavemente pies y gemelos.

Además, hay varios cabezales para ajustarse bien a las diferentes partes del cuerpo, así que se trata de ir variando.

Opiniones de Hypervolt

Hypervolt tiene mucha presencia en el mercado estadounidense.

¿Lo positivo? Por su relación calidad-precio lo podemos considerar un producto, podríamos decir, de lujo asequible. Su ergonomía también es factor clave, porque  implica facilidad de uso. Y, lo más importante, el usuario puede beneficiarse de las ventajas de la terapia con vibración.

Lo que menos gusta de Hypervolt es su precio. Hablamos de cerca de 400€ que tampoco nos parece demasiado para el producto que es. Existen varias alternativas más económicas en el mercado, os dejamos los enlaces:

 

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad