Hutchinson, el entrenador de velocistas que se ha convertido en símbolo universal

Hutchinson, el entrenador de velocistas que se ha convertido en símbolo universal

Compartir
Hutchinson se ha convertido en leyenda en Inglaterra

Hay personajes anónimos que nunca reconoceremos y que no tendrán el reconocimiento que merecen por haber llevado a cabo alguna heroicidad. Al final pasar a la historia puede depender de una simple foto, de que alguien esté con el gatillo a punto en un momento preciso y en un lugar que quizás ni siquiera estaba reservado para que aconteciera algo singular. Patrick Hutchinson es un entrenador de velocistas inglés de 49 años de raza negra. Hasta ahí, nada en particular.

Una vocación tardía

Patrick empezó tarde en esto del atletismo; de hecho, no fue ni un atleta destacado, simplemente a los 40, después de haber practicado durante su infancia algunas artes marciales y fútbol, encontró el camino que quería seguir, el de entrenar. Actualmente tiene un grupo de unos 40 atletas en el Hercules Wimbledon AC, un club que aúna deportistas de muchas etnias y clases sociales. “Soy de la zona de Croydon, conocida por ser cuna de muchos atletas talentosos. He traído a bastantes al club, por eso es así de multicultural”, comento Hutchinson para ‘World Athletics’.

Pero la vida de este personaje anónimo dio un vuelco de 360º hace apenas unos días. Concretamente fue el 13 de junio. En medio de oleadas de protestas por el fallecimiento del afroamericano George Floyd y bajo el lema ‘Black Live Matters’, en Londres la comunidad negra (y no solo ella, claro, sino muchos antirracistas de todas las clases) salió a la calle para protestar.

Violencia en las calles

Algunas de estas movilizaciones se tornaron violentas y acabaron con estatuas destrozadas y con algunas peleas multitudinarias. Un amigo que trabaja en la seguridad privada contactó con Patrick y le dijo junto con otros amigos de ir a la protesta para intentar garantizar que no hubiera actos violentos y que a algún joven se le fuera la cabeza y arruinara su vida. Hutchinson y su grupo habían conseguido sofocar varias peleas, sobre todo de algún exaltado que la había tomado con algún ciudadano blanco indiscriminadamente.

Hasta que llegó la imagen. La FOTO. Un hombre de 55 años (Bryn Male) estaba tendido en el suelo y siendo apaleado por un grupo de protestantes. “Lo dejaron solo. Había alguna gente intentando protegerlo de las agresiones, no solo nosotros. De no haberlo hecho solo Dios sabe lo que podría haber pasado”, asegura Hutchinson. Los amigos de Patrick formaron una barrera y él lo cargó a la espalda para abrirse paso y dejarlo en un lugar seguro. “Solo estaba viendo un ser humano en el suelo, no hubiera terminado bien si no hubiéramos intervenido”, comenta. Los días que siguieron a esa acción y una vez la icónica imagen corrió como la pólvora, Hutchinson se ha convertido en una leyenda de la lucha antirracista, sobre todo en Gran Bretaña.

De hecho, el ‘Daily Mail’ contactó con el ciudadano al que salvó, que muy agradecido dijo “me encantaría dar la mano a la persona que me salvó la vida”. Uno de los atletas más prometedores que dirige Patrick es Freddie Arkell, el líder del 200 británico el año pasado en categoría sub’15.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad