Inicio El Taller del Corredor ¿Hormigueo en los pies? ¿Pies Dormidos? ¡DesPIErtalos!

¿Hormigueo en los pies? ¿Pies Dormidos? ¡DesPIErtalos!

parestesias pies dormidos causas y soluciones adormecimiento de los pies

¡Hola equipo!. A algun@ de vosotr@s os ha ocurrido que en ocasiones tenéis la sensación de que vuestros pies se quedan adormecidos, perdiendo la sensibilidad y no saber para donde vais? Pues si es así quizás padezcáis de parestesias.

¿Qué es eso de Parestesias?

Las arestesias podemos definirlas como la pérdida o alteración de la sensibilidad que en condiciones normales somos capaces de percibir mediante el tacto, principalmente en las zonas más distales como son nuestras manos y pies.

Los síntomas podemos explicarlos como una sensación de entumecimiento, acorchamiento o simplemente de que se os queda dormido … seguro que ya sabréis de lo que hablo. Claro ejemplo es cuando nos hemos quedado dormidos encima de nuestro brazo y cuando nos levantamos no le sentimos, perdiendo la ubicación de éste e incluso la plena movilidad. Menudo susto que te llevas!!!

En ocasiones también puede cursar con dolor, cosquilleo, hormigueo o quemazón, ya que la subjetividad que aporta puede ser distinta para cada persona.

Y esto… ¿por qué ocurre?

¿Qué causa la parestesia?

La aparición de este tipo de afectación puede ir ligada a distintas causas en las que encontramos:

  • A nivel Neurológico: ¿Qué ocurre cuando tratamos de encender la luz y el cable no está bien en algún punto del recorrido? Pues que la bombilla no se enciende. Esto mismo nos pasa a nosotros si en algún punto de nuestro cuerpo tenemos algún nervio dañado, causando que nuestro cerebro no reciba la señal. En este bloque podemos encontrar:
    • Neuropatía Periférica.
    • Neuropatía Diabética. Un mal control de nuestra azúcar en sangre puede hacer que nuestros nervios se vean dañados.
    • Atrapamientos nerviosos.
    • Neuromas
    • Abcesos, Quistes o demás tejidos que pudiesen comprimir los nervios.
    • Disminución en los niveles de algunas Vitaminas.
    • Ansiedad y estrés.
    • Enfermedades como la Esclerosis Múltiple o la Fibromialgia.
  • A nivel Circulatorio: otro componente que puede llevarnos a estos hormigueos puede ser el compromiso vascular. Cuando el riego de las estructuras no es óptimo, se va a originar una falta de aporte de oxígeno que ocasionará la falta de sensibilidad que podamos percibir. Este tipo de causa se encuentra en personas con:
    • Arterioesclerosis, ya que las paredes de las arterias se vuelven poco flexibles, por lo que la sangre no fluirá de la manera adecuada.
    • Un trombo que ocluya el riego sanguíneo.
    • Enfermedades que afecten a los vasos más pequeños (Enfermedad de Raynaud)

Todo esto lo podemos asemejar con una manguera al regar, si pisamos la goma o ésta se encuentra más tiesa que la mojama, será muy difícil que el agua recorra su trayecto de manera correcta.

Para poder saber si padecemos alguna de estas causas deberemos comprobar la asiduidad con la que las sufrimos, ya que en estos casos tienden a aparecer de manera recurrente sin motivo aparente, por lo que deberemos consultar con nuestro médico para ver cuál es el factor desencadenante.

Pues no es mi caso, me han hecho un chequeo hace 4 días y estoy como un roble!! ¿A qué se puede deber?

Si una vez comprobado que no sufres ningún tipo de trastorno de los antes mencionados, quizás estemos haciendo algo que nos esté afectando de alguna manera para que esto ocurra, por lo que deberemos vigilar ciertos factores que nos puedan resultar contraproducentes, e aquí algunos casos:

1-Adoptar posturas inadecuadas o prolongadas: si el problema viene ocasionado cuando permanecemos demasiado tiempo sentados o cuando realizamos posiciones en las que un contorsionista podría sentirse demasiado cómodo, quizás la cosa vaya por ahí. Lo aconsejable será colocarnos de la manera más ergonómica posible, evitando cruzar y comprimir la extremidad. También será interesante levantarnos cada cierto tiempo para estimular el riego sanguíneo (35-40 min).

pie dormido por paresestias
Típica situación en la que se duerme el pie

2-Elegir el calzado inadecuado: una de las situaciones más frecuentes que pueden causar los hormigueos en los pies es cuando utilizamos un zapato o deportivo con una horma demasiado estrecha, una media suela demasiado dura o fina que pueda originar demasiado impacto sobre las estructuras o incluso un dibujo de suela que pueda no adaptarse a nuestra forma del pie.

parestesias pies entumecidos calzado
Calzado horma y pala ancha y flexible

3-Un acordonado excesivamente compresivo o bajo: si eres de los que se aprietan las zapatillas a más no poder y a los 2 km miras hacia el suelo para saber si sigues teniendo los pies abajo, ya te digo que tu problema es que te pasas de vuelta con la tensión de tus cordones y su lazada. Al igual que ocurre con la tendinitis de los extensores, será aconsejable realizar un tipo de acordonado que libere presión al dorso del pie.

Acordonado para evitar compresión dorsal
Acordonado para evitar compresión dorsal

4-Vicios fuera!!: Se ha comprobado que las personas que abusan del consumo de tabaco como del exceso de alcohol, pueden ver afectada su sensibilidad debido a las toxinas que estos generan al organismo, produciendo un descenso en los niveles de vitaminas como pueden ser la B-12 entre otras, repercutiendo en la formación de mielina que recubre los nervios.

MUY IMPORTANTE: La cervecita post carrera no causa daños, repito, no es la culpable!!!!

5-Factores Biomecánicos y desgastes excesivos: Otro componente al que podemos achacar las parestesias es la manera de ejecución de la marcha y la carrera. Cómo hemos dicho antes, las compresiones, en este caso ocasionadas por la dinámica particular de cada uno al andar o mientras realizamos un gesto deportivo, pueden llevar al entumecimiento del pie, siendo éste todavía más acentuado en el caso de amplios desgastes en el calzado por la repetición de una mala biomecánica. En estos casos los tratamientos podológicos mediante plantillas pueden ser tu mejor aliado.

entumecimiento de pies remedios
Paciente con Metatarsalgia que refería parestesias. El dibujo de la suela junto con el desgaste de la zona acentuó los síntomas.

Ahora sí que has dado en el clavo!!!

¿Tienes algún consejo para calmar esa sensación tan incómoda? Remedios

Cómo hemos comentado anteriormente, unos hábitos saludables basados en una constante actividad física, una alimentación sana y equilibrada, evitando el consumo asiduo de bebidas alcohólicas y tabaco, va a suponer un punto a nuestro favor para paliar esos desagradables síntomas.

A parte, podemos incorporar determinadas prácticas que pueden ser beneficiosas para evitar o recuperar la sensibilidad de una manera más rápida como pueden ser:

  • El masaje de los pies puede ayudarnos a reactivar la circulación y soltar la musculatura con exceso de tensión.
  • Aplicación de frío en caso de inflamación y pesadez, y calor junto con estiramientos en el caso de musculatura contracturada.
  • Calentar los pies de manera progresiva, evitando cambios bruscos de temperatura que puedan dañar la microcirculación. Nada de meter los pies en magma líquido.
  • Utilizar calcetines fabricados en materiales con buen aislamiento térmico, como la lana merina que nos aportará calor, y que unido a otros como el poliéster o la tecnología Coolmax nos proporcionarán una correcta evacuación de la humedad.
  • Be Water my friend!!: Si tus parestesias van asociadas al estrés o la ansiedad realizar actividades que puedan relajarte como el yoga, la meditación, el boxeo o tirarte en paracaídas. Cada uno se relaja como quiere!!! La cosa es soltarlo todo.

Cómo veis las parestesias tienen un origen multifactorial, el cuál deberemos identificar para poder poner fin a sus incómodas apariciones. Si llevamos a cabo todas las valoraciones y consejos mencionados os aseguramos que sonará el despertador para evitar que vuestros pies sigan echando un no tan placentero sueño!!

Salud y Km!


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad