Hemoglobina baja: ¿tienes anemia del deportista?

Hemoglobina baja: ¿tienes anemia del deportista?

Compartir

Mucho se habla de la anemia del deportista o anemia ferropénica causada por una reducción de los niveles de hemoglobina. Sin embargo, no hay que confundirlo con la llamada “falsa anemia”. A continuación aclaramos las diferencias y te contamos todo lo que tienes que saber si eres deportista y tienes la hemoglobina baja.

Hemoglobina en deportistas

Cuando se reducen los niveles de hemoglobina por debajo de un límite crítico se produce una afectación en el transporte de oxígeno hacia los tejidos y la eliminación de CO2 por parte de estos. Eso repercute directamente en la obtención de energía, siendo una situación más contraproducente para deportistas que realizan un esfuerzo o ejercicio físico.

¿Por qué?

Pues porque cualquier deportista necesita suplir esta deficiencia en la hemoglobina y se realiza a través de un mayor trabajo del músculo cardíaco que conlleva un mayor cansancio y una recuperación más lenta tras el ejercicio.

Dado que la hemoglobina tiene una relación directa con el rendimiento físico de un deportista es importante entender cómo funciona.

Qué es la hemoglobina baja

Los glóbulos rojos se encargan de transportar el oxígeno a los tejidos, uniéndose a la hemoglobina y produciendo la energía necesaria. Por tanto, una reducción de glóbulos rojos o hemoglobina puede afectar negativamente en el rendimiento físico del deportista.

Pero no solo eso.

El hierro es fundamental en la ecuación dado que sirve para producir diferentes compuestos activos como la hemoglobina y otras enzimas. Para medir sus niveles en el organismo utilizamos la ferritina, que debe tener un nivel superior a los 35 ug/lt

Cuando los niveles de hemoglobina son normales, pero los niveles de ferritina están bajos, se produce una reducción en el rendimiento deportiva y hablaríamos de anemia funcional, que suele requerir suplementos de hierro en función de los niveles existentes.

Cuando sucede lo contrario y es la hemoglobina la que está baja, pero con niveles normales de hierro, hablamos de anemia deportiva o falsa anemia. Suele suceder en deportistas que realizan actividad aeróbica, como correr maratones, natación o ciclismo.

En la falsa anemia no existe deficiencia de hierro y muchos expertos señalan que el mecanismo que se activa en el cuerpo cuando se produce este tipo de anemia puede ser beneficioso a largo plazo dado que el organismo se adapta, aumenta el volumen plasmático en respuesta el entrenamiento crónico y se mejora el transporte de oxígeno a los tejidos finalmente.

¿Cuál es el valor normal de hemoglobina para un deportista?

Se considera una hemoglobina baja en deportistas cuando esta alcanza niveles inferiores a los habituales de la persona en cuestión.

Es, por tanto, trabajo del médico deportivo diagnosticar si realmente existe anemia del deportista en base a los niveles estándar del mismo. No existe una cifra por debajo de la cual se pueda hablar de falsa anemia.

Sin embargo, sí es cierto que niveles de hemoglobina inferiores a los 12mg/dl en mujeres o a los 14 mg/dl en hombres son síntoma de anemia.

Por tanto, a la hora de diagnosticar una hemoglobina baja y una falsa anemia será necesario realizar también un análisis del metabolismo del hierro (hierro, ferritina, transferrina e índice de saturación de transferrina) para contrastar si se trata de una anemia real o de una anemia del deportista.

Causas

Tal como ya hemos explicado, la hemoglobina baja en deportistas se produce por la hemodilución de la sangre.

Básicamente, la realización de esfuerzo físico deriva en un aumento del volumen sanguíneo que supone una mayor dilución de las células sanguíneas en más líquido. Esto se ve a través de la aparición de menores niveles de glóbulos en sangre y se puede ver en cualquier analítica de sangre estándar.

Así, además de valorar los niveles de ferritina y hemoglobina en sangre es también importante atender al nivel de hematocrito (volumen de sangre compuesto por glóbulos rojos que debe estar entre 40-54% en hombres y 38-47% en mujeres)

Por otro lado, es importante decir que la hemoglobina baja también puede ser causada por una enfermedad o afección, como cáncer, anemia aplásica, nefropatía crónica, cirrosis, hipotiroidismo, leucemia, linfoma de Hodgkin y muchas otras. De ahí que acudir al médico ante la aparición de cansancio, que es el síntoma principal, sea de vital importancia para detectar cuál es el problema (si es que lo hay).

Síntomas

Los síntomas que suelen aparecer ante una reducción de los niveles de hemoglobina están relacionados, sobre todo, con cansancio, fatiga o debilidad.

También pueden aparecer otros síntomas como respiración poco efectiva, mareos, taquicardias y aturdimientos, aunque no es lo habitual.

Tratamiento

Al contrario de lo que sucede con la anemia normal, desencadenada por bajos niveles de hierro y glóbulos rojos en sangre, no existe tratamiento para la anemia deportiva o falsa anemia.

Y hasta aquí toda la información que queríamos darte sobre la hemoglobina baja en deportistas. Si crees que puedes tener anemia del deportista lo mejor es que acudas a tu médico a solicitar una analítica de sangre completa en la que podáis ver e interpretar los distintos valores comentados en este artículo.

 


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad